domingo, 16 de marzo de 2008

No sé qué regalarte

Nos separan más de diez mil kilómetros y cuatro horas de diferencia, así que no puedo esconderme en él, que es lo que querría hacer hoy para felicitarle por sus 45 años de vida: darle un abrazo, invitarle a comer, abrir una botella de vino, visitar los viejos cafés de Buenos Aires, escuchar un tango, oírle hablar, mirarle a los ojos, sonreírle, apretarle el brazo, hacerle una caricia pequeñita, caminar a su lado para ver ciertos colores, encenderle un cigarro, paladear el silencio, dar un paseo de noche sin fijarnos en las calles, intentar que me enseñe a mirar a través de un objetivo, pedirle que me cuente, disfrutar de su presencia sin distancias.

Felicidades, niño.

5 comentaron:

El Sagutxo solitario dijo...

Bonito regalo. ¿Lo leerá? Espero que sí... yo como sé quiénes de mis amigos me leen siempre sé quién va a recibir algo que escriba y quién no. Cualquier regalo merece que el destinatario lo conozca y lo lea y espero que le guste.

:)

Los viajes que no hice dijo...

Sí, sí lo leerá. No sé cuándo, pero lo leerá. Y hasta puede que responda y todo...

pere dijo...

Sí que es un bonito regalo, no puedo pensar en uno mejor.
Aquí está Buenos Aires, algunos lugares de Buenos Aires, algunas personas de Buenos Aires, esperando que llegues.
Si alguna vez tengo un blog, cosa que dudo, debería escribir sobre esto de los amigos e Internet...

Ana dijo...

Lindo regalo niña.
Beso (no tengo emule .. ordenador saturao).

Los viajes que no hice dijo...

Pere, no sé cuándo iré. Pero sé que iré.

Ana, pues quítale esa saturación al ordenador para que no sufra y ponte a descargar películas y entrevistas...