viernes, 10 de octubre de 2008

A quién van a escuchar

Mantengo la ilusión de que yo decido. Jamás he contado a quién van a escuchar y por qué, y en nombre de qué cosas, y en qué planteamientos ideológicos se basa mi vida, cuál es el mundo que pretendo narrar. También supongo -en mi descargo- que, a poco que me oigan, sabrán por dónde van los tiros, pero no sé si sería un ejercicio de honestidad intentar contarlo. Contar que yo decido los contenidos, que sólo me baso en lo que considero interesante y ni siquiera en lo que considero interesante para la colectividad, sino para mí. Desde un corredor para salvar al oso pardo en Asturias hasta cómo dormir a un niño correctamente. Siempre he querido creer que todo sirve para algo. Que no decir la nacionalidad de quien comete un delito sirve para algo. Que obviar en una revista de prensa un titular racista sirve para algo. Que hablar sobre la situación de las mujeres indígenas mexicanas -en cuyos idiomas no existe siquiera la palabra "mujer"- sirve para algo. Que puede cambiar en algo la realidad. Quiero creerlo porque también podría elegir hablar de otras cosas: de las ventajas del sistema capitalista, de lo maravilloso que es consumir y consumir o de la poca necesidad que hay -dicen algunos- de que un puñado de personas sepa dónde están sus muertos. Podría adoptar otro punto de vista, pero tengo el que tengo y el que tengo a veces no me basta.

Dos horas para mí, que se me pasan muy rápido, la verdad. Quiero creer, también, que a los demás les ocurre lo mismo. Aunque no conozca a esos demás ni encuentre respuesta alguna.

12 comentaron:

princesadehojalata dijo...

Te has adelantado a mañana, que es el día mundial de los derechos humanos escribiendo aquí toda una declaración de principios y una buena forma de aplicarlos en tu profesión. Que bien que haya gente como tú. Un beso.

Suntzu dijo...

Excelente forma de afrontar un programa. Seguro que al resto también nos gusta.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Como declaración de intenciones no puedo estar más de acuerdo, has resumido en dos párrafos mi punto de vista sobre la manera de poner en práctica esa profesión. Mi deseo es que puedas hacerlo, que mantengas siempre la dignidad que se resume en tus palabras y que no haya nada ni nadie que te vuelva a la senda del redil, a la de lo previsible y lo que ya tamos acostumbrados a ver.

Te desearía suerte pero no hace falta, tengo la certeza de que quien hace las cosas bien no necesita de esas cosas que llaman fortuna.

Arwen dijo...

La cosa está en que si a ti te interesa habrá muchos más que quieran oírlo. Y siempre es mejor hacer dos horas de uno mismo que de lo que otros pretendan. Disfrútalas. Los que te escuchan seguro que lo hacen.

Anónimo dijo...

Pues . . . visto desde aquí, desde una oyente de radio (aunque no de tu radio . . . ¡pucha!) siempre agradezco poder encontrar el corazón y la sinceridad del que habla, en lo que escucho.
Aunque no te baste, tu punto de vista seguramente servirá y no sólo para que a muchos oyentes se les pasen dos horas volando. . .
Aunque no te baste, tus puntos de vista son muy valiosos y me pone muy feliz la posibilidad de que puedas llegar con ellos a la cabeza y al corazón de mucha gente . . .

Un abrazo, Náufraga

Cable Hogue dijo...

Sirve para algo, para mucho.

Ulyanov dijo...

Eso se llama ética. Y esa es la manera de encarar un programa. Ojalá pudiera escucharlo, de verdad.
Un beso muy muy grande.
Y gracias.

FLaC dijo...

Vale, vale, vale, muy interesante la disertación sobre la ética y tal. Qué digo yo, qué habrá gente que piense justo lo contrario y por eso hacen lo que hacen, ¿no?.
Pero lo verdaderamente importante es: ¿y dónde podemos escucharte? Enhorabuena Olga.

Ricardo Colomer dijo...

Y al que no le guste ya sabe,... al dial y volando.

Un beso

Tormento dijo...

Creo que con ese criterio tienes el éxito asegurado :)

Jo... tengo que enlazarte ahora mismo, porque me paso temporadas larguísimas sin venir a verte y eso está FATAL.

Estooo... creo que has sido tía...
MUCHAS FELICIDADES :)

Un beso

Los viajes que no hice dijo...

Princesa, qué linda eres… Gracias.

Suntzu, no sé si es excelente o debería ser más “plural”… Pero yo me lo paso de lujo…

Puntos de vista, muchas gracias igualmente: espero verte pronto, por cierto, y ya comentaremos todo lo habido y por haber…

Arwen, eso espero. Y si no, ya sabes: siempre está el recurso de cambiar el dial…

Náufraga, mi radio se puede oír por Internet… Pero hacerte levantarte a las cinco de la mañana para escucharlo, me temo que no sería ni lógico… Creo que se podrán descargar las entrevistas más bonitas (o más interesantes): ya te diré cómo…

Cable, eso espero: que valga para mucho… (Y si no vale, pues oye, yo me lo estoy pasando muy bien).

Ulyanov, no sé si se llama ética… O… Bueno, qué coño, supongo que sí que se llama ética: la mía. Gracias a ti, siempre.

FLaC, te lo mando por correo… :P

Ricardo, eso pienso yo 

Tormentito, luego te me quejas de que te pasas las horas leyendo mensajes atrasados.. :P Pero también te puedes suscribir. Sí he sido tía: es el hijo de una de mis mejores amigas y hoy justo cumple un mes. Más mono…

Portorosa dijo...

Me gustaría poder escucharte.

Besos.