domingo, 3 de agosto de 2008

Lo que no escribo nunca

Dije por ahí que hay temas que me importan, pero de los que no escribo nunca. Uno, la incapacidad para informar (y menos aún formar) a nadie en medio minuto. Dos: la legitimación que se hace del statu quo cuando das noticias con muertos y más muertos que nunca son aquí, sino en esos otros sitios subdesarrollados en los que tenemos la suerte de no vivir (dicho por una parte en serio y por otra en tono de ironía). Tres, la excarcelación de De Juana Chaos. Cuatro, el fin de semana que me he pasado oyendo burradas.

Unos se preguntan cómo es posible que salga de la cárcel. Yo me pregunto cómo es posible que entrara. Le condenaron por unos artículos que escribió en Gara -"Gallizo" y "El Escudo"-. Los he repasado de nuevo: ya lo hice cuando ingresó en prisión. Y sigo pensando lo mismo: que hay que hilar muy, muy, muy fino para ver amenazas: o eso, o que yo no sé leer.

(Y también me pregunto por qué un tío puede verter públicamente opiniones discriminatorias sobre los moros o los homosexuales y no pasa nada: ni cárcel ni multa).

Ha salido, porque ha cumplido. Y ésa es una frase jodida, porque yo la he tomado siempre como una verdad inmutable. Uno comete un delito y paga. Y, cuando paga la deuda, se va a su casa. Pasa con todos: pasa con los ladrones, pasa con los violadores, pasa con los pederastas. Y ninguno de ellos ocupa las portadas de los periódicos y las aperturas de los informativos durante dos días seguidos, aunque a mí me creen la misma alarma que un etarra en la calle.

Por esa alarma me he pasado dos días oyendo burradas: sobre el endurecimiento de las penas, para empezar (y porque no queda fino, que si no alguno habría solicitado garrote vil o la horca). La cadena perpetua efectiva -es decir, que alguien pase toda su vida en la cárcel- a mí me parece inhumana. Niega la capacidad de cambiar, la capacidad de asunción de lo hecho, la capacidad de volver a vivir de nuevo. Y se asemeja mucho, pero mucho, mucho, a la tortura. Yo la rechazaré siempre, como rechazo la pena de muerte, por la misma razón. Por exactamente la misma razón. ¿Qué delitos la merecerían? ¿Quiénes? Imaginen: un etarra que mata a una persona y un alcohólico que mata a otra. ¿No es el mismo, el delito? El resultado al menos sí: alguien ya no vive más (no comprendo demasiado bien las diferencias entre asesinato y homicidio). ¿Al etarra cadena perpetua y al alcohólico no? (A uno de mis yonkis, alcohólico, 41 entradas en la cárcel con 41 años que tenía, lo enchironaron por homicidio. Es una de las personas más dulces que he conocido nunca). No puedo averiguar dónde está el límite: ¿por qué para un etarra sí y para un violador no? Hablan de arrepentimiento y de que van a volver a delinquir. El uno y el otro, digo yo, con casi total seguridad. ¿Quién decide eso?

Y, sobre todo, ¿por qué la gente no piensa antes de lanzar sus palabras a un micrófono? Que luego la que se lo tiene que escuchar es la menda. Hartita de tó.

Imagen de la cárcel Madrid VI de Chema Tejeda.

15 comentaron:

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Enhorabuena por escribir lo que pensamos más de uno, pero que no nos atrevemos a decir para evitar el linchamiento tabernario que suscitan estos asuntos. Pero hace falta que alguien diga que el emperador va desnudo.

Una cosa que me hace gracia es la utilización del adverbio sólo referido al tiempo en prisión. "Robó en un banco y estuvo sólo cuatro años en la cárcel". ¿Saben lo eterno que es un mes sin poder salir, sabiendo que no puedes salir de los muros, que no eres libre? ¿Y un año? ¿Sólo cuatro años? Cuatro años en la cárcel es una vida destrozada.

Que lo digan quienes creen en la venganza,... vale,

pero para los que creemos en la justicia, no

Random Harvest dijo...

