sábado, 16 de agosto de 2008

En la retina

He visto a un yonki meterse aire en las venas; alguna bronca callejera; tres cigüeñas bailando para mí durante un día de resaca; tres países distintos y aquí al lado; una flor de jara en los caminos; la niebla menos veces de la que me gustaría; un cadáver de un hombre al que no conocí; las lágrimas de mis mejores amigas (de ellos, no); varias piedras volando en dirección a mi cabeza; tres pieles que se hicieron mías un ratito; muchos paisajes que ya no recuerdo; alguna paliza; una cárcel asfixiante (como lo son todas); un juicio con la primera absolución en 41 años; un cangrejo con las pinzas de oro. He visto un atardecer en el mar y, en el mismo mar, una luna de plata y a decenas de inmigrantes llegar a las costas de Motril muertos de hambre, de sed y de frío mientras un montón de curiosos los miraban. He visto, y vuelvo a ver, a niños metidos en contenedores de basura buscando algo que comer entre los desperdicios. He visto a una mujer con la cabeza abierta por una paliza que le había dado su ex marido con una barra de hierro. Tenía cara de no haber roto nunca un plato, el hijoputa, y una orden de alejamiento que, por supuesto, no cumplió.


Intento recordar. Dicen que el ojo es el órgano más importante porque registra el 85 por ciento de la información que llega al cerebro.

A veces preferiría mirar sin ver.


Imagen de una niña buscando en la basura de Jordi Escarrà.


9 comentaron:

FLaC dijo...

A veces no es que lo prefieras. A veces es necesario y obligatorio mirar sin ver para poder seguir adelante.

Por cierto, de forma más lúdica: he dejado un comentario en cierto texto del 8 de agosto...

Arwen dijo...

sí.

Ricardo Colomer dijo...

Eso es lo que le pasa a la sociedad, que hay veces, la gran mayoría, que mira y mira apartando el visillo de la ventana, pero hace con que no ve nada.

Adela dijo...

... Pero todo lo que ves es lo que te hace ser quien eres...

Yo no consigo ese velo con el que VEO a muchos, ni sé jugar a la gallinita ciega...

Aunque duela, aunque odies lo que ves... Cuanto más se vea, mejor...

Con los ojos, y con la intuición del alma...

Suntzu dijo...

Y yo. Hay cosas que duelen demasiado. Pero bueno, tampoco es cuestión de ir ciegos por la vida. Mejor ver, aunque duela.

Anónimo dijo...

Por mas que veas comportamientos en los humanos que no sepas comprender, ellos siempre te daran una explicación, hasta el mas loco y el menos humano obra pebsando que tiene SU RAZON, y así es.
El mundo es así.
Luego estan los que piensan que muchas cosas irian mejor si se ayudara a cambiar esas cosas que nos parecen horribles.
Intentar cambiar el comportamiento de una persona es alegal, solo las circustancias ambientales lo consiguen, y a ve3ces ni eso.
Pero no cierres los ojos, la vida es bonita y horrible, vive, siempre vive y ayuda a vivir a la jente cercana a ti.
ASI QUE CUENTA TUS VIVENCIAS.
Gracias.
Marilo

Anónimo dijo...

Perdona, por ser impulsiva e sembrao una "jente" vergonzosa, quise decir "gente"

Anónimo dijo...

Dame, llama invisible, espada fría,
tu persistente cólera,
para acabar con todo,
oh mundo seco,
oh mundo desangrado,
para acabar con todo.

...

Octavio Paz.

Los viajes que no hice dijo...

FLaC, leído y emocionada me hallo cada vez que lo leo. Se mira, se ve, se sigue adelante...

Arwen, supongo que sí porque tú has visto algunas de las mismas cosas que yo.

Ricardo, o ven pero tampoco hacen nada...

Adela, la intuición puede ver cosas que los ojos no, cierto.

Suntzu aunque yo hay cosas que preferiría no ver.

Mariló, estoy de acuerdo. Tampoco podría taparme los ojos.

Anónimo, te echaba de menos (¿y por qué tengo la impresión de que no me eres ajeno?)