viernes, 4 de abril de 2008

Sexo en Nueva York / Sex and the City

















Se podría decir que es frívola, que sus protagonistas sólo visten ropas de diseñadores conocidos y carísimos, que fomenta el consumismo, las compras desaforadas y que trata a los hombres como objetos sexuales. Pero ahora es mi antídoto contra el aburrimiento y mi catarsis. Aprendo de moda, me río (lloro también: qué se le va a hacer: tengo astenia primaveral, como siempre), me asombro, comparo arquetipos. Juego. E imagino Nueva York.


También comparo. Cuento a las mujeres de mi vida. Dos van a casarse. Una va a tener un niño. Todas las demás tienen pareja (también). Con los hombres suspiro de alivio: la mayoría son gays. Uno va a ser padre. Otro lo ha sido ya tres veces. Comparto mi tiempo libre con dos matrimonios: los demás (las demás) se conforman con un café rápido, de una hora, cada dos o tres semanas. El resultado es que hablo mucho y digo poco. Y que echo de menos esa complicidad.


A veces pienso que los amigos están cuando no tienen pareja.

15 comentaron:

Arwen dijo...

Me gusta que te permitas una frivolidad (si realmente la serie lo es) de vez en cuando, no voy a ser la única frívola... ;P
Y sobre que los amigos están cuando no tienen pareja, espero no haber caído en eso. Aunque está claro que más visitas si hago en soltería, porque no tengo la necesidad de tener que ir a ver a otra persona.
Por cierto, a ver cuándo puedo ir a ver la serie a tu casa, hija, que todos habláis de ella y sólo vi uno o dos capítulos... Y a mí ya sabes que me encanta ver ropa...

Ana dijo...

Hola hola.

Cuando mi hermano era el único que sabía de "la mula" le dije ... oye! por curiosidad ... bajame la serie esa de S.N.Y ... así voy viendo un capítulo a la semana ... sí sí ... un capítulo a la semana ... en 4 CDs me dio todas las temporadas y su madre!!! dedicaba las mañanas de los sabados (y no contaré las tardes de otros días) a ver capítulos seguidos hasta que me la ví entera ... me encantó ... jejeje ...

Yo sé de mi compulsión ante ciertas cosas (por ejemplo las canciones ... no veas la de veces que soy capaz de repetir una) ... pero la serie esta lo vale solo por las risas y ciertas reflexiones (no ye tan frívola hooooo ... o sí? jajajja).

Besos besos.

Ana dijo...

Con independencia de la serie ... la reflexión tuya brutal ... ¿amigos solo cuando no hay pareja?
...

Eso vale una entera reflexion sobre lo que se entiende por amistad ... lo que se espera realmente de un amigo ... cuándo uno es, de verdad, amigo ... uys ... pero ye sabado por la mñana y no toy para mucho pensar ... otroo día.

Muas!

Sorrow dijo...

Tengo un abrigo igualito al de Samantha en la foto y no paré de torturar a mis amigos (masculinos) hasta que aprendieron que el estampado se llama "pata de gallo", jajaja...

Ah y no lo dudes, estando cómo está el dólar la patria del "give me two" (o "guimmi tu", que es como nos llaman allí a los españoles) es tu destino ideal ahora mismo: glamour por 4 perras y la ciudad más alucinante del mundo. Líate la manta a la cabeza y hazme caso.

Besotes de sábado primaveral (vengo de la pelu y estoy requetecontenta).

Sorrow dijo...

Perdón, mi abrigo es como el de Charlotte... Vi la serie hace tanto que ya se me olvidan los nombres :) En la uni pijo-americana donde estuve de beca en el 2001,los viernes por la noche nos pillábamos mis amigas y yo la sala de cine que había en el campus y rodeadas de palomitas y helados, repantingadas en las butacas, nos chupábamos los capítulos que daba gusto... Ay, qué tiempos... La voy a tener que revisitar en cuanto acabe de revisitar Friends.