En esto sí que no diré nada. Porque reconozco mi incapacidad para ser tan imparcial como tú. Estoy demasiado condicionada por mi entorno y por mi tierra.

De todas formas, muy buen texto, es una reflexión buena y muy bien orientada.

alelo dijo...

Todo eso que escribes estaría muy bien si se cumplieran las penas a las que fueron condenados, tanto el etarra como el alcohólico. ¿Cómo puede nuestro sistema penintenciario reducir de 3.000 años a que fue condenado De Juana a tan sólo 21? En ese detalle es en el que se debería de hacer un gran esfuerzo político: O en hacer que se cumplan esas penas o en explicar a la gente "normal" el por qué de esas reducciones. Mientras no se explique la mayoría de la gente no entenderá que ha cumplido su pena.

Digo yo

Anónimo dijo...

Voy a pelearme contigo.
Voy a recibir, voy a sangrar
pero voy a pelearme.
Tengo que pelearme contigo, tengo
que gritar en voz alta palabrotas
que me llenan la garganta.
Crecerán en el aire de la calle,
subirán hasta los voladizos
de las buhardillas
todos las oirán.
Yo las dije. El flacucho. El triste.
Tengo que pelearme
rodar por el suelo contigo, íntimamente
abrazados por la rabia.
Tengo que a puntapiés
herirte en el escroto.
Poco importa que tú me des el doble.
Poco importa que me destroces.
No llamaré a mi hermano para socorrerme.
Quiero ser el perdedor
que le gana al miedo.

Carlos Drummond

....
Cadenas, sí: cadenas de sangre necesita.
Hierros venenosos, cálidos, sanguíneos eslabones,
nudos que no rechacen a los nudos siguientes
humanamente atados.Miguel Hernàndez
...
EL HOMBRE ACECHA
(1937-1939)

Luc, Tupp and Cool dijo...

Viajera, mira que me cae mal el De Juana Chaos, y mira que le considero un asesino de lo más execrable.

Pero, si cumplió la pena, pues cumplió la pena.

La pena no se impone por "venganza", sino para el proteger el bien común, respetando, en la medida de lo posible, los derechos del delincuente. Eso es lo que nos separa del "ojo por ojo y diente por diente".

Se puede estar en contra de la reducción de penas ante determinados delitos. No digo que no. Pero lo que no se puede (más bien, no se debe) es pedir que se hagan excepciones.

Los viajes que no hice dijo...

Puntos de vista, de nada. Yo sí lo he podido hablar, con alguna gente. Con otros no me molesto. No por lo que vayan a pensar –yo también pienso que son lerdos y que no tienen opinión más allá de la que les marca cierta tendencia ideológica, por mucho que se digan de izquierdas, que ésa es otra–, sino porque me supone demasiado esfuerzo. Por la misma razón tampoco pensaba publicarlo: me temía no sé cuántos mensajes poniéndome a parir y tener que contestar y… Un coñazo, vamos, porque yo a estas alturas no estoy para educar a nadie, que la gente es muy mayorcita ya y sabe a quién y qué sirve. A mí todo tiempo en prisión me parece demasiado. Será porque a mí, también, las paredes se me caen encima…

Random, pues mira que me interesaría saber tu opinión sobre estos temas, por lo del entorno y la tierra…

Alelo, vamos a ver: las penas se cumplen. Íntegras. Ése es el fallo. El sistema penitenciario español –y el de otras muchas partes del mundo– se basa en la redención. Te asignan una pena, pero por buen comportamiento, por estudios y por una serie de cosas más, la pena se reduce. Es un derecho, lo mismo que un juicio justo o el ser iguales ante la ley. Y sólo puedes estar un máximo de años en la cárcel (creo que eran treinta, no sé si lo subieron). El porqué de esas reducciones es simple: la función de la cárcel es reinsertar (o insertar, porque no sé cómo se reinserta alguien que no ha estado nunca insertado). Un algo así como: has hecho algo malo pero vamos a intentar que no lo vuelvas a hacer. Nadie puede cumplir 3000 años de condena, entre otras cosas porque no va a vivir tanto tiempo: cuando se condena a esos años, se condena a cadena perpetua. Es decir, te aplican una pena, la pena se reduce por buen comportamiento, pagas y sales de la cárcel. Cumples la pena que te corresponde por el delito que hayas cometido. Porque la pena que te asignan, en un principio, es la que te deben asignar, pero sin tener en cuenta tu capacidad de arrepentimiento y la redención. Y en lo de “tan sólo” 21… ¿Te parecen pocos veintiún años? Yo tengo 32: son las dos terceras partes de mi vida… A mí me parece una burrada, la verdad. No creo que haya que hacer un esfuerzo político en explicarle a la gente por qué una persona no puede estar 3000 años en la cárcel, ni toda su vida. Es inhumano.

