martes, 5 de agosto de 2008

Ellos

Ayer estuve cenando con quien es mi territorio, mi orientación y mi cordura y otra mujer de 20 años. Hablando de hombres. Esos completos desconocidos. Con lo de la amistad entre los dos sexos ocurre lo mismo que con la religión: es cuestión de fe y hay quien piensa que es imposible. Nunca me había parado a pensar en el papel que podrían haber desempeñado mis dos hermanos (varones) en el hecho de que yo haya tenido amigos siempre, pero ayer me di cuenta -cuando ellas dos dijeron que, con hermanos, era más fácil- de que yo salía siempre con ellos y sus amigos cuando era pequeña -una pandilla de once tíos en la que sólo estábamos dos chicas- y luego fue fácil incorporar a otros a mi vida, en el instituto, en la Facultad, en los trabajos.


Jamás he notado diferencias. Por supuesto, circulan un sinfín de estereotipos por ahí: que son más simples, que no saben expresarse, que no cuentan lo que les ocurre, que no lloran, que son menos cariñosos y no sé cuántas cosas más (además de que crean lazos de amistad más fuertes que los de las mujeres: cosa rara que también se diga eso cuando se mantiene que no hablan ni intiman). Y ayer, hablando de hombres, me di cuenta de que sólo puedo hablar de los míos, que son unos cuantos, pero no de generalidades. Ni sé qué significa "entender a los hombres", ni pienso que seamos tan distintos -más allá de la prevalencia que, sobre la mujer, tienen grabada a fuego por los siglos de los siglos: pero también varias de las mujeres que conozco, porque el machismo se interioriza- ni que sea tan complicada la comunicación, ni que al resto le parezcan otro mundo o bichos raros.

Yo tuve esa suerte, dijeron ayer, la de tener dos hermanos varones; y otra más: que nunca me había comido una rosca hasta hace bien poco, así que no existía tensión sexual, no planteaba una relación con un chico en términos de "posible-pareja" o "posible-rollete" y me acercaba a ellos, y me sigo acercando, como si se llamaran María o Carmen. No sé qué es "el punto de vista masculino": necesito comentar lo que me pasa con Alfredo, por ejemplo: pero porque es Alfredo: no porque sea un tío. Y lo mismo me ocurre con ocho o nueve más: no busco una visión que no me puedan dar mis amigas: busco su visión: la de unos cuantos muy concretos con nombre y apellidos que por esas casualidades de la vida resulta que son hombres.

Lo que me sigo preguntando es por qué a algunas les resulta tan difícil. Y por qué muchos mantienen que no es posible.

Imagen de Voodoo Plastik.

14 comentaron:

Ricardo Colomer dijo...

Todos somos personas y no seremos seres totalmente evolucionados hasta que eso no sea una normalidad total, per-so-nas y no hombres o mujeres.

Aaaah, y yo lloro por cualquier cosa.

Un besazo

Luc, Tupp and Cool dijo...

Las personas te gustan (o te disgustan o te la refanflinflan) cuando las conoces, sean hombres o sean mujeres. Al menos, a mí me pasa eso.

Yo creo, porque la siento y he podido comprobarla a mi alrededor, en la amistad entre las personas, independientemente del sexo a que pertenezcan. Creo que hay grandes amigos, grandes amigas y grandes amigo-amiga.

La atracción física no tiene nada que ver con eso, aunque a veces pueda coincidir.

point of view dijo...

Cuando se es un bicho raro, no se debe ni generalizar ni dar consejos. Pero creo que algunos de los estereotipos de los varones que tú apuntas son ciertos. L son no por naturaleza sino por educación. nos educan para que no lloremos, para que no expresemos lo que sentimos y es muy difícil intimar porque nos han dado el papel de "malote" - esos que ligan mogollón y que la inmensa mayoría de las tías están locas por ellos aunque les den mala vida- y los malotes desatan pasiones, son apasionados pero no sienten melancolía ni emoción.

