domingo, 4 de noviembre de 2007

El café de los domingos

El rito más sano del mundo es el café de los domingos. Ahora suenan a alianzas, trajes de novia, invitaciones que no se quieren hacer pero que son ineludibles, la diferencia entre la famila y los amigos y los precontratos con un salón de comidas. Llego con mil cosas en la cabeza que no me apetece contar porque son absurdas y ya me sé todas las respuestas posibles. Así que me zambullo, entre un partido de fútbol, un café, una menta poleo, en mil charlas sobre las dietas que las tres estamos haciendo porque casi ninguna de mis amigas cumple los cánones de belleza (aquí, o se habla de comida, o se habla de sexo) y me río y escucho e intento centrarme en temas de los que no entiendo.


Porque ciertamente nunca me he fijado, salvo lo imprescindible, en los vestidos de novia, en los ramos o en alianzas. Nunca he tenido que disponer unas mesas, la única razón por la que me casaría sería por poder reunir a todos mis amigos en un mismo lugar durante unas horas y nunca he sabido de las reglas mínimas de vestimenta protocolaria (mañana, vestido corto; noche, vestido largo: es lo máximo que alcanzo) y los precios de un menú me parecen desorbitadísimos.

Ahora me queda casi un año para acostumbrarme. Se casan el año que viene dos de mis mejores amigas: una en mayo (tengo seis meses para quitarme treinta kilos de encima, gramo arriba, gramo abajo) y otra en octubre (y otros cuatro para no volverlos a engordar) y aquí estoy yo, hablando de fechas de entregas de pisos, viajes de lunas de miel y con mi complejo de Peter Pan a cuestas. Y con cierta soledad que se hace una montaña en determinados momentos, cuando miras a tu alrededor y ves a los demás con una vida hecha que tú distas mucho de elegir, de querer elegir, de poder elegir, pero que no te importaría probar a veces. Como un experimento analítico, aunque sólo fuera para poder escribirlo, para poder adentrarte.

Escucho. Pongo condiciones. Porque me he perdido, también, mil ritos en mi vida (liarse con alguien cuando tienes quince; acabar un fin de año borracha; echar un polvo en un coche) y no me apetece perderme alguno más. Así que les digo que no tengo hermanas y no las voy a tener nunca y que quiero hacer cosas tontas: ir a que se prueben trajes de novia, mirar alianzas, preparar una despedida de soltera (el plan perfecto: cena y copas y charla), seguir opinando de lo que no sé -escotes tipo barco o palabra de honor -que a ver de dónde viene el nombre-, trajes con corte medieval, mantillas, calados y telas de nombre impronunciable o contundente, como tafetán -qué palabra más bonita-). Asisto a dos historias que culminarán en mayo y en octubre y que me siguen asombrando.

A veces me asombran los desenlaces lógicos.

Imagen del café de Sogno Lucido.

Imagen de boda de MadeInItaly.

24 comentaron:

M dijo...

Si tienes la semsación de que te has perdido demasiados ritos, lanzate a por ellos, no tienen otro sentido que que te lo pide el cuerpo.

Cuando pase la racha de bodas tendras la sensación de ser la unica que conserva algo de sentido común.

Lo del polvo en el coche, que quieres que te diga....a mi edad, tal vez en una Vanete....

B x C

Random Harvest dijo...

Tampoco es que te sorprendan los desenlaces lógicos, más lo hacen los que no tienes o crees que no puedes tener.

Yo valoro cada vez menos esa lógica social. Por suerte o desgracia, no tengo hermanos y sí dos hermanas, así que de todo eso que comentas algo sé. Nunca me ha importado ni interesado y con el tiempo he aprendido que Dios no me ha llamado por esos caminos de ser una chica lógica, así que he parendido a ser feliz con lo que me toca y con lo que soy capaz de tener. No me fuerzo a poseer lo que no puedo poseer ni suspiro por lo que puede (pudo) ser y no es (fue). Yo soy como soy y eso es irremediable. Creo.

Me faltan cosas, sí. Echo de menos muchas y a alguien en especial, pero que no lo tenga ahora mismo no quiere decir que nunca vaya a tenerlo, ¿no?

Por un payaso en tu vida, UnaExcusa. Yo soy muy payasa, lástima que viva tan lejos.