Podemos pensar, también, que no salen arrepentidos y que van a volver a matar o a ordenar a otros que maten. Pero no se puede detener a alguien por un delito que no ha cometido (estaríamos TODOS en la cárcel, por lo que pudiera pasar). Es el mismo discurso que la guerra preventiva de Irak.

Anónimo, gracias por el puñetazo en el cráneo, que diría Kafka. Aunque no entienda el sentido que imprimes…

Tupp, eso era lo que yo quería decir. Asesino es: ha matado a 25 personas. No creo que eso admita ninguna duda. Pero yo lo que me planteo es ante qué delitos... Yo tengo muy claros cuáles serían "los míos": maltratadores, delincuentes sexuales -pederastas incluidos- y asesinos. Pero en lo del asesinato también hay grados: la diferenciación entre asesinato y homicidio que recoge el código penal... Por eso a mí se me hace complicado pensar en qué delito exigiría una prisión perpetua efectiva (que me parece inhumana, vuelvo a repetir). Y ¿por qué a unos sí y a otros no, cuando el sistema se basa en la redención? ¿Por qué unos sí tienen oportunidad de redimirse y otros no? Es complicado: ¿quién puede averiguar eso?

Luc, Tupp and Cool dijo...

¿Quién puede averiguar eso? La sensibilidad social de cada época, me temo.

Te voy a transcribir un párrafo de un autor que sé que te gusta:

“...En política, querido mío, y vos lo sabéis tan bien como yo, no hay hombres, sino ideas; no sentimientos, sino intereses; en política no se mata a un hombre, sino se allana un obstáculo…”

Lo dice el Señor Noirtier, uno de los personajes “positivos”, podríamos llamarle así, de “El Conde de Montecristo”, hablando sobre la muerte de un “realista” a manos de un bonapartista.

Por supuesto, no lo comparto, en absoluto. Como tampoco comparto otras muchas ideas que se deslizan en el libro, y otras de las que se hace eco el autor (ya hablamos de eso una vez).

Sólo hay que leer la Biblia, para ver cómo se justifica determinado tipo de violencia y ciertos magnicidios.

Busca tú misma textos de nuestro Siglo de Oro, en los que se exige la muerte de una mujer por motivos de honra, y compáralo con lo que se opina ahora contra los asesinatos de género.

Con eso, sólo quiero decir que la sociedad nunca enjuicia la muerte de alguien a manos de otro, en abstracto. Siempre enjuicia las muertes en función de en qué contexto se producen, o el valor que concede a las víctimas.

Hoy asustan más las muertes de niños. Pero en otra época, un niño valía menos que un hombre (los sistemas de seguro y de indemnización aún lo valoran así), porque es menos productivo. Y matar un niño podía estar menos castigado que matar a un adulto.

¡Matar a un ruiseñor! Sí. Buena película. Pero las cosas van por donde van.

Quien dice asesinato u homicidio, dice otros delitos.

Los viajes que no hice dijo...

Cierto, Tupp: por eso mejor no meneallo. ¿Que el sistema no funciona? Nos ha jodío: claro que no funciona. Pero ni en esto ni en tantas otras cosas (podemos mandar sondas a Marte, pero no hacer que la gente no se muera de hambre, por ejemplo).

Tengo pendiente un ensayo de Foucault sobre estos temas desde hace siglos...

glauka dijo...

