domingo, 25 de octubre de 2009

New York, New York

El puente de Brooklyn, para mí, es más neoyorquino que la Estatua de la Libertad, que pertenece al mundo. Nueva York es una promesa y, más que ninguna otra ciudad, es la certeza de la vida que no tendré. Y que quizá me hubiera gustado.

Creo que la gente va allí buscando algo. Unos, la taberna donde Dylan Thomas se murió de absenta. Otros, el Empire State. O el Moma. O Wall Street, Harlem, Manhattan. La oportunidad de su vida. Un trabajo. El sueño americano. El amor. La Quinta Avenida. El Metropolitan.

Yo he conocido esa ciudad, sobre todo, deseando lo que ya perdí. No sé cuándo iré. No sé siquiera si iré. Pero alguien me regaló un paseo por el puente de Brooklyn, como si yo fuera otra persona, la mujer ideal que nunca seré, y no sabe cómo se lo agradezco.


La imagen es un cuadro de Cristina Bergoglio. Y no es el puente de Brooklyn, sino el de Manhattan.

4 comentaron:

Suntzu dijo...

¡Qué hermoso! No conozco toda la historia, pero aun así...
Espero que algún día encuentres lo que buscas. O no, que luego nunca se sabe...
Un beso.

migrante dijo...

Te he dicho que me gusta tu forma de escribir?.
Pues creo que no, así que ahora te lo digo aunque no entienda eso de desear lo que se perdió.
Bso.

manolo dijo...

Para no haber ido, escribes sobre NY mejor que muchos que sí lo hicieron.
Como dice Migrante, es que son unos párrafos muy bien armaos.

Bien escrito, Viajes.

Los viajes que no hice dijo...

Suntzu, pues no sé. No lo creo. Pero me gusta pensarlo... Ay, la imaginación es de lo mejor que tenemos, aunque yo tenga poca...

Migrante, qué bonito, muchas gracias...

Manolo, cuando vaya ya sabré hacer fotos. O no. Jiji.