martes, 17 de junio de 2008

Pérdidas

No nos enseñan a eso. A aguantar el dolor, a expresarlo, a que nos dejemos horadar sin sentirnos ridículos, cuál es la mejor manera de soportar el duelo. Crecemos sin conciencia de muerte o enfermedad, sin comprender que son azarosas y llegan cuando quieren y que las pérdidas no se curan nunca. Jamás. Se vive, claro que se vive, y el tiempo pasa, y te ríes y sigues amando y trabajas y comes y disfrutas de los amigos y, de cuando en cuando -una fecha, una canción, cualquier cosa-, te deja sin aire unos segundos y luego vuelves: te tomas un vino, haces planes, te rascas, conciertas una cita, escribes, abrazas, continúas.

Con él no pudo Auschwitz, pero sí un cáncer y la persona a la que querría abrazar está a dos mil kilómetros de mí. A diez mil más hay otro, al que los médicos le vuelven poco razonable y ya está viejo para cambiar. Acaba de morir un amigo muy querido de dos hombres a los que respeto. Uno de los míos se come sus propias plaquetas. A otra le inyectan morfina en la médula, a ver si se le pasan los dolores que tiene desde hace ocho años. Son los cercanos. En el tiempo, digo. Antes hubo accidentes de coche, suicidios, sida y otras muertes.

Y siempre es lo mismo. Todas las noticias nos cogen por sorpresa.


Imagen de Flickr.

6 comentaron:

Adela dijo...

Deberían enseñarnos, a los humanos, a asumir mucho mejor nuestra finitud...

A veces tengo la sensación de que cada día que sobrevivimos (ya no digo cada día que no nos pasa nada...)es un milagro.

Ánimo.

Random Harvest dijo...

Vaya por Dios, lo siento mucho.

Ánimo, que la tristeza siempre pasa. A veces me arrepiento de que seamos seres humanos y tengamos racionalidad. Sin ella no existe el sufrimiento.

:) Un abrazo.

Pupe dijo...

Desde luego nadie es inmune. Ya me contarás.
Te quiero.

Los viajes que no hice dijo...

Adela, últimamente tengo yo también esa sensación. De que todos los días son una supervivencia. Ya lo dicen algunos: "Donde está el cuerpo, está el peligro".

Random, ¿tú crees que sin racionalidad no existe el sufrimiento? Y yo que pensaba que siendo "mentales" y fríos no se sufría...

Pupe, ya te contaré. Eso y la cena teatral...

Random Harvest dijo...

Te contesto tarde al comentario.

Ser racional no conlleva necesariamente ser frío. Cuando alguien se pasa de racional sí que suele darse la frialdad.

Yo me refería a que si no fuéramos capaces de entender conceptos (de ahí lo de "racionalidad") no sufriríamos. Nuestra propia inteligencia nos da lo mejor y lo peor de la vida.

Los viajes que no hice dijo...

Ah, pues eso me gusta, esa reflexión sobre lo de entender conceptos y la racionalidad...