martes, 24 de julio de 2007

Días perros

Hace una semana, me regalaron un cactus al que le nacen dos flores que duran doce horas. Cuando me levanté, a las seis de la mañana, había un magnífico langosto comiéndose una de ellas después de acabar con la otra. Tres horas más tarde se me olvidó ir a la autoescuela (y al día siguiente me enteré de que me examinaba hoy), luego fui a una rueda de prensa inexistente y por la tarde, menos mal, entrevisté a Alicia Hermida.

Hoy también tocaba entrevista. Y examen de conducir. El relato de los hechos es mucho más jocoso en persona que por escrito... Pero allí estaba ella, con sus rizos negros, su voz a lo Duquesa de Alba y yo, medio tranquila medio taquicárdica y con medio paquete de tabaco en los pulmones. Y con Pau pintado en la mano. Por si me preguntaban: "Tengo una entrevista con Pau Miró esta tarde". Que no, carajo, que la P de Pau significaba "PRIMERA". ¿Cómo puede una dejar de verse las manos al volante?

Me subo (con esfuerzo porque tengo las piernas quemadas: pero ésa es otra historia). Tenía ya colocados los espejos y el asiento. Arranco el motor. Meto marcha atrás porque no podía salir. Estaba en cuesta, así que el coche se movía. Hacía algo de ruido, pero se movía. Meto primera (en ese caso, nunca se me olvida). El coche hace ruido pero no se mueve (¿estará dando contra el bordillo? Mmmmm qué raro, esto). "Si se fija usted, verá por qué el coche no se mueve". Mierda: no he quitado el freno de mano (siempre hay una primera vez): "La madre que me trajo", mascullo. La examinadora responde: "Ella no tiene culpa". (Diso, una meapilas). Salgo. En primera, por dos ceda el paso sin visibilidad. Meto segunda. Un stop. Controlado, claro está. En el stop tengo que pararme. Me paro. No veo. Me paro algo más alante. Estoy tres segundos y preparo embrague. Salgo. Se me cala. (¿Y esto ahora? Si a mí nunca se me cala. Dios, no he metido primera: eso siempre se me olvida). "Aparque usted detrás del coche amarillo, a la izquierda". Me coloco. Coloco el espejo para aparcar. "Hay que colocarse en paralelo para aparcar". (Estoy en paralelo. Paralelo: dos líneas rectas que no se tocan en ningún punto. Qué coño entenderá esta tía por paralelo). Paso de ella, aparco, en un espacio mínimo, una caja de cerillas, aparco de puta madre, porque yo aparco de puta madre, es lo único que se me da bien del coche, aparcar de puta madre. "Ya nos podemos mover". Me muevo. Doy marcha atrás, doy primera, salgo, corrijo trayectoria... "Haga una parada ahí: inmovilice el coche y deje a su compañera". Miro: no he colocado el espejo después de aparcar. No veo por el retrovisor izquierdo. Pero no me doy cuenta porque yo no miro por los retrovisores. Me consuelo: al menos, he aprendido a usar el freno (usar el freno, hasta la clase número 25, para mí consistía en levantar el pie del acelerador).

Cómo cagarla en cuatro minutos todas las veces posibles. Cómo llegar riéndote después de un suspenso estrepitoso. O cómo soltar 235 euros del ala y suspirar... Adiós, flamante nueva cámara Nikon. Otra vez será.

Como apruebe, me la compro. Juro que me la compro.

Ahora, que digo yo... ¿y lo bien que sienta que te suspendan y tener carta blanca para comer gominolas, una chocolatina y pechuga de pollo al roquefort más dos bolsas de Risketos sin sentirte culpable?

10 comentaron:

elPadrino dijo...

Y la entrevista con Pau qué tal?

Yo el exámen de conducir de coche lo bordé, pero el circuito cerrado del de moto se me resistió hasta la tercera. A ver si a la próxima te puedes comprar la cámara nikon.

Te comiste las gominolas, la chocolatina, la pechuga de pollo al roquefort y las dos bolsas de Risketos de manera consecutiva? Una mezcla un tanto rara, no? Pero para gustos colores xD

Random Harvest dijo...

jojojojojo, qué grande. Eso es suspender y ser la reina, calro que sí. Risketos? hostia, qué de tiempo... se hace necesaria una visita a la tienda de chuches.

Suerte para la próxima ;)

Suntzu dijo...

Mira en mi blog, anda. Que no estás sola.

M dijo...

No te preocupes, lo del carné de conducir es un enigma. El mío, lo aprobé en un recorrido que incluyó aparcar junto a una tapia del cementerio.

B x C

Pd. Animo...

Nosotras mismas dijo...

Prefiero el helado de kilo pero yo sí me siento culpable ¡snif, snif!

Saludos.

UnaExcusa dijo...

elPadrino, la entrevista muy bien. Es interesante, ya la contaré en otro mensaje, supongo... La comida no es de manera consecutiva: a las once, la bolsa de Risketos; poco más tarde, la chocolatina y las gominolas; a las tres y media, el pollo y por la tarde la otra bolsa de Risketos. Y por la noche, natillas de chocolate con nata caducadísima pero que estaba de vicio... Ay, qué bien me siento...

Dood, en mi trabajo no se lo creían, porque como llegué tan descojonadita y tan feliz...

Suntzu... mil gracias... Lo que me río contigo. Yo no sé ser tan graciosa escribiendo. Bueno, no sé ser graciosa escribiendo...

Viuda, sí que es enigmático... Casi tanto como el pintor que pinta tus cuadros... Gracias...

Nosotras mismas, creo que sentirse culpable (por todo) es algo inherente, consustancial y pegado con Super Glue a todo cerebro de mujer. Y quien diga lo contrario, miente.

Arwen dijo...

No tengo perdón de dios y esta noche si puedo te llamo. No tengo perdón de dios ni excusa porque no te he llamado. Lo siento mucho, la examinadora está claro que era una capulla y la próxima vez tienes más suerte. Ah, y en la mano no te pongas Pau, ponte mirror.
Un besazo guapa.

Anonymous dijo...

Para tener organización, q veo q te falta, ya q olvidar el día del exámen, bueno sólo tienes q tener un movil, y en notas, pones exámen conducir el día y alarma a primera hora mañana, seguro no te pasa más.
Respecto el exámen, ya somos dos, yo aún no he ido, aunque cuando tengo tiempo me pongo, tal vez tardaré otro año en ir, pero algún día me examinaré, jejejeje.
recuerdos.
TIGRIS.

UnaExcusa dijo...

Arwen, cuando me tienes que llamar es el domingo, para contarme. Pero por la noche o más bien por la tarde-tarde, que ya sabes que tengo visita-terapia psicológica. Odio el paro. Bueno... Odio que ella se quede en paro.

Tigris, anda, léete los textos dos veces bien antes... No se me olvidó el día del examen, sino una clase de autoescuela...

Ángel Squembri dijo...

"Ozu mi arma" que penilla lo del carnet. Ya verás como lo consigues más adelante, está claro que es una lotería, demasiados factores alterándolo todo... te juro, que si me sale bien un negocio que tengo entre manos, te compro yo la nikon... te quiero guapísima no desesperes!!!!!!!!!, el día que tengas el carnet se te olvidarán los malos ratos.

Besos