miércoles, 28 de octubre de 2009

La foto que se me movió


No se me movió ella, por supuesto, la tomé mal. Sin trípode, a pulso y con los parámetros que Dios me dio a entender. Pero es una de las fotos que más me gustan del viaje (junto con alguna de una puerta, muy sencilla, y varias de flores, o una de Pedro de espaldas, mirando al horizonte).

Québec está lleno de músicos callejeros que a mí me dio vergüenza fotografiar, a pesar de dejarles mi donativo convenientemente. Este señor tocaba canciones de los Beatles a la guitarra. También había arpistas y hasta uno que sabía cómo las copas de cristal pueden emitir sonidos dulces.

Era el Petit Champlain, por la noche. El Petit Champlain lleno de tiendas de artesanía hermosas, de restaurantes para turistas, de colores, de sorpresas. Nos sentamos en un banco, a escucharle. Le dimos unas monedas. Intentamos fotografiarlo, sin flash, porque yo sólo tengo flash en la cámara y no me gustan las fotos con flash (salvo que sea de relleno): las prefiero movidas a notarle los flashazos. Todo hubiera cambiado, supongo, con un flash externo, pero no había. La foto no hay por dónde cogerla: no existe un elemento nítido en toda la escena y la composición es... inexistente, vamos a decir. Le hice tres o cuatro fotos, borré algunas, salían movidísimas y no sabía cómo dejar de respirar y apoyarme para que salieran bien porque tenían que ser a pulso. Así que tenía la cámara encendida, pero me dediqué a encender un cigarro y a escucharle. Toca muy bien.

Y de pronto se acercó ese chaval. Estaba con sus padres, dio un grito cuando vio al músico y se quedó allí, embobado, escuchándole.

Ésa es la historia de esta foto. Hay que contarla porque la foto no la muestra. El arrobamiento de un niño ante un tipo que tocaba.

4 comentaron:

manolo dijo...

Pues es un poco una pena, porque la foto es un momento precioso y tiene ambiente.
El encuadre es bueno. Pero claro, está trepidada o "movida".
Ayyyyyyyyyyyynnnnnnn....
El día que hagas las fotos clavadas, este blog será imbatible, que ya casi lo es.

migrante dijo...

Si, es cierto que está movida, pero, si no lo dijeras, podría haber quedado como un efecto buscado :)
Concuerdo con el no uso del flash, las fotos quedan más naturales sin él, y les da una calidez especial.
Bso.

Los viajes que no hice dijo...

Manolo, es que no había luz, ni trípode, ni quería usar el flash: tengo una con flash, sin el niño, y es horrorosa. Pena de movimiento, oye. Quiero una cámara que no mueva las fotos :P

Migrante, pues también es verdad: podría decir lo que se dice en el foro en el que estamos Manolo y yo: "Pues a mí me gusta así".

El-Miguel dijo...

A mí también me gusta así. Y quizá un objetivo estabilizado te ayudaría a mejorar esos movimientos que, por otro lado, tanto están dando que hablar.

Un abrazo.