:D

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hay cosas en la vida que no son de obligado cumplimiento. Si quieres reunir a todos tus amigos, hazlo. No es necesario disfrazarse y jurarse amor eterno (¿existe eso?) delante de los compromisos sociales de tu suegra.

Curiosidad: El escote "palabra de honor" tiene en potugués dos nombres curiosos. En Brasil se llama cai-cai (traducido cae-cae). En Portugal es una cosa como "ojalá se caiga". Para que veas que hay cosas todavía más curiosas , palabra de honor

Arwen dijo...

Pues ya sabes lo que opino de casarme yo, pero me encanta hablar y ver vestidos de novia, y escoger flores, y todas esas chorradas, chica, no sé muy bien por qué.Bueno, lo sé, me encanta la ropa, qué le voy a hacer.
Del resto no digo nada, que ya sabes de qué ánimo estoy.
Felicita a las dos.

Nosotras mismas dijo...

Intenta no perderta nada más y eso habrás ganado.

Saludos

puça dijo...

Tienes un comentario para ti en el anterior post.

Cada uno vive la vida a su manera. ¿Sois incapaces de entender esto? ¿Tan miedicas sois que si no estáis integrados os cagáis por las patas abajo? Os desprecio. Desprecio vuestros lamentos de niñatas y niñatos. Casi ninguna de las personas que dieron algo de valor a la humanidad eran personas integradas. Los psiquiatras le tienen tal miedo pánico a la locura que ante cualquier desvío, ante cualquier cosa que no sea la integración plena se cagan por las patas abajo. Y vosotros les seguís como alelados. Os desprecio, no valéis nada ni nunca valdréis nada.

puça dijo...

Una excusa: el comentario anterior es fuerte, lo sé, pero lo escribí un poco para provocar polémica. A mí es que hay temas que me exasperan. Como por ejemplo que los así llamados profesionales de la salud mental quieran ante todo integrarte bien integrado: sin vida en pareja eres un indeseable, etc. En el fondo es lo que piensan, por eso les gusta despistar y darte a entender lo contrario: eso se llama seduccción. Si eres un anormal integral -rebelde o bien porque te toca- pero al menos te mantienes unido al mundo por un cordón de felicidad, de aceptación de tus miserias, mejor esto que nada. Ante todo no hay que ser la nota discordante. Eso sí se jartan a hablar del dolor, de dejar escritas bellas frases sobre el dolor... Pero sería bueno no dejarse seducir, porque pueden destrozarte la vida. Y todo porque tienen miedo, miedo y más miedo: a la locura, al dolor, a la soledad, a la enfermedad, a la rebeldía... Toda esa red de blogs responden a eso, a atraer a las pobres personas a lo que ellos consideran felicidad. Proselitismo se llama lo que hacen. En estos blogs no aprenderéis a ser más responsables sino todo lo contrario: a ser más dependientes, a no saber medir vuestras fuerzas sino no es con el modelo que subrepticiamente os presenta, a aficionaros a las alas protectoras -qué gusto-, de alguien que tiene que aprovechar todos los medios modernos a su alcance con el fin que he dicho. Y como además no sólo no tiene problemas para escribir con amenidad, con toques de profundidad, escamoteando casi siempre la verdad, pues ahí la tenéis: a vuestra tata seductora...

Álex Chico dijo...

Llego a ti a través de Lama y José Manuel. Leí esta entrada y me sorprendió ese incierto café matutino dominical, el momento quizás más crucial de la semana. Leí, de paso, aquel otro post que publicabas sobre Barcelona.Es genial leer cosas así, sobre todo para los que queremos seguir viviendo en Barcelona. Un abrazo.

Anonymous dijo...

disculpen que meta la nariz donde no me llaman...ando a la caza de blogs interesantes y este me lo pareció.

acabo de leer una frase de esas "célebres". creo que hay decidores profesionales de ese tipo de frases. se le atribuye a Mr. Wilde y no es políticamente correcta, pero (lo siento), me pareció graciosa. además, no viene a cuento, pero...ahí va:

"bigamia es tener una esposa de más. Lo mismo que monogamia".

manuel

puça dijo...