A ver, por partes:
1) A Juana Chaos no lo encarcelaron por escribir artículos en prensa, no: lo encarcerlaron porque asesinó a 25 personas. 25 personas, repito.

2) El que matare a otro será castigado, como reo de homicidio ... será asesinato si concurren alguna de las circunstancias siguientes:
Con alevosía.
Por precio, recompensa o promesa.
Con ensañamiento, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor del ofendido.

Creo que es fácil distinguir, pero pondremos un ejemplo práctico: conductor borracho que atropella a una señora y ésta, muere: Homicidio.
Mujer que asalta a untranseunte y le clava un cuchilo y lo retuerce varias veces hasta lograr su muerte: asesinato.

3) Dices que ha salido y ha cumplido. Y punto. Y es verdad, absoutamente verdad. El problema está en que se decide si ha cumplido o no por los humanos ya que son estos los que dictan la ley que decide si ha cmplido o no ha cumplido, asique, el término "cumplir" es de un relativo que asusta. Y lo que pasa es que actualmente los humanos han endurecido las leyes (a mi juicio más que correctamente) de forma que alguien que ha asesinado a 25 personas no salga a los 20 años, por ejemplo, poruqe, a juicio de los humanos a día de hoy, no ha cumplido. El problema es que con la irretroactividad de las leyes penales, resulta que el término "cumplir" está siendo aplicado tal y como se entendía antes de 1980 ...

4) Naturalmente que preocupa que sagla un pederastra o un violador a la calle, claro que sí. Pero sabes tan bien como cualquiera que esos sujetos son enfermos mentales de alguna manera, y un etarra es un tipo sin moral ni capacidad sensorial alguna. Es una puta piedra lanzada, únicamente vive para asesinar. Eso es lo más deleznable de su situación, más allá del delito que ha cometido, que es repulsivo (en el caso de Juana los delitos, en plural) no son nada comparado con la frialdad con que aún puede justificar su comisión, con el continuar cometiendo delitos en cuanto pueda, con el ensañamiento permanente en cada celebración posterior a un acto terrorista, con cada juerga a costa de los familiares de las víctimas. Eso, para mí, es otro delito, enmarcable incluso en la falta de humanidad, y mira, si no se es humano, tal veaz no deba tratar como humano a quien no lo es.

5) Dices que la cadena perpetua niega la capacidad de cambiar ... ¿ha cambiado? el ordenamiento juridico tiene en cuenta la reinserción (cnsecuencia del cambio del que hablas) y este sujeto ifame no ha aceptado ninguna de las posibilidades que se le ofertaron. Ni un año hace de aquel follón tremendo que armó el SOE jugand con la normativa a su antojo apra disculpar un trueque que finalmente fue Juana el que rechazo, manda huevos. ANtes de dicho trueque únicamente tenía uqe haber estampado su firma bajo una declaración de arrepentimiento y mira, el tuvo los cojones que no tuvo el gobierno: se negó. No se arrepiente, asique no firma. Háblame otra vez de la capacidad de cambiar, anda.

6)DIces: un etarra que mata a una persona y un alcohólico que mata a otra. ¿No es el mismo, el delito? PUes no, no es el mismo delito, en absoluto. Es más, me extraña sobremanera que a ti te lo parezca. El alcohol es un atenuante ya que las personas bajo los efectos de drogas o alcohol no controlan lo que hacen, por ejemplo. El etarra vive por/para asesinar, disfruta asesinado, es feliz sabiendo que ha asesinado.

7) Eso sí, totalmente de acuerdo con:" ¿por qué la gente no piensa antes de lanzar sus palabras a un micrófono? Que luego la que se lo tiene que escuchar es la menda."
Las informaciónes que circulan suelen ser recortadísimas, limitadísimas, falsas incluso, los periodistas se leen por encima un resumen de cualquier panfleto y se lanzan a gritarlo en la radio o en la televisión, cagándola sin parar, y claro, luego la gente que les escucha, que suelen ser por miles, creen cierta esa información deficiente y a ver quien es el guapo que les explica la verdad ... tremendo.

Ricardo Colomer dijo...

