viernes, 9 de octubre de 2009

Otoño


Este año, yo no estaba predispuesta. Qué pereza, sacar la ropa de invierno, meter el edredón en la funda, volver a ensuciarse con las baldosas mal puestas, que el día se acabe casi cuando no ha empezado todavía, no saber cuándo tender una lavadora.

Hoy ha llovido. Y me ha pillado camino de casa y me he dado cuenta de que el agua sólo es agua o además es agua eso que cae y que te moja y te hace tener conciencia de tu piel. Me han brillado los ojos: eso lo sé, aunque no lo haya visto.

Ha llegado el otoño, con sus hojas de colores y esta sensación eterna de que todo está por hacer, de que el año comienza justo ahora, cuando vuelvo a observar a los adolescentes a las puertas del instituto camino del trabajo, cuando en las librerías vuelve a oler a libros nuevos y a gomas de borrar y las madres van a comprar mochilas con sus hijos y las estanterías se llenan de libretas que luego se llenarán de palabras.

Bienvenido, de nuevo. Muchos años vengas.

La foto es mía, de cuando estuve en Canadá.

4 comentaron:

Suntzu dijo...

Por aquí abajo no termina de instalarse el otoño. A mí también me gusta mucho.
Ya lo he comentado otras veces, pero es que es verdad: para mí, el año empieza en septiembre.
Un besito.

FLaC dijo...

¿no termina de instalarse el otoño? Seguimos con máximas de 30º y la gente en la playa..

¡Qué bonito rojo el de la hoja!

Por cierto, me carga regu el blog, ¿estás tocando algo Olga?

Los viajes que no hice dijo...

Suntzu, aquí tampoco acaba de instalarse. Y ya le tengo ganas.

FLaC, y sin lluvias, con la de falta que hacen.

Estaba, estaba, sí, estaba tocando las fotos. Antes aparecían fotos de Gerona. Ahora aparecen fotos de Cap à L'Aigle, encima del blog...

K. dijo...

las letras que no dibujé