domingo, 11 de mayo de 2008

Incomprensión

Necesito escribir lo que me pasa y perder el tiempo delante de un papel. Ahora reconozco a la yo que era yo cuando me leo. Tampoco ha cambiado tanto. Alguna convicción más: cierta seguridad en lo que hago y en cómo y en por qué, y lo que cuesta todo eso. Algún plan que vuelve a posponerse, hasta que lleguen tiempos mejores. Algún bufido de más.



Se ha de vivir con una venda, para que no te derrote la incomprensión del mundo. Se me escapa el sistema económico que permite que muera una persona cada tres segundos. Se me escapa la rueda del mercado laboral, que compra inteligencias y esfuerzos a cambio de cerrilidad y de silencio. Se me escapan los métodos de producción que no dejan claro qué producimos ni para quién y menos aún qué compramos, ni dónde metemos nuestro dinero, ni por qué lo que se vende (desde los libros a las películas, desde la cultura hasta la moda) es tan alienante. También se me escapan las relaciones internacionales, la inmigración (que siempre es vista desde el ellos y el nosotros y el miedo y el desconocimiento y los discursos de una clase política que se la coge con papel de fumar), la Bolsa, la Macroeconomía, el ladrillo y la política europea, PAC a la cabeza y espacio universitario en la cola y entre las piernas -a ninguno de ellos le sirvieron las letras-. Sigo sin comprender por qué no se legalizan las drogas todas; por qué el cansancio lleva a la indolencia; de dónde el descrédito de la disciplina y de qué manera se vuelve -¿nació así, ya?- tan conservador y tan rastrero un niñito de 25 años. Qué pasó para el individualismo y el sálvese quien pueda. Y qué para encontrar a tan pocos que vean y sean luz. A pesar de esta derrota que es diaria.

3 comentaron:

Arwen dijo...

No me entiendo ni a mí, imagínate a todas las cosas que dices. Sin embargo, siempre me consuelo pensando que alguna pequeña batalla sí que vamos ganando y que a pesar del individualismo, del sálvese quien pueda y de todo lo demás, algo bueno seguimos haciendo, hay personas que siguen mejorando al mundo... Aunque sólo sea porque dicen o escriben lo que piensan.

Maghenta Comunicación dijo...

Deja que se te escape todo eso y se evapore, pero ni una de tus letras.

B x C

Los viajes que no hice dijo...

Arwen, no creo que los demás mejoremos el mundo: si acaso el nuestro, la parcelita pequeña que compartimos, y el de los demás, el de los otros que comparten esta parcelita pequeña. Tampoco soy tan pesimista. O sí. Pero vamos, que lo que yo digo lo dijo antes Meléndez Valdés...

Maghenta, eso no se evapora. Ni sin manos. BxO.