viernes, 25 de noviembre de 2011

Humo

Quería ver las luces de Madrid, la Plaza Mayor repleta, tan repleta que uno no puede acercarse a los puestos de Navidad. El vaho saliendo de la boca, los guantes que siempre se olvidan, los vaqueros fríos, el chocolate caliente. Los pequeños ritos de invierno, del puente de diciembre.



Pensaba que era mi despedida del año. Un poco antes. Pero mi despedida, la guinda redondita al 2011 que se acaba y que no ha sido ni bueno ni malo porque no lo recuerdo porque no lo escribí. Las castañas echando humo (siempre me hacen sonreír, las castañeras: me gusta tiznarme las manos), las luces de diseño sorprendentes. Buscar una obra de teatro, irme al Prado a ver la exposición del Hermitage el sábado por la mañana.

Esconderme en ti. Mirar el mundo contigo un ratito.

15 comentaron:

Manuel Barranco dijo...

Joer, Viajes. Qué bonito. Qué envidia... Me voy a tener que echar también un novio en Madrid...

Fco. Gil dijo...

A pesar de los pesares, yo te sigo siguiendo

Luc, Tupp and Cool dijo...

¿En dónde el chocolate, viajerita?

Arwen dijo...

Pero, ¿te has ido o no? Últimamente no entiendo nada.

Los viajes que no hice dijo...

Manolo, relee, hombre, relee.

Fco. Gil, me alegro. De eso me alegro mucho.

Tupp, la última vez fue en la chocolatería Valor, que la encontramos cuando nos estábamos muriendo de frío...

Arwen, no me he ido. Le salió un plan mejor.

Palmiralis dijo...

"... no ha sido ni bueno ni malo porque no lo recuerdo porque no lo escribí..." ¡¡qué frase!!

flower dijo...

No sé quién eres. Nunca jamás te leí. Pero me ha gustado leer eso de "esconderme en ti y mirar el mundo contigo un ratito".

Y es que estoy moñas de cojones. Tendré que hacérmelo mirar...

Un beso,

Los viajes que no hice dijo...

Bienvenida, pues. Y ni te imaginas lo moñas que estoy yo.
Ay.

migrante dijo...

Pena no saber de tus planes, me hubiera gustado encontrarte mirando alguna de las obras del Hermitage, ese sábado por la mañana... o verte fotografiando el mercadillo de la Plaza Mayor...
Te deseo lo mejor para el 2012, y que dentro de un año puedas decir que lo recuerdas... porque lo has escrito.
Un beso grande.

Fco. Gil dijo...

Que pases, dentro de tus posibilidades, las mejores fiestas navideñas que puedas; y a ver si tenemos la suerte de recordar el nuevo año -sea bueno, malo o regular-, lo que querrá decir que lo has escrito, cosa que a algunos todavía nos sigue gustando mucho como la haces

Fco. Gil dijo...

Álvaro Valverde debería habilitar comentarios en su blog. Su última entrada -y otras muchas- los merecerían
http://mayora.blogspot.com/2011/12/dan.html

Los viajes que no hice dijo...

No han sido buenas, las Navidades. Pero tampoco tengo ganas de escribirlas ni de contarlas. :-)

Y lo de Álvaro Valverde... ¿por qué no se lo dices a él? Dudo mucho que lea este blog. Vamos, no es que lo dude, es que podría asegurarlo.

Los viajes que no hice dijo...

Migrante, al final no fui a Madrid. Para Semana Santa tengo allí una cita...

Anónimo dijo...

"Cuando volví en mí, Mozart estaba de nuevo a mi lado. Hablamos un momento y me dijo: Usted , querido y estúpido amigo, ha de hacerse cargo del humorismo de la vida, del humor patibulario de esta vida y al mismo tiempo que me ofrecía un cigarrillo, mágicamente sacado de su bolsillo, había dejado de ser Mozart y era mi amigo Pablo. Grité: ¿Pablo, dónde estamos? Estamos –sonrió- en mi teatro mágico, pero te confesaré que me has decepcionado, has quebrado el humor de mi pequeño teatro y has cometido una felonía, has andado pinchando con puñales y has ensuciado nuestro bonito mundo alegórico con manchas de realidad. Lo que hiciste fue por celos y a esta figura no la supiste manejar, creí que habías aprendido mejor el juego. En fin, podrá corregirse. Tomó a Armanda, la cual, entre sus dedos, se convirtió en una figurita del juego y la guardó en el bolsillo.
Comprendí todo, a Pablo y a Mozart; estaban en mi bolsillo las cien mil figuras del juego de la vida. Tenía el deseo de empezar otra vez el juego, de gustar sus tormentos otra vez, de estremecerme de nuevo y recorrer una y muchas veces más el infierno de mi interior. Alguna vez llegaría a saber jugar mejor el juego de las figuras. Alguna vez, yo también, aprendería a reír." Hesse

Un enorme abrazo y mi mayor deseo: un 2012 lleno de risas !!!

Náufraga

Los viajes que no hice dijo...

Qué sabia eres siempre, Náufraga. Un feliz 2012 lleno de risas, cariño.