viernes, 30 de octubre de 2009

Patria

Yo también lo llamo patria, aunque la única que reconozca es el idioma.

Hay textos que no querría perder nunca. Por eso los enlazo. En este blog, los enlaces salen en marrón y sin subrayar. Por si alguien se pierde y no sabe de qué hablo.

Éste habla de amor. Lo ha escrito Dani. Y es de las cosas más hermosas que le he leído jamás.

15 comentaron:

Arwen dijo...

¡Qué hermosa manera de amar! Yo siempre digo que mis raíces son personas, no lugares. ¿Por qué no iba a ser la persona que amas tu patria? Precioso.

FLaC dijo...

Está bien, este blog es un "hiperblog"... Olga, tengo un mail pendiente que mandarte, igual lo hago en cinco minutos.

Daniel Ruiz García dijo...

Gracias, "Los viajes...".

Un abrazo,

Los viajes que no hice dijo...

Arwen, sí: yo lo primero que pensé fue: "Quiero que alguien me escriba alguna vez algo así". Egocéntrica de mierda, que es una.

FLaC, ya leí tu mail y ya te contesté. Ay, qué bonito. Publícalo en tu blog, anda.

Dani, de nada.

Arwen dijo...

Pues ya somos dos! No creo que sea egocentrismo, sino esperanza :D

Los viajes que no hice dijo...

Argh, odio esa palabra: esperanza. Qué yuyu.

Arwen dijo...

¿Esperanza te da yuyu? ¿Por qué? A mí me salva alguna vez... Por cierto, a ver si estás libre y hablamos, tengo más que contar...

Los viajes que no hice dijo...

Sí, sí, no me gusta nada esa palabra. Será porque dejé de esperar ciertas cosas. Estoy libre ahora mismo, tengo veinte minutos de libertad... Espero que sean buenas noticias.

Luis Carlos dijo...

Gracias por compartirlo. Ya tiene un lector más gracias a tí. Todavía no me ha vuelto la piel a su estado normal.

Los viajes que no hice dijo...

De nada, V3rthigo. Es un metablog, esto, como decía FLaC.

Anónimo dijo...

Gracias Sarmale, gracias por presentarnos este relato.
La pareja de alguno de nosotros no sabe este idioma, y te quedas con ganas de que lo aprenda, pero no se imparte en ninguna EOI. Confias en que te quiera, incluso, en ocasiones, te conformas con que decida mantenerse a tu lado.
Cuando leí este relato me hizo desear que esto sea lo que esa persona siente por mí, aunque esté a galaxias de distancia de conseguir exponerlo en palabras...y de ser capaz de conformarme con los pistas de que esto, esto es lo que siente.

Los viajes que no hice dijo...

Alguien me dijo una vez que nunca se sabe si otra persona te quiere. Puedes saber que dos más dos son cuatro. Pero no que te quiere.
Dicen que por los actos. No me lo creo, tampoco. Cuántas veces he visto parejas amantísimas, cuidadosas con el otro, que le ponían los cuernos a la menor ocasión.
A veces pienso que hay palabras con las que uno no puede mentir.
Pero bueno, yo no tengo pareja... Así que no entiendo mucho de los mecanismos de esa unión de dos, la verdad.

Anónimo dijo...

Que sabias palabras...¿me querrá?
Cuando la inseguridad es tu fiel, aunque indeseable, compañera de por vida. Y la persona a la que amas es parca en palabras y gestos.... llamémosles "románticos", sólo te quedan los gestos cotidianos; su sonrisa al mirarte es uno de ellos, a pesar de estar "de andar por casa", y de tu "compañera" diciéndote al oido; a saber de qué se sonrie.
Esa sonrisa, es la que te reconforta, porque nadie en el mundo tiene la verdadera capacidad de hacerte sentir culpable o feliz, sólo uno mismo es capaz de ello, por eso, son varidas y válidas todas las armas que usamos para buscar esa felicidad o ese confort, o el sentimiento de que en realidad no te ama.
Hoy mis armas, es la posibilidad de que mi pareja sienta algo parecido a Dani, pero no sepa expresarlo...sin escuchar a "mi compañera" claro....

Los viajes que no hice dijo...

Entiendo todo lo que dices... salvo lo de "mi compañera", que no sé si es tu conciencia, o tu pareja...

Anónimo dijo...

Me refería a mi inseguridad....

Que tengas un buen día!