viernes, 21 de diciembre de 2007

Aprendo a mirar


Madrid, 18 de diciembre de 2007.

Veo a la Camille Claudel atormentada y a una mujer de rodillas ante una chimenea -El pensamiento profundo- y el corazón se paraliza y me oprime porque hay historias de amor que te mantienen encerrada durante treinta años, a pesar del orgullo, la dignidad -no se pase más por mi taller- y el tormento.

Aprendo a mirar. Compro una libreta con las letras tachadas de William Shakespeare. Escribo en los bares, de nuevo. Recuerdo lo que han dado de sí tres días y medio: la desazón de las Vidas Minadas de Gervasio Sánchez, leer títulos de libros (y comprarlos: ensayos de Virginia Woolf, los dos volúmenes que me faltaban de Memoria del Fuego, de Galeano y varios otros que no puedo nombrar porque son regalos de Reyes; tres catálogos de exposiciones -la de Claudel, la de Gerva, la del paisaje que reúne a Pollock, Nolde -me he enamorado-, Munch, van Gogh, Constable- y alguno más, que dejo en Traficantes de Sueños -William Wordsworth: volveré). Y un café en el Café Gijón lleno de cuadros, la foto de Alfonso a la izquierda, cerillero y anarquista; tres ancianos hablando a borbotones, con la mirada lúcida y un vermú de grifo. Y un concierto divertido, emocionante, de los Flying Pickets, la voz como instrumento más bello del mundo; los nervios de Nerea con una hipoteca a nombre de su hermana y una posible nueva vida y un crédito ICO para un ordenador con el que ver películas y el Círculo de Bellas Artes y Bergman, y el Hostal Olga, donde eché mi primer polvo, y mil letreros divertidos en las calles (José Luis y sus Chaquetillas, Sailor y Lula) y el metro que te lleva a todos lados...

6 comentaron:

Luc, Tupp and Cool dijo...

:) Me alegro ver que el viaje te ha cundido tanto... Según lo cuentas, ¡qué intenso!

¡Feliz regreso!

:)

Arwen dijo...

Envidia me corroe, menos mal que tengo viaje cerca... Y te tengo reservadas fechas, pase lo que pase y esté sola o acompañada.

Ana dijo...

Qué gustazo, qué de cosas, que prestoso, que intenso!!!!
Que el año nuevo te traiga más de eso!!!
Un beso.

UnaExcusa dijo...

Tupp, sí que ha sido intenso el viaje. La pena es que, una vez llegas, parece que hace siglos...

Arwen, abrígate, que me han dicho que en Berlín, el día más cálido por estas fechas, hace -1º C. Y tráeme un imán de la nevera.

Ana, eso espero. Aunque no me salen las cuentas: piso sola, coche futuro, viajes... ¡Tengo que pedir un aumento de sueldo! xD

Arwen dijo...

Lo tenías sin pedirlo, ¿crees que no me acordaría? Y me compré un plumas para abrigarme,no sufras...

UnaExcusa dijo...

Así me gusta, nena, que me alimentes los vicios...