Además, es muy difícil ser un varón diferente. Si muestras tus sentimientos eras tachado de débil y hace unos años te puedes imaginar cuál era el apelativo.

¿Es posible la amistad? Claro,yo tengo amigos y amigas con los que me une una amistad profunda y podría decir que son personas a las que QUIERO. Yo creo que los varones y las mujeres acabaremos confluyendo en un paraíso en el que seremos personas y donde las relaciones perderán tanta estupidez de la tradición judeo-cristiana que llevamos siglos arrastrando.

Por cierto no es que sean más simples y no sepan expresarse, es que leen menos (y muchos leen MARCA) y así...

princesadehojalata dijo...

Mis mejores amigos son hombres, siempre me ha gustado rodearme de ellos. No tengo hermanos, no hubo chicos en mi clase hasta COU y siempre ha despertado mi curiosidad y otros instintos más bajos (por qué se dice bajos?). En fin. Que eso.
Besos!

Arwen dijo...

Los que dicen que es imposible, seguramente, se enamoraron de sus amigos del sexo contrario, o se enamoraron de ellos, y ya, pues no se arriesgan.
Y estoy de acuerdo contigo en que les cuento lo que sea a mis amigos chicos por ser quienes son, no por ser hombres.

FLaC dijo...

YO creo que es cuestión de approach, o sea, de enfoque... teniendo la mente un poquitín abierta es muy muy posible ser amigo de personas del otro. Que triste debe ser el mundo para quien solo tiene amigos de un sexo, se está dejando atrás a medio mundo!!!!

Anónimo dijo...

Me pregunto si es posible mantener una amistad con una persona del sexo opuesto sin que una de las dos partes sufra. Siempre he pensado que era algo completamente viable,sin embargo hoy especialmente paro a dudarlo cuando me toca de cerca.

Claro está que una relacion de amistad hombre-mujer es difícil, puesto que no solo entran en juego los sentimientos, sino también las hormonas.Es algo natural e inevitable del ser humano. Aún asi, en mi opinión,es totalmente viable dependiendo de la situación.

hoy sin verso.

Random Harvest dijo...

No lo sé, yo la única vez que lo he intentado en serio salí bastante malparada.

Lo que sí te aseguro es que el tener hermanos chicos (chico de hombre, no de pequeño ;) ) ayuda mucho.

:)

Los viajes que no hice dijo...

Ricardo, pero es que para eso hace falta mucho. No hay más que ver la discriminación que sufre la mujer en el mundo Occidental (porque en el que no es Occidental la situación es sangrante). No me llores tanto. Besos.

Tupp, a mí también me pasa. Y no he sentido ninguna clase de atracción por ninguno de mis amigos... hasta la fecha. Por quienes la he sentido, no eran amigos: eran un híbrido entre un colega íntimo y un revoltijo de sensaciones...

Puntos de vista, ¿por qué eres un bicho raro? Estoy de acuerdo en lo de "ésos que ligan mogollón y que la inmensa mayoría de las tías están locas por ellos aunque les den mala vida": pero es un defecto de fabricación. Una amiga mía me lo decía hace un par de jornadas: "Éste no es lo suficientemente capullo para mí, ya sabes". Y es una pena que te guste esa clase de gente difícil o jodida. No sé si los hombres y las mujeres acabaremos en un paraíso: yo veo una regresión entre la gente joven inaudita que me asusta sobremanera.

Princesa, pues debes de ser una excepción a este grupo de tres personas que no han tenido hermanos y que piensan que son bichos raros. No sé por qué se dice instintos bajos: deberían ser medios, porque no son las partes bajas: las partes bajas son los pies.

Arwen, pues sí, tienes razón.

FLaC, como decía Galeano, "vuela torcida la humanidad, pájaro de un ala sola".