Más besos.

paupablo dijo...

¡Ya era hora de que los hombres fuéramos tratados como objetos sexuales!

Como todo, en pequeñas dosis, la frivolidad es muy sana.

(Por cierto, lo de joven se me va quitando con las horas, pero tampoco tengo prisa)

El Sagutxo solitario dijo...

¿Los amigos son esas personas que te visitan asiduamente o de los que tienes que saber de continuo o son aquellos que, cuando sabes de ellos, te hacen vibrar?

Tengo un concepto bastante extraño de la amistad, No necesito que me hagan un hueco constante entre ellos y sus parejas. Necesito que me lo hagan cuando lo necesito.

:)

Blickwinkel dijo...

No he visto ni un solo capítulo de la serie. No puedo opinar nada. Me resulta curiosa la frase final: "...los amigos están cuando no tienen pareja".

Y uno se pregunta qué tipo de relación es esa -la de pareja- que es capaz de anular a la amistad. Los amigos sobreviven mas fácilmente a los naufragios. Es más fácil tener amigos de hace mucho tiempo que tener una pareja desde hace mucho tiempo. No sé. ¿Es la pareja una variante de la amistad a la que se añaden los accesorios opcionales de convivencia, hipoteca, descencdencia y, a veces, sexo?

arriero dijo...

Mi querida amiga, tu última aseveración no es en absoluto correcta, ya que tenías que haber dicho: "los amigos disponen de más tiempo cuando no tienen pareja". Tratas el hecho con un cierto egoismo y si son verdaderos amigos los debes encontrar siempre que los necesites pero...no a la hora que te pueda convenir a tí, tendrá que ser cuando ambos podais.
Si tú y yo fuéramos amigos, en este momento, no tendríamos problemas de estar juntos todo el día, porque me he tomado un descansillo, pero una vez acabado tendría que ser a las tantas de la noche. Un abrazo y no te calientes la cabeza con estas cosas.

glauka dijo...

O otro plan mejor.

Nada es cierto, y menos la amistad.

Muy pocas son reales, muy pocas.

Ricardo Colomer dijo...

No. Los amigos o están siempre o no son tales. Por ello hay tan pocos. Un besazo y venga con esa astenia

Kupe Karras dijo...

Los amigos de verdad, los ves cuando puedes y que te reciben como si nunca te hubieses ido, esa es la esencia de la amistad.

El otro tipo de amigo, el conocido más que nada, con el que te has ido de cena o copas puesto que la vida os ha hecho pasar momentos juntos, esos son los que los "usas" cuando estás solo. Por ejemplo, si no tuviese pareja, ahí estaría yo en casa de A marujeando, para buscar a pretendientes saldría con B, para sentirme mejor llamaría a C, y así sucesivamente. Puede que suene fatal pero es la pura realidad en las grandes ciudades. Ahora tengo una fiesta de cumpleaños a la que no puedo ir porque es de alguien que se licenció conmigo y va a ser típicamente inglesa, con las pinturas de guerra, taconazos y mucho alcohol. Si estuviese sola iba, pero no puedo volver a casa de la otra punta de Londres borracha perdida y pretender que no tengo responsabilidades. Para entender mejor esa cita, creo que se debe de ver desde el prisma anglosajón.

Luc, Tupp and Cool dijo...

Yo sí creo en la amistad que perdura. En la amistad cierta, aunque no puedas frecuentarte tanto como quisieras.

Pero creo que la Viajera, más que a la amistad, se refiere a contar con gente afín que a la vez tenga tiempo libre para compartir el ocio, las aficiones...

Es cosa de romper el cerco. A veces, ibas buscando sólo un aficionado/a a algo, y te encuentras un amigo maravilloso.


(Me ha gustado la reflexión de Sagutxo :))

Los viajes que no hice dijo...