Y para colmo, algún medio de comunicación se ha pasado los últimos días descontando -señores quedan cinco, señores, quedan cuatros, señores, quedan tres días para que De Juana salga en libertad.
Si no nos gustan las leyes, ni las reducciones de condenas o los beneficios carcelarios, cambiemos el sistema, pero mientras la cosa sea como es en estos momentos, el 'Tipejo' este, está donde debe estar....más que nos pese.

Un beso

Los viajes que no hice dijo...

Por partes también, Glauka. A De Juana Chaos SÍ lo han encarcelado por escribir artículos en prensa. Esta última condena fue por eso. Porque el juez Fernando Grande-Marlaska, de la Audiencia Nacional, vio “amenazas veladas” en los dos artículos que señalo antes. Le condenaron, por esos dos artículos, a doce años y medio de cárcel. Artículos de los que yo pienso que hay que hilar muy fino para ver amenazas, ni veladas ni sin velar. Pero ésa es otra cuestión.

2) Entiendo la diferencia entre asesinato y homicidio: la diferencia “formal” o “penal”. Pero el resultado sigue siendo el mismo: un plato menos en la mesa y una ausencia más. Y eso duele igual sea lo que sea que decidan los jueces.

3) Se decide que cumple “por los humanos”. Claro, nos ha jodío: hemos sido nosotros (que levante la mano aquél) quienes hemos creado el sistema: imperfecto, perverso, jodido y demoledor, pero sistema. Pero es que los delitos se juzgan según el Código Penal que imperare (qué judicial m’a quedao) en el momento en que se cumple el delito. Es otra de las reglas del sistema.

4) ¿Tú crees que preocupa tanto que salga un violador o un pederasta? De violadores podríamos recordar alguno: ¿cuántos casos de pederastas que hayan salido a la calle puedes nombrar? ¿Han ocupado durante días las portadas y las aperturas de los medios de comunicación? No. La respuesta es no. A mí me importa una mierda que sean enfermos mentales, que no se exciten sexualmente con el sexo tal y como se ha practicado de manera más o menos tradicional o que se la machaquen con papel de fumar. Me importa una mierda, porque, si me importara, estaría comprendiéndolos y justificándolos y me niego a hacer tal cosa. Lo mismo que me importan una mierda los problemas mentales que tenga un maltratador o su machismo interiorizado. También puedo pensar que los etarras tienen el cerebro comido por no sé qué ideologías. Para ti o para mí pueden ser máquinas de matar. Para ellos mismos, están manteniendo una lucha armada con acciones de presión para convencer de sus reivindicaciones a un Estado fascista y opresor (o a dos, si contamos con Francia). No voy a justificar nada de eso. No voy a decir: “pobrecito, es que tiene que violar a niños porque si no, no se corre: es que el pobre es un enfermo mental”. Ni voy a decir: “joder, pobres etarras, que no tienen una Euskal Herria una grande y libre y por eso se ven impelidos a matar”. En ciertos casos, no me importan las causas.

Y ya sé que no se arrepienten y que celebran cada muerte con champán. Pero la causa es que no se puede detener a alguien, ni condenarlo, porque va a salir de la cárcel y va a matar. Aunque sepas que va a salir de la cárcel y va a matar (o va a violar o va a incumplir una orden de alejamiento y matará a su mujer). No se puede juzgar a alguien por un delito que no ha cometido. No es tan difícil de entender.

5) Para mí la cadena perpetua efectiva sí niega la capacidad de cambiar. Este sujeto infame vio cómo se reducía su condena “por buen comportamiento y por la consecución de títulos universitarios”. Yo no creo que este tío vaya a cambiar porque está convencido de que tiene la razón: si lees los artículos, lo escribe en uno de ellos: que les acompaña la razón. Una razón tan razonable como aquélla a la que apelaba el señor Adolf Hitler. Y es que lo de la razón, como concepto filosófico, ha hecho mucho daño a lo largo de la Historia. Lo que digo es que el sistema penitenciario se basa en la idea de redención. Aunque esa redención no exista jamás.

