lunes, 13 de abril de 2009

Ya no quiero

Ningún cambio es posible sin violencia. Me lo escribió Jandro una vez y me lo creo. Yo llevaba mucha acumulada, ocho años justos, uno detrás de otro, en los que intenté deshacerme de la parte de mí que no servía.

De eso hace una década justa ahora: del último momento de vértigo en que asumí que escribir es mi mejor manera de estar sola; que la lucha se había acabado porque ya no me quedaban fuerzas; que iba a ser capaz de hablar, por fin, sin el parapeto de un folio en blanco (aunque aún no haya aprendido, o no del todo); que esto era yo, que había mucho de mí que me gustaba y que era capaz de aceptar, con mucho humor, las mil características que hubiera deseado no tener.

Ya no quiero ser perfecta.

Imagen de Arbego.

10 comentaron:

princesadehojalata dijo...

Has cambiado la perfección por la sabiduría.

Random Harvest dijo...

Me alegro de que ya no lo busques. El ser perfecta, digo. Es na búsqueda inútil y que daña como pocas.

Estás bien como estás; si fueras perfecta no interesarías. Demasiado aburrida.

alelo dijo...

Yo sí soy perfecto... lo que pasa es que la mayoría de las veces no me sale bien. Pero no es culpa mía, seguro.

Ricardo Colomer dijo...

Bienvenida al club.

Muuuuuuak

el secreto de la vainilla dijo...

me alegro por ello!!

M.A.2 dijo...

Descansar de la obligación de ser perfecto es el mejor cambio que puedo hacer.
Y además no es violento, en la perspectiva del tiempo) ya que no se trata de cambiar sino de aceptar.
Pero la búsqueda, por más que la niegue, es el motor del cambio. Ése que sí es necesario para mantener el movimiento. Y el movimiento me mantiene en el espacio.
Gracias por decir.

QUEMANIA dijo...

Chica yo tengo una pregunta

¿Quien decide lo que es perfecto??

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Sabiendo tanto como sabes, escribiendo como escribes, siendo como eres y,además, buscabas la perfección. Tú lo que querías es humillarnos. Me alegro de que dejes de buscar la perfección. Alguien escribió que la perfección es fascismo. No sé quién. Pensaré sobre la frase.

Besos

à toa dijo...

Pues para mí ya eres perfecta...

Los viajes que no hice dijo...

Princesa, ¿tú crees? Muchísimas gracias...

Random, pues sí, cierto. La gente perfecta, o pretendidamente perfecta que conozco, es totalmente aburrida.

Alelo, pues seguro que no es culpa tuya...

Ricardo, me alegro de formar parte de tu club. Otro muak grande grande.

Vainilla, ¡y yo!

M.A,2, bienvenido. O bienvenida. Que te leo y no lo descubro. Ya descanso de intentar ser perfecta. Y creo que el descanso me va a durar toda la vida.

Quemanía, pues eso: ser mental, asertivo, quererse mucho, saber exactamente qué hacer en cada ocasión, no tener miedos, no ser insegura, ser menos primaria de lo que yo soy, dejarse llevar menos, mucho menos, por lo que siento en determinados momentos (o en todos). Vamos, ser una persona que no soy, ni de lejos...

Puntos de vista, te quiero más... Oye, lo de la perfección y el fascismo... ¿No recuerdas quién lo dijo? Es genial. Me parece acertadísimo...

à toa, :D (Eso es una sonrisa de oreja a oreja grande grande).