Arwen, lo de la frivolidad lo dije porque algunas críticas (de hombres) piensan que es una serie frívola. A mí no me lo parece, me gusta mucho. Tampoco es que sea de una profundidad aplastante, pero ya he dejado de analizar por qué me gusta lo que me gusta. No me refería a ti, de todos modos, en la última frase :P

Ana, es que engancha, la verdad. Y sí; eso dije. También vale una reflexión sobre el mundo “parejil” y cómo está montado. No sólo sobre lo que se espera de los amigos. Es maravilloso pensar que los amigos son esas personas a las que no ves nunca y con las que no hablas nunca pero de las que, cuando las tienes enfrente, sientes que no ha pasado el tiempo. Pero no es ése mi concepto de amistad. Yo soy más de “el roce hace el cariño”.

Sorrow, pues me gusta tu abrigo. Nueva York es un viaje pendiente que haré. De eso estoy segura. Lo que no sé es cuándo… Ah: y una buena peluquería siempre es motivo de contento. Y una mala de amargue.

Paupablo, siempre serás casi diez años más joven que yo. Y eso no te lo perdono. El problema es que a mí la juventud también se me va quitando con la edad.

Sagutxo, mitad y mitad. Yo tengo un problema, lo reconozco. Me resulta complicado poner a los demás al día de lo que me ha ocurrido si no les veo. Termino callando lo importante porque ya no me parece tan importante. O porque me parece demasiado importante como para compartirlo. Se llama “perder la confianza”: es así de duro. Y tampoco necesito que me hagan un hueco. Sólo que mi hueco, el hueco que yo creé, siga siendo el mío. Eso no ocurre. Y a mí me duele.

Blickwinkel, bienvenido. No sé qué clase de relación será: no asisto a ella. Y siempre había pensado que sí, que lo que tú dices era una pareja: el problema fundamental es que generalmente (muy generalmente: siempre, diría yo) se crea una dependencia de la pareja que no tienes con absolutamente ninguna otra persona. No sé si se debe a la química que genera el cuerpo, a la educación o a qué. Tampoco lo analizo.

Arriero, con mi última aseveración dije, exactamente, lo que quería decir. La pregunta fundamental es: ¿cuándo se necesita a un amigo? Te diría que siempre y te diría que nunca…

Glauka, también es cierto. Están cuando no tienen pareja ni otro plan mejor…

Ricardo, la gente no está siempre. Están a doscientos o quinientos kilómetros de distancia, muchas veces.

Kupe, pues también. Pero hace mucho tiempo que no me voy de cena ni copas con gente que no sea amiga mía. Mucho tiempo, años. Elijo muy bien con quién comparto mi tiempo (ya me paso demasiadas horas al día con mucha gente que no me importa como para tener que aguantar a otros por el estilo en mi tiempo libre). Lo de la fiesta… Bueno, yo tampoco lo haría. O me pasaría un ratito nada más…

Tupp, yo también creo en la amistad que perdura. Pero, se me ocurría, leyendo todas las respuestas, que el tiempo, también lo pienso, es algo que cada uno pone y quita de donde quiere. El día tiene veinticuatro horas. También pienso que, si tú no tienes ganas de ver a tu amigo, es que no es tu amigo. No me vale eso de “si es tu amigo de verdad, dará igual que no os veáis nunca, porque la amistad es muy fuerte”. ¿Sería aplicable a la pareja? “Si es tu pareja de verdad, dará igual que no os veáis nunca, porque vuestro amor es perdurable”… ¿Sería aplicable a los hermanos, a los padres? ¿Daría igual no verlos? Ah, no. La cuestión está en los amigos: a ellos no hace falta verlos, ni cuidarlos, ni interesarse por su vida. Porque la amistad es muy fuerte. Menudo concepto de amistad. Yo a eso lo llamaría “indiferencia”…

Suntzu dijo...

No todos, por suerte. Pero la mayoría sí. No sabes cómo te entiendo, hija...