6) No he dicho que el etarra y el alcohólico cometan el mismo delito: he dicho que el resultado del delito es el mismo: un plato menos en la mesa y una ausencia más. Vamos, hablando en plata. Yo a ciertas personas las cogía, las mataba y luego decía la verdad: que se cayó por las escaleras. Pero el caso es que la idea central que me trasciende, por mucho que me hablen las tripas, es que estoy en contra del terrorismo: de cualquier terrorismo y, sobre todo, del terrorismo de Estado, por lo que tiene de preeminencia del poder. Así que una cosa es lo que yo haría con un violador, es un poner, y otra cosa lo que pienso que SE DEBE hacer.

7) Y en cuanto a las declaraciones, me refería a las declaraciones de cualquier político, que me las he tenido que tragar dobladísimas estos dos días. Pero en el resto de lo que dices, de informaciones recortadas, estoy completamente de acuerdo: yo tengo que contar una noticia nacional y otra internacional en un minuto en cualquier boletín. Imagínate: medio minuto para cada una. Así no hay quien informe de nada… Y es tremendo, ciertamente.

Ricardo, como si fuera la salida de cualquier cohete al espacio… Lo que me pregunto es cómo se podría cambiar el sistema que, en cualquier caso (y es una putada, con según qué gente, y haríamos excepciones y todo lo que tú quieras) tiene que ser humanitario y tiene que salvaguardar unos derechos. Y eso, creo yo, debe ser inamovible.

princesadehojalata dijo...

Desde Pamplona, de cerca: respecto a lo que dice Glauka en 1 quería comentar algo. El problema con De juana Chaos, ese sujeto infame como muy bien dice losviajesquenohice, es que con esta última condena se intentó paliar el "déficit" producido en su anterior condena. Debido a la legislatura vigente en aquel momento, cuando fue condenado por asesinar a 25 personas pasó menos tiempo en la cárcel del que hubiera pasado ahora tras el endurecimiento de las condenas. Es decir, se intentó corregir un "error" (error entre comillas, porque se cumplió la ley que afortunadamente en mi opinión, después se cambió) produciendo otro error. Se le condenó ahora por lo que había hecho antes. Si queremos que un estado de derecho lo sea es importante decir esto, por más que de las entrañas nos salga decir otras cosas.
Buf, ha sido difícil escribir esto, espero haberme explicado.

Los viajes que no hice dijo...

Ya, Princesa, si sé que se intentó corregir un error. Pero lo que tampoco se puede hacer un Estado cuyos representantes están todo el día diciendo que es un Estado de Derechos es buscar los tres pies al gato para condenar a un tío por dos artículos en los que hay que mirar con lupa para ver amenazas. Y meterle TRES AÑOS en la cárcel por eso. (Releo tu respuesta otra vez y veo que eso era lo que querías decir tú. Sí: por más que de las entrañas nos salga decir otra cosa).

alelo dijo...

Creo que no me expliqué bien en el comentario que hice. No critico que él esté “sólo” 21 años en la cárcel, porque 21 años son como tu señalas dos terceras partes de una vida (una vida, por cierto, que sus víctimas no tendrán). Lo que no entiendo es por qué se condena a una persona a una serie de años, disparatada cifra, si no se pueden cumplir. El sistema falla ahí. Te condeno a 3.000 años (¿?) pero no te preocupes que eso no vale para nada… dentro de unos cuantos años te suelto. No tiene sentido.


Y claro que De Juana ha cumplido. Conforme a la legislación vigente en el momento de su condena ha cumplido. Si hoy le hubieran juzgado habría cumplido íntegramente el máximo permitido. Es decir, estaría en la cárcel hasta los 30 años.

Lo de la guerra de Irak no lo he entendido en el contexto de De Juana.

Los viajes que no hice dijo...

Ya entendí todo.
Lo de la guerra de Irak es, simplemente, una comparación. No se puede hacer una guerra "por lo que pueda pasar" (se acuñó el concepto de "guerra preventiva", que todavía estoy intentando que me expliquen) y que no se puede encarcelar a alguien "porque va a salir y va a volver a matar".