lunes, 23 de julio de 2007

En el camino

Busco una excusa real. Levanto el teléfono. Llamo a otras personas antes que a él. Llamo a su hermana y a su casa. Tecleo un número sin mirar la agenda: el suyo es uno de los dos móviles (el otro es el de Arwen) que me sé de memoria. Me saluda. Está contento de oírme.


Me relajo. La conversación surge. Se ríe. Le cuento. Hablamos. Se burla.

Hace poco menos de un mes le mandé un mensaje: "Podría decirte muchas cosas y casi todas me darían vergüenza. Te diré sólo una: hoy es mi cumpleaños y te echo de menos".

Ahora sonrío y recuerdo una frase suya: "Poco a poco, niña. Poco a poco"...

8 comentaron:

Alina dijo...

Poco a poco....es como mejor funcionan las cosas. A veces las prisas estropean cosas hermosas...

Besos

Adúlter dijo...

No parece mala gente, así visto ¿no? ;)

Minúscula Martínez dijo...

Tampoco suelo recordar los números de telefono, y confundo a unos y otros por grabarlos en la memoria del movil sólo con iniciales...

Me parece tierno echar de menos a alguien en tu cumpleaños...Suelo evitar el mio, que pase lo mas desapercibido posible...

B x C

princesadehojalata dijo...

Hoy es martes y te echo de menos.
Hoy está nublado y te echo de menos.
Hoy me duele la tripa y te echo de menos.
Hoy no recuerdo quién soy y te echo de menos.

Y besos, siempre besos al final del mensaje. De todos los tamaños.

TIGRIS dijo...

Si de verdad és tu santo felicidades!!!!
Q ya se lo has dicho q te gusta, o eso parece desde aquí.
Es verdad q poco a poco funcionan las cosas alina, aunque yo estoy acostumbrada a ir deprisa, ahora ya no tanto.
Recuerdos.

UnaExcusa dijo...

Alina, supongo que sí, que las prisas estropean cosas hermosas. Pero espero que en este caso no lo hagan...

Adúlter, no es mala gente. Es sólo que es raro (y es raro en mi concepto de la palabra "raro", que es más estricto que para la mayoría de la gente), que llevamos mucho tiempo sin hablar y que puede costar el re-acercamiento.

Maghenta Comunicación, te leo con asiduidad (¡cuando actualizas!) y me ha asombrado muchísimo verte por aquí. Le eché de menos en mi cumpleaños, que es veinte días justos después que el suyo, sí. Yo solía evitar el mío, pero ahora lo celebro mil veces... De hecho, me quedan celebraciones pendientes aún.

Princesadehojalata, hay una frase tuya que puede resumir la historia: "Hoy no recuerdo quién soy". Hoy no recuerdo quién soy y corro el peligro de olvidar quién era yo cuando estaba contigo. Eso le diría.

Tigris, no es mi santo: fue mi cumpleaños (bueno, mi santo también pasó) y no le he dicho que me gusta porque él no me gustó nunca (en el sentido "amoroso" de la palabra "gustar").

Arwen dijo...

Es preciosa la entrada, espero que el reencuentro sea sencillo, espero que nada estropee nada...Y espero no ser tan pesada que recuerdes mi número sólo por eso...(En cualquier caso, gracias).

UnaExcusa dijo...

No. Un año compartiendo casa da para aprender números y más... Además, es fácil.