domingo, 18 de mayo de 2008

Cuarenta

Estiramos las cenas entre libros, dipsomanía y borracheras de palabras. Habla mucho, pero pocas veces dice algo. No le gustan las muestras de cariño en público (aunque a mí nunca me diga nada cuando la toco). Su casa es un espacio abierto para los amigos y los amigos de sus amigos, aunque no los conozca. Sólo lee clásicos, no se pierde una exposición, una obra de teatro, una danza o una ópera y yo la acompaño cuando puedo. La conocí aquí, un mes de marzo, y en junio estábamos tomando los primeros vinos en la plaza de Chueca. En este tiempo he asistido a los coletazos de una ruptura, a otra y a un comienzo. A ella no le gustaban las andaluzas y la andaluza despotricaba contra las rubias, pero llevan juntas cinco años y adelante. Es la guía del ocio de al menos cinco ciudades: Segovia, Madrid, Vigo, Oporto, Córdoba. Se conoce todos los bares -siempre ha sido noctívaga-. Está enamorada de sor Juana Inés de la Cruz. Jamás paga su mal humor con los demás. Yo la admiro, por esa y por otras muchas cosas. Ha cumplido cuarenta y quemaremos Madrid, por lo que tienen los cuarenta de número redondo, de década recién despedida y de encuentros.

14 comentaron:

alelo dijo...

Eso pasa por tener cuarenta. A los cuarenta se pasa una crisis "mu malísima", que me lo han contado a mí de buena tinta.

Yo todavía no he llegado, creo, pero cuando llegue me pienso saltar directamente a cuarenta y uno.

Así no tendré problemas.

princesadehojalata dijo...

Bah, alelo, la crisis de los cuarenta rara vez se tiene a los cuarenta. Igual ya la has pasado, así que tranquilo.

Oye, qué suerte de amiga. Pasadlo bien quemando Madrid.

Los viajes que no hice dijo...

Alelo, pues fíjate que yo te hacía con cuarentaypocos, no sé por qué. Dicen que se pasa crisis. Pero dicen que más bien pasa en los hombres: ya sabes: quieren creer que todavía pueden ligar como los jovencitos, se lían con niñitas a las que le doblan la edad y el cerebro... Aunque supongo que a la gente inteligente esas idioteces no le ocurrirán... Así que no hace falta que te pases a los 41. Tío bueno.

Princesa, eso haremos: procurar pasarlo bien.

Rumpa dijo...

Dicen que lo mejor a los 40 es que cambien de coche y a los 50 de casa...

FLaC dijo...

Quemad, quemad Madrid, que los cambios de década hay que celebrarlos. A mí me quedan 10 años justitos pa cambiar de década y llegar a los 40.

Mierda, eso quiere decir que estoy también yo cambiando de década ahorita mismo. Mierda.

Arriero dijo...

No pasa nada con el paso de ninguna década. ¡Vívelas bien y tira para adelante!. Yo quemo Madrid casi todos los días y son ya 47 tacos. Arriero.

alelo dijo...

Hacemos años casi a la vez (cuatro días antes, cuatro días después, que da igual a estas alturas), pero yo estaba aquí una década antes porque mis padres eligieron primero.

Y no, no voy a ligar como los jovencitos, ni me voy a liar con niñitas a las que les doble la edad y el cerebro... porque me ha dicho la mujer que domina mis sentimientos sin darme cuenta que no me apetece, que eso es muy cansado y que luego da problemas.

Uno puede pasar de una edad cuando ya está en ella, creo.

Y sí, sí hay crisis a los cuarenta, que me lo ha contado un amigo de un primo del hermano del portero de casa de mi madre que lo pasó muy mal.

Los viajes que no hice dijo...

Huy, Rumpa, yo no estaría a los cincuenta como para cambiar de casa...

FLaC, si es que no pierdes oportunidad para que te feliciten y te mimen... Beso, beso, abrazo. Y recuerda: hasta el año que viene no cambiarás de década. La década va de los 21 a los 30. Tienes treinta. Disfrútalos. Si estás cada día más guapo...

Arriero, no creo que pase nada por el cambio de década. Pero dudo mucho que quemes Madrid todos los días: el hígado no lo resiste y la cirrosis es mortal.

Alelo, ¿tú y mi amiga, que los cumplió el 9 de mayo; o tú y yo, que los cumplo el 26 de junio? Pobre amigo del primo del hermano del portero de casa de tu madre... Cumplir años pa esto.

alelo dijo...

Tú y yo.

Arriero dijo...

Mi querida amiga, yo quemo Madrid con "cerillas". Mi hígado dejó de funcionar hace muchos años: aproximadamente siete años después de la entrada en vigor del actual sistema político.

Los viajes que no hice dijo...

A ver, Alelo, , que yo cumplo 32: ¿no habrás pasado ya la crisis de los cuarenta?

Arriero, , lo de las cerillas se me escapa. Y no sé si perdiste el hígado porque cambió el sistema político...

alelo dijo...

Pos sí. Y no me gustó. Nadie es perfecto. Yo tampoco.

Arriero dijo...

Lo de las cerillas me parece tan fácil de deducir que no te lo digo. En cuanto al hígado...me abstengo porque te iba a contestar una barbaridad. De vez en cuando eres inconsciente y mides poco tus palabras. Arriero.

Los viajes que no hice dijo...

Alelo, pero si estás estupendo... (Y lo eres, que es más importante).

Arriero, yo sólo respondí: quien enlazó el hígado con el cambio de sistema político fuiste tú... Y lo de las cerillas será muy fácil, pero no me entero.