sábado, 13 de diciembre de 2008

Vallecas

Tiene un colchón de lana, una pared de láminas de madera con un póster soleado y zapatista, una estantería azul que quiere ser un pueblo de Grecia, una espiral de incienso que se trajo de Vietnam y muchos libros. También -vale, lo diremos- unos muebles lacados en rojo con un filo dorado, un suelo muy frío al que se le ven todas las pelusas, mil apuntes de arquitectura metidos en cajas, un carro de la compra destartalado para el que no encuentra sitio y la sensación de estar de paso.

Vallecas sigue siendo el centro de operaciones. Pasear por Vallecas es como estar en un pueblo desde el que se ven los mejores atardeceres de Madrid si a uno le da por subir todas las colinas del Parque de las Tetas. También es como estar en el mundo en pequeñito: mil acentos, muchos tonos de piel, mil vestimentas distintas y el deseo de aprender idiomas. Mi radio de acción es también exiguo: centro, Chueca, Vallecas, Lavapiés. Pero, de entre todos los lugares, me quedo con su casa, mi maleta en el sillón, la posibilidad de despertarla después de una noche de juerga, de arrebujarme con ella en la cama para convencerla de que ya es hora de desayunar, calentarle el agua para el café, coger una manta y un cenicero y hablar de cualquier cosa.

No te preocupes: va a ser muy divertido.

Imagen de David Fisher.

12 comentaron:

Cable Hogue dijo...

Pinta bien, aunque mejor es volver a leerte.

Ulyanov dijo...

Los lugares y los viajes más especiales empiezan en la piel de las personas que amamos... Un beso muy grande

Ricardo Colomer dijo...

Madrid...Vallecas...café...calor humano...conversación...

Te noto agusto

Un besazo

Los viajes que no hice dijo...

Cable, es que no tengo tiempo... ni se me ocurren temas, también te lo digo.

Ulyanov, cuánta razón tienes...

Ricardo, es el mejor plan del mundo...

ca dijo...

te estaba leyendo... y me sentía como en casa ¿será porque vivo bajo uno de los senos?
Un saludo

Los viajes que no hice dijo...

Ca, no sé si hay mejor lugar para vivir. Bienvenido...

(Siempre me pregunto cómo la gente nueva llega aquí).

ca dijo...

...por las mismas razones que uno llega a Vallecas. Un saludo.

Los viajes que no hice dijo...

¿Por amigos?

glenclous dijo...

Yo viví allí un par de años. A los pies del Parque de las Tetas, y subí incontables veces en invierno y en verano a ver atardecer sobre Madrid, a pensar, a relajarme... Qué lugar tan fantástico y qué poca gente de lo conoce.

Los viajes que no hice dijo...

Definitivamente, Glenclous, son los mejores atardeceres de Madrid...

ca dijo...

No. Por las casualidades que nos mueven.

Los viajes que no hice dijo...

Casualidades o búsquedas, depende de qué, ca, pero gracias...