jueves, 2 de octubre de 2008

Lisboa


De Lisboa me traigo ceniceros, un salvamantel con un tranvía, la barriga llena y una dieta intermitente y mil balbuceos en portugués. He visto corales fluorescentes, pingüinos y una nutria juguetona, peces de mil colores maravillosos, un grupo de hombres con la cruz y la espada buscando los caminos del mar, las olas del Atlántico... y he sentido esa brisa que se te mete en los huesos y te lega una luz blanca cegadora... He vuelto a caminar por una ciudad que desconozco y que siempre es nueva. Era el primer viaje con mi madre, que nunca había estado en Lisboa y que riñe a quienes molestan a los peces con las cámaras de fotos a pesar de que ellos hablen inglés y no la entiendan. La misma que prueba el carpaccio para descubrir que la carne cruda no le gusta y la misma que se da cuenta de dónde hay momias aunque yo sólo vea una biblioteca. Nos hemos reído mucho, tenemos agujetas y me he tomado el lunes con calma. En la retina, mil imágenes: grupos de folclore, un camarero cariñoso que te tocaba en el hombro casi rozándote, las escaleras interminables, las calles que siempre son cuesta arriba, azulejos, estatuas, jóvenes encima de un monopatín, besos en la Estación de Oriente, una charla política con un taxista que va a Benidorm por los niños, la ternura.

Lisboa y el Tejo, un cuaderno con Pessoa, un gallo, mucha calma y dos días y medio que parecen años.


Imagen de rabataller.

23 comentaron:

Topo Universitario dijo...

Entiendo que habéis ido al oceanográfico. Si te ha gustado el de Lisboa, intenta ir al de Valencia. A mí me gustó más.

alelo dijo...

"Nada de esto me interesa, nada de esto deseo. Pero amo al Tajo porque hay una ciudad grande a su orilla. Disfruto del cielo porque lo veo desde un cuarto piso de una calle de la Baja. Nada el campo o la naturaleza me puede dar que valga la majestad irregular de la ciudad tranquila, bajo la luna, vista desde la Gracia o desde San Pedro de Alcántara. No hay para mí flores como, bajo el sol, el colorido variadísimo de Lisboa." Sí, Fernando Pessoa.

Y el oceoanográfico de Lisboa es mejor que el de Valencia porque un niño que vive en mi casa dice que en el portugués hay peces que dan luz por la noche y en el de la ciudad del Turia no. Hala.

Suntzu dijo...

¡Qué bien! Estos días que son pocos, pero sientan como años de relax... Disfrútalos , que no son muchos.
Un besazo.
Me gustó mucho verte.

taliesin dijo...

De Pessoa hablo en mi nuevo blog que empezó a publicarse desde ayer. Aún me acuerdo cuando me conminaste a escribir, a dar más datos que los que aparecen en mi perfil. Por eso me permito invitarte. Varios problemas: uno, está escrito en gallego (hay traductor); dos, ya sabes que soy bastante coñazo y en esta primera entrada me he esmerado. Pero bueno, no todo va a ser igual.
Saludos

Ahhhhh, la dirección está en el perfil.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Te va a venir muy bien este viaje a Lisboa. Si lo llego a saber te encargo un libro de Gonçalo M. Tavares. Pero en el puente me voy. Lisboa es todo.

Cable Hogue dijo...

Un montón de gente que de una u otra manera tiene relación conmigo ha ido en los últimos tiempos a Lisboa. Y justo esta tarde me han dicho que si quiero irme de viaje a Portugal, ni el calendario ni el dinero me apoyan, pero el viaje parece imprescindible.

Qué bonito, un viaje madre-hija.

Random Harvest dijo...

Anda que ya me iría yo contigo de viaje... definitivamente, entiendes los viajes y los ves de diferente manera que yo.

:)

Anónimo dijo...

Fernando Pessoa

Otra vez vuelvo a verte
con el corazón más lejano, el alma menos mía.

Otra vez vuelvo a verte
con el corazón más lejano, el alma menos mía.
...
Otra vez vuelvo a verte -Lisboa y Tajo y todo-
transeúnte inútil de ti y de mí,
extranjero aquí como en todas partes,
tan casual en la vida como en el alma,
fantasma errante por salones de recuerdos
con ruidos de ratas y de maderas que crujen
en el castillo maldito de tener que vivir…

Otra vez vuelvo a verte
sombra que pasa a través de sombras y brilla
un momento a una luz fúnebre desconocida
y entra en la noche cual estela de barco al perderse
en el agua que dejamos oír…

Otra vez vuelvo a verte,
mas, ¡ay, a mí no vuelvo a verme!
Se rompió el espejo mágico en el que volvía a verme idéntico,
y en cada fragmento fatídico veo sólo un pedazo de mí,
¡un pedazo de ti y de mí!
Traducción de José Antonio Llardent

Kupe Karras dijo...

Nunca he estado en Lisboa sino en ciudades cerca de la frontera con España y pueblecillos de donde son dos de mis tíos, unos marineros portugueses que son bastante extravagantes. Me gusta su gente, sus toallas de mercadillo que no secan ni pa tu tía y su sentido del humor. Me alegra que te lo hayas pasado tan bien :)

Los viajes que no hice dijo...

Topo, sí hemos ido al Oceanario u oceanográfico o como se llame. A ver si puedo ir algún día al de Valencia…

Alelo, ¿el niño vive en tu casa o en la suya?

