domingo, 19 de julio de 2009

Gerona

Me parece que hace siglos de las tardes de sofá y de las caricias, del rito de desayunar juntos después de haber salido a hacer fotos, de ir a comprar para tener lista la comida del día, del pacharán y los mojitos, las rutas por las librerías y las escaleras del casco antiguo.

Siempre que una vuelve de vacaciones ocurre lo mismo. Al segundo día de rutina, parece que nunca se fue y que la que vivió todo eso (el tiempo de despejarse y descansar, lo llaman: tiempo de sentir y descubrir, lo llamo yo) era otra persona.

A veces pienso que no se trata de que los viajes te cambien. Es otro de tus yoes el que viaja, mientras otra parte de ti se queda para volver a retomar los días con el mismo ritmo de siempre.

La foto es mía. Hay más en el álbum. Algún día aprenderé a mirar, prometido. Y a procesar y a colocarme y la técnica y...

7 comentaron:

Sorrow dijo...

No te obsesiones con la técnica... Hay que apreder, está claro, pero a mí me pasa con el tango que nunca bailo tan bien como cuando me olvido de todo y sólo me precupo por sentir la música y la guía del cuerpo de mi compañero.

princesadehojalata dijo...

Pero también pasa lo contrario, que una se acostumbra enseguida a vivir de vacaciones, a que el mayor problema del día sea si comer pasta o ensalada.
Y aprende todos los rincones de un cuerpo en cuestión de minutos, como si hubiera caminado por él toda la vida...

Buenas fotos!

alelo dijo...

No sabía que Gerona era una ciudad tan bonita. Después de hablar tú de ella me puse a buscar y descubrí sus encantos por internet.
Tengo que ir a visitarla.
Gracias.

manolo dijo...

Lo que pasa es que las vacaciones suelen ser demasiado cortas. Habría que currar un mes al año y viajar el resto

Suntzu dijo...

Secundo la moción de Manolo. Por lo menos, te queda el recuerdo de esos días para volver a él cada vez que quieras.
Un beso.

Ulyanov dijo...

Me ha encantado tu reflexión. Creo que es muy acertado cómo describes el desdoblamiento que se nos produce en esos tiempos de vacaciones... Muchos muchos besos!

Los viajes que no hice dijo...

Sorrow, cierto: hay que dejarse llevar...
Princesa, eso también pasa, sí.

Alelo, es bonita, pero ay, esos bares cerrando a las nueve y media de la noche en el casco antiguo...

Manolo, tienes toda la razón.

Suntzu, y estoy volviendo a ellos muchas veces.

Ulyanov, contigo de lector todo es mucho más fácil...