miércoles, 10 de marzo de 2010

Rubio


Jamás he visto llover en Sevilla como ese día. Y jamás me habían cerrado los bares tan pronto, a mí, que en esos mismos bares y en esa misma plaza he visto amanecer más de un día. Él ha creado un personaje, lo hemos creado entre todos: un personaje del que se espera lo más irreverente, lo más jocoso, lo más original. Le vi con dos amigos más y cumplimos, de nuevo, el rito de tomar unas croquetas en el Eslava, apretujados los cuatro en una mesa, con el vino corriendo y las cervezas y la charla: sobre política, sobre partidos, sobre música, sobre nosotros. Volví a reírme con Elena y a escucharla y a alegrarme de que el azar, o yo qué sé, la haya puesto en el camino (para las croquetas, para las librerías, para las anécdotas, para las series y la condescendencia cómplice cuando se embalan hablando de gente que no controlamos). Volví a abrazar a Juan y a contarle todas las cosas que me pregunta, aunque no quiera saber las respuestas. Y me encontré con Jacob, o lo busqué: “Rubio, dime que sí. Ningún rubio me ha dicho que sí nunca”, sólo para intentar descubrirle y formarme una imagen, al principio. Se me da mal, de todos modos, eso de formarme imágenes. Eso de intentar conjugarlas con lo que ya sé, porque nunca conozco del todo a alguien hasta que no he leído algo que haya escrito, pero las palabras por sí solas (sin una voz serena, sin unos ojos) nunca son suficientes.

Me preguntó, después, por la primera impresión. Sólo pude escribírsela un día más tarde, muy rápido: “Guapo. Inteligente. Interesante. Cariñoso”. Cuatro palabras, nada más. Y el deseo de que la próxima vez ni haya tormenta ni nos cierren los bares.

8 comentaron:

alelo dijo...

Pues ya nos contarás la próxima vez. Parece interesante...

Cable Hogue dijo...

Jacob es de las personas más graciosas que he visto por internet, con lo difícil que es ser gracioso solo con palabras. Una gran cosa que esté ahora la frente de DXC.

FLaC dijo...

Pues no sé yo si vas a tener suerte de que no llueva, porque según el tiempo de aquí a Junio nos espera mucho más de lo mismo.

En cuanto a lo Jacob... pues los más agoreros nos temíamos que si llegaba a los puestos de arriba de DXC, cambiaría el orden mundial. De momento no ha sucedido, pero yo ya escucho resquebrajarse los cimientos de la sociedad occidental ;-). Quién sabe, quizá sea algo bueno.

el_salmonete dijo...

Para despistar me temo que he contestado a ésta en la entrada anterior.

Anónimo dijo...

Ehh, ehhh, que cierta vez estuvimos seis en una mesa del Eslava xD. Y con las croquetas en la barra, sobre aquel tonel lleno de mierdas de los demas, juas juas.

Me alegro mucho de que te lo pasaras tan bien. Me habría gustado estar ahí.

Regi.

el_salmonete dijo...

Pues no, no he contestado ni aquí ni nunca. Pero tampoco había preguntas planteadas. En fin, vuelvo a la cueva después de este fracaso de comentario que he escrito pero no sé dónde está. Es todo tan divertido.

Cable Hogue dijo...

Por cierto, ya sé que no tienes tiempo pa ná, pero cuando lo tengas tengo curiosidad por saber qué opinas sobre el tema de debate en mi blog, sobre crecimiento y prosperidad, besos!

Los viajes que no hice dijo...

Alelo, sí, creo que es un tío interesante. Al que no voy a conocer mucho, porque la vida es así. Pero qué se le va a hacer: los encuentros estos esporádicos también son bonitos...

Cable, lo es. Las dos cosas. Que esté al frente de DxC y que es gracioso. Es inteligente, el cabrón, muy inteligente. Y por eso ese humor, supongo.

FLaC, yo también escucho resquebrajarse... :P o mejor, ya que tenemos que poner iconos, un mrgreen.

Regi, si tú hubieras estado, te habría tenido que coger en mis rodillas. No cabíamos. Pero me hubiera gustado mucho que hubieras estado... Aunque me tuvieras que pasar tú las croquetas.

el_salmonete, todo es divertido. Y sí. Sí me respondiste, pero tengo los comentarios moderados, los viejos, porque se me cuela spam. No los comentarios viejos, perdón: los comentarios de los mensajes viejos. ¿Pueden ser viejos los mensajes? Bah, da igual, estoy fatal.

Cable, te escribí pero muy mal. Ya me gustaría tener tiempo para debatir...