lunes, 29 de junio de 2009

Michael Jackson

Fui fan de Michael Jackson antes de comprarme todos los discos de Tracy Chapman y de Jimi Hendrix y de los Beatles. Fui fan de Michael Jackson antes que de nadie. No me quedó otra, de todos modos. Mi hermano Nacho puso, durante años, una cinta de cassette (el disco de Bad) hasta que se rayó. Y llegó Thriller. Y llegó Off the Wall. Por ese orden. Y llegó también la música de los Jackson Five. Y la mejor versión de Who's Loving You que he oído jamás y que me perdone Terence Trent D'Arby. Y un vídeo casero con un muchacho cantando, cuando era muy pequeño, y diciendo que a Jackie Wilson había que enfocarlo con todas las luces cuando bailaba y que él quería conseguir eso.

Lo consiguió.

Es el único cantante del que reconozco los temas al primer acorde. Gracias a él escuché por primera vez clásicos como I'll be there o Ain't no sunshine. Y supe quiénes eran Bruce Springsteen y Cindy Lauper y James Brown. Y qué era el Teatro Apollo. Recuerdo a mi hermano cantando With a Child's Heart una mañana de sábado de hace años. Y recuerdo el justo momento en que mis padres compraron el vinilo de Usa for Africa. Y lo que simbolizaban unos guantes blancos, unos calcetines blancos y unas tiritas en los dedos. Y la de veces que escuché She's out of my life. Y a mi primo Popi pinchando por las mañanas cuando se levantaba Man in the mirror, porque si uno quiere cambiar el mundo tiene que empezar por la persona que le mira en el espejo. Eso fue este hombre. La boca abierta cuando lo veía bailar, algunas lágrimas con ciertas canciones, el acercamiento al hard-rock que luego me gustó tanto, una voz infantil, una emoción.

Y el resto de lo que se cuenta de él, a mí me da exactamente igual.

9 comentaron:

Tormento dijo...

Le reconozco una capacidad creadora de abrumar. Y un sentido del ritmo genuinamente RYTHM AND BLUES, genuinamente negro.

Me apena el muñeco roto en que se convirtió en tan poco tiempo, el haber perdido los referentes demasiado joven.

Mi hermana pequeña fue la que nos metió a Jackson por las orejas, y acabamos de él hasta las mismas.

No fui fan, nunca compré nada suyo, pero sí es cierto que siempre me dejó boquiabierta con su baile, con su capacidad de encandilar, un magnetismo muy poderoso...

Realmente, sin ser una admiradora declarada, sí que lamento su muerte, y su vida, el no haber tenido un buen amigo a mano que le diera el par de hostias pertinentes cuando empezó a hacer el gilipollas.

En fin... que nos espere muchos años, por favor.

Y un beso para tí, y que el luto sea breve y leve :)

princesadehojalata dijo...

Cuando iba a 3º de EGB llevaba un póster de él en la carpeta, nada de Tom Cruise o Rob Lowe, a mí me gustaba Michael.

Este año por mi cumple mis hermanas me regalaron un CD con sus grandes éxitos, grabados por ellas, y en la carátula la imagen de M. Jackson en la portada de Bad, con mi cara en vez de la suya y el título cambiado por BAH!, en referencia a los años que cumplía (lo hago el día después que él).

Suntzu dijo...

Es lo que hay que hacer: valorar a los artistas por su obra. Y la de Michael Jackson marca un antes y un después, eso es indiscutible.

alelo dijo...

Pues que lo disfrutes porque su música y sus vídeos seguirán siempre ahí.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

No ne gustó nunca. Debo de ser tonto. ¿Me lo hago mirar?

Los viajes que no hice dijo...

Tormento, eso sí: que nos espere muchos años...

Princesa, me ha hecho gracia tu regalo BAH.

Suntzu, indiscutibilísimo.

Alelo, lo estoy disfrutando. Ya lo hacía antes.

Puntos de vista, ya sabes que no eres tonto. Lo de mirártelo o no... Jiji. Ay, qué de borderías se me ocurren.

Suntzu dijo...

Nena, esto... actualiza, coño, actualiza.

Un beso :)

Ulyanov dijo...

Un beso enorme enorme

Los viajes que no hice dijo...

Es que estoy de lo más vaga últimamente, Suntzu... Y de lo más seca, además... Ulyanov, besos grandes grandes.