viernes, 15 de febrero de 2008

El día del culo


El culo de Linterna Verde es azul. Dicen que para dibujar un personaje de cómic, el esbozo hay que hacerlo con círculos. Para dibujar un culo, también. Porque esos culos no pueden ser reales. Ya nos gustaría.

Porque, piénsenlo bien: normalmente los tíos no tienen culo. Es plano y escurrido. Nada que ver con esos glúteos poderosos que muestro ahí arriba y que eligió para mí el siempre brillante Jotacé. No sólo poderosos: redondos, prietos, listos para amasar y para hundir las manos si la dureza de los músculos lo permite. La dureza, he dicho. De los músculos. Mentesucia.

Por eso, porque son dibujados, que es casi como decir esculpidos, los culos de los cómics se nos muestran desnudos. Casi como un body art. Cojan un culo y píntenlo de amarillo, de azul o de rojo y llámenlo "uniforme". Háganlo un objeto de deseo inalcanzable. Muéstrenlo moviéndose, encajado en alguna postura sexual durante una pelea y hagan que la imaginación se traslade a otros mundos -a una cama grande, a una mesa de cocina- y luego bájense a la realidad mientras observan el resto de los culos masculinos -inexistentes o gordos como pelotas de fútbol cuando existen-. Suspiren. Hasta pueden babear.

Darían ganas de morderlos si supieras que no ibas a morder papel.

12 comentaron:

Arwen dijo...

Debe ser por eso que no me fijo en los culos... Prefiero buscar las abdominales jejeje (tienen más posibilidades de existir cual tableta de chocolate en la realidad).

elPadrino dijo...

Pués yo tengo culo y las abdominales calentitas bajo el michelín xD xD xD Que si las estrellas que dan a los mejores cocineros se llaman así ha de ser bueno tenerlo xD xD xD
Eso sí, mi culo no es prieto. Tendría que hacer muchas sentadillas o subir muchas escaleras para conseguirlo y no me apetece :)

El Sagutxo solitario dijo...

Y a mí que los culos no me dicen nada... seguramente será de las últimas cosas en las que me fije en una persona.

Habiendo tantas cosas interesantes que estudiar en alguien irse a por el culo de primeras...

;)

Arriero dijo...

He cogido un culo y he hecho lo que describes; el resultado ha sido nefasto: un antídoto contra la lujuría.
La parte literaria buena, como siempre.

Te aclaro que el culo, por razón de mi inclinación sexual, era del género femenino y nunca me había detenido, especialmente, en él. Un saludo. Arriero.

Los viajes que no hice dijo...

Arwen, yo tampoco me fijo en los culos. La verdad es que me fijo en lo que más destaca, para mí, de alguien...

elPadrino, pero si tienes un cuerpazo...

Sagutxo, te sorprendería saber cuánta gente se fija en el culo más que en otra parte. Pero a mí tampoco me dicen mucho...

Arriero, si te salió con parte literaria buena, no puede ser que sea un antídoto contra la lujuria...

Arriero dijo...

¡Que mal me expreso!. Arriero.

Los viajes que no hice dijo...

Ya entendí la frase anterior.

Luc, Tupp and Cool dijo...

¿Pero cómo que no tiene culos, alma de cántaro?

¡A ver si vamos a estar necesitando cambiar las lentillaaassss!

:D

Los viajes que no hice dijo...

Tupp, pero si son escurridísimos... Te lo digo yo, que los he visto... Todos. Jeje.

Luc, Tupp and Cool dijo...

¡Qué cegera, la tuya!

:D

alelo dijo...

Me acordé de ti y de los viajes que nunca hiciste este fin de semana. Estuve en Milán, en un concierto, en un viaje que nunca pensé (no se me había pasado por la cabeza) hacer. Invitado. Una pasada.

Y no sé por qué pero me acordé de ti. Tampoco sé por qué estoy haciendo este comentario en el día del culo. A lo mejor la culpa la tienen las italianas que vi. Yo qué sé.

Los viajes que no hice dijo...

A lo mejor, Alelo. Lo de las italianas y el culo, digo.

Leí tu mensaje y la verdad, no me enteré de nada con tanto italiano... Pero sí me entró una admiración... ("qué bueno", pensé: "una visita a Milán"). Lo que no sabía era que te hubieras acordado de mí, y eso sí que me hace mucha ilusión...