Suntzu, cierto: fueron pocos días, pero después llegó el fin de semana a Sevilla y te vi… A mí también me gustó mucho. Repetiremos.

Tailesin, lo del gallego sí que me echa para atrás, porque las traducciones ya sabes que no son demasiado fiables. Pero intentaré leerte… y entenderlo.

Puntos de vista, lo que he escrito es algo que ya pasó. El 19 de septiembre, para ser más exactos… hasta el 21. No tengo tiempo ni de respirar: desventajas de tener nuevas ocupaciones laborales…

Cable, creo que a ti te gustaría… Y me lo he pasado muy bien: pensaba que nos íbamos a tirar los trastos a la cabeza, pero nos hemos reído muchísimo…

Random, ¿por qué? Pero si mis viajes son muy normales…

Anónimo, ya te echaba yo de menos por aquí.

Kupe, lo de las toallas es antológico…

Random Harvest dijo...

Anda que... te digo que me gustaría viajar contigo y te preguntas por qué. Muchas veces lo importante de un viaje no es lo lejos que vayas o lo exótico del paraje, sino cómo lo interpretas.

Los viajes que no hice dijo...

Pues es que, te lo juro, te había entendido justo justo lo contrario, Random: en mi tierra, el "anda que viajaría yo contigo" se puede interpretar como "prontito iba yo a viajar contigo"...

Anónimo dijo...

Hola soy Mar, conocí a una chica muy interesante en un crucero a Grecia, a la que yo fui con una amiga, las noticias que tenía de ella eran gracias a su blog, pero no lo he sabido encontrar, puede ser este? si no es este, cómo podría saber de ella? todos los que comentais en este blog creo que teneis conexión con ella.
gracias y un saludo a todos

Los viajes que no hice dijo...

Hola, Mar.
Ya me gustaría a mí que me hubieras conocido en un crucero a Grecia. Lo más lejos que he ido ha sido Galicia. Por aquí sí hay gente que ha ido a Grecia: lo que no recuerdo es si fueron en crucero o no.

¿Recuerdas el título del blog? Si recuerdas el título, lo puedes buscar por Google...

Que tengas suerte...

Random Harvest dijo...

Yo había dejado un comentario en esta entrada... joooooooooo. Saborrao.

Random Harvest dijo...

Venía yo a decir que en mi tierra también puede interpretarse así, pero que el "ya" pensaba que le daba el sentido de que sí me gustaría.

Y me voy a poner un poco cursi y decir que cuando se viaja con una persona, uno usa sus propios ojos, pero siempre es importante compartir corazones, porque los ojos son el canal, pero el receptor es el cuore, ¿no? Y no está mal compartir con otra persona lo que se siente. Claro, que los sentimientos de algunas personas no los quiero, los de otras sí.

PD: no te borres, porfa, no te borres, que me cuesta mucho ponerme profunda...

Arwen dijo...

Es genial cuando los días se alargan y casi parecen eternos porque se están disfrutando. Es genial. Me alegro que lo disfrutaras.

Arwen dijo...

Random, acabo de leerte y estoy muy de acuerdo contigo. Al irme sola a Londres y verla casi entera así he sido plenamente consciente de que, de haberlo hecha acompañada, habría visto una ciudad distinta... No sé si me explico, realmente es que es una sensación que no consigo explicar bien. Y, oye, ya sé que a veces tres son multitud, pero que me uno a un posible viaje con vosotras dos, ea.

Random Harvest dijo...

Arwe, vive Dios que yo me apunto a un viaje con vosotras, que este año estoy de salir.

Mira: te reúnes tú con la viajera en Madrid y me la traes pacá en el autobús, que tarda 4 horas. A ti te recuerdo la ciudad y a la viajera se la enseño. Después de eso nos pillamos el topo hasta Hendaya y ahí el TGV hasta París. ¿Qué tal? Buen plann ¿eh?

XD

Arwen dijo...

Random, me has convencido total y absolutamente. Voy a hablarlo con la viajera ya.

Ulyanov dijo...

Bueno, admitís a otro viajero?
También creo que viajar en compañía hace ver los lugares con otros ojos. Literalmente.
Lisboa es una de mis ciudades favoritas. Guardo en mi memoria esas mañanas de primavera, llenas de luz, desayunando café y pasteles de crema, y los paseos por las plazas y las avenidas. Tu post me ha traído un montón de recuerdos, y sobre todo, el volverme a hacer presente que tengo que volver. Y esta vez no hacerlo solo.
Un gran beso

Luc, Tupp and Cool dijo...

¡Juraría que ayer puse un comentario aquí!

Bueno, sólo decía que he sentido nostalgia al ver la foto de Lisboa.

:)

Los viajes que no hice dijo...

Random: sí que te has puesto cursi, sí. Pero es tan bonito lo que dices… O será que yo soy cursi también: ¿qué es ser cursi? Y nada, que me gustan tus planes: el problema va a ser saber cuándo demonios tengo yo vacaciones…

Arwen, lo mismo va por ti.

Ulyanov, admitimos hasta dos viajeros más :P, que ya sé que tú vienes en pareja…

Tupp, pues no sé: yo no he visto ninguno (ningún comentario, se entiende). Pero es bonita, Lisboa… Ay, la saudade… :P