Anónimo, sí es posible... Supongo que si alguien sufre (o los dos) es porque quiere algo más que la otra persona no está dispuesta a dar (y no te estoy hablando de una relación "amorosa", puede ser algo tan simple como su nombre de pila). Si te toca de cerca y te hace sufrir, tienes dos opciones: ser completamente sincero e intentar recuperar una relación que supongo que empezó bien y olvidarte. Y si la has hecho sufrir a ella (o a él, que no sé si eres hombre o mujer), pues lo mismo. Hay unos versos de Mario Benedetti que podrían venirle bien a esto: "Lovers go home", se llama el poema. Te lo regalo. A lo mejor así algún día me dices quién demonios eres (aunque lo más seguro es que no te conozca de nada).

Random, porque también se mezclaron más cosas. Entre otras cosas, lo que siempre se mezcla: el carácter de la otra persona. Ya sabes, también, lo malparada que salí yo con el último al que traté como un amigo. Pero así son las cosas: se juega y a veces se gana y a veces se pierde. Y cuando se pierde, te hieren. Es una putada, pero es lo que hay.

Adela dijo...

Yo sí creo en la amistad hombre-mujer.

Tengo la suerte de disfrutarla, aunque a veces haya confundido, o mezclado, o me haya dejado llevar.

Tengo amigos con los que nunca ha habido nada, y amigos con los que sí... Pero siguen siendo amigos, ante todo, grandes personas.

De eso se trata, como muy bien dices, independientemente del sexo, hay una mente, un humor, una inteligencia, una simplicidad... Que buscas en un momento u otro, que te gusta, que te apetece, que necesitas... Que quieres en tu vida.

Los viajes que no hice dijo...

Adela y de qué manera a veces... Un día, hablando con un amigo mío, que acababa de dejarlo con su novia, le dije: "Si es que soy la mujer de tu vida". Ahora va a ser padre. Pero sigo siendo la mujer de su vida: la que permanece cuando las otras se van.

Alfredo dijo...

He empezado a escribir cuarenta veces, y cuarenta veces lo he borrado. Ya sabes que la palabra no es lo mio, y menos aún, siendo escrita pero lo intentaré.

Desde luego creo que no tiene nada que ver la amistad con el sexo (de genero, no de acto). Tengo amigas muy buenas con las que trato sin pensar si son chicas o chicos. Simplemente no te das ni cuenta. Ahora bien, nunca seremos iguales. Yo con mis amigotes puedo mear a la vez en un mismo cubo, con mis amigotas, pues no...

Prefiero las chicas. Siempre las he preferido, siempre me he llevado mejor con ellas, pero nunca me ha dado por pensar la causa. Quizás dan algo más que los chicos no te pueden dar.

Al final todo es igual, ya sea hombre o mujer, pero hay un "puntito" que toda mujer da a una relación (ya sea amistad o cualquier otra) que es el elemento diferenciador que a mi me encanta. A ver, hablas de sexo (este sí de guarreteo) con un amigo al final acabas haciendo el "bestia", pero si lo haces con una amiga, aunque hagas el mismo "bestia" acaba siendo más divertido.

Vamos, que me he vuelto a liar. Que sabes que te quiero mucho! ea

Alfredo dijo...

¡Por cierto! Has aprovechado a escribir lo de de Juana cuando yo estaba de vacaciones... He contado hasta diez mil y no haré comentarios...

Los viajes que no hice dijo...

Alfredo, pues a mí me gusta mucho cómo escribes. Lo de mear en el cubo, a lo mejor un día lo probamos: te voy a decir una técnica para que puedas hacerlo también con ellas. xD Yo prefería los chicos antes. Luego comencé a preferir a las mujeres. O a darme cuenta de lo importante que son las mujeres en mi vida, más bien. Y ahora me quedo con todos, pero sólo con, ya lo he dicho, los que tienen nombre y apellidos. A mí también me gusta hablar de sexo de guarreteo contigo. Y te quiero. Mucho. Ea.

Sobre lo de De Juana: ya sabes, soy una roja de mierda... Sigue contando, sigue contando... xD