Mira, unaexcusa, espero haberte aclarado que ha habido un grave malentendido, que es sido víctima de una broma y además, y para terminar de arreglarlo, esta mañana me han dado una mala noticia y me he desquiciado, porque tenía algo que ver con los psiquiatras norteamericanos y el conductismo... Habéis pagado vosotros! Ya pasó. Me encanta el tema que ha sacado Manuel: Oscar Wilde y sus boutades. Espero comentarios ocurrentes porque el tema lo merece... Oscar Wilde, a pesar de sus boutades, creo que era un pensador sutil y profundo... y cuando pienso en su final me caliento y sus boutades dejan de parecerme boutades para impresionarme de verdad.

Mrs. G dijo...

Bueno nunca digas nunca.
A lo mejor un día te descubres hablando de vestidos, de alianzas, de viajes de novios... pero de tu propia boda! La vida da mil vueltas en lo que uno menos se lo espera

Pere dijo...

Los viejos ritos pueden pesar como una deuda pendiente, pero intentar recuperarlos, aquellos que aún pueden recuperarse, siempre resulta decepcionante. Terminas jurando no volver a excederte con el alcohol (como en cada resaca), dándote cuenta de que el asiento del coche es bastante menos cómodo que un colchón, el sofá, la alfombra de la sala y hasta la mesa de la cocina, y pensando qué, al cabo, no te habías perdido demasiado.
Pero no está mal eso de participar de ritos ajenos (que tratándose de amigos no son tan ajenos), aunque sepas que no son para ti y en general los cuestiones por superficiales y absurdos. La superficialidad no es un buen sitio para vivir, ni siquiera para quedarse mucho tiempo, pero visitarlo alguna vez puede tener su encanto. Además siempre podemos justificarnos con la excusa del experimento sociológico...

Anonymous dijo...

Qué mala uva, pere.

Anonymous dijo...

¿Por qué? Es mi opinión, que puede estar equivocada, como casi siempre, pero en ningún caso encierra mala intención.

Pere dijo...

El anterior era yo, olvidé poner la firma.

Tormento dijo...

Te debía una visita.
Es imperdonable que haya tardado tanto en venir, me parece que escribes muy bien.
Pero que muy bien.
Me tocan de cerca algunas cosas que cuentas... te seguiré de bien cerca.

Un beso.

UnaExcusa dijo...

Viuda, sabia como siempre. Y sí, lo sé: no entra en mis planes casarme (primero tendría que encontrar con quién), no creo en que el Estado tenga que regular vida privada alguna. Y para lo del polvo en el coche, ya estoy mayor. Por cierto, ¿qué significa BxC?
Sagutxo, sí que me sorprenden los desenlaces lógicos. Lo lógico es que la gente se case (por imperativo maternal, por deseo individual, por juerga con los amigos). No me sorprende, sin embargo, tanto que se casen como mi reacción de agobio. Ya sabes: Dios, aquí todo el mundo con la vida hecha, pareja, casa, coche, niños... y yo de eterna adolescente, sin pareja, sin casa, sin coche (ay, no me lo recuerdes) y sin niños (y por mucho tiempo)... A mi alrededor todo el mundo está emparejado: incluso los que siempre han tenido relaciones más sui géneris (viene con tilde en el DRAE). Todos. Salen de una relación y se meten en otra, qué facilidad para ligar, Dios mío. Y a mí me asombra. Bueno: y tienes razón: que no lo tengas no significa que nunca vayas a tenerlo. Tú, digo. Yo lo veo complicado. En mí, digo. Ah. Y soy muy payasa. "Muy cómica", dicen mis amigos.

Puntos de vista, no puedo reunir a todos mis amigos sin una razón gorda. Unos están en Barcelona. Otros en Madrid. Otros en Melilla. Otros en Sevilla. Otros en Granada. Otros en Murcia... Demasiado lejos para decirles: oye, que os vengáis un fin de semana sólo porque me apetece veros a todos juntos en el mismo lugar y que os conozcáis. Y más: yo no creo que exista el amor eterno (salvo con los amigos). Creo, más bien, que la monogamia que nos empeñamos en practicar es el modo de vida más complicado que hay. Pero ésa es una opinión personal. Curioso lo de los escotes, gracias.

Arwen, pasará. Ya sabes que pasará. Lo que no te puedo decir es cuándo.

Nosotras mismas, el problema es que algunas de las cosas que me pierdo no dependen sólo de mí... :P

Puça, supongo que te diriges a la gente en general. No sé a qué llamas estar integrado: es decir, ser soltero también es estar integrado: nadie te margina por ello socialmente. Y algunas de las personas que dieron más a la humanidad, hasta donde yo sé, estaban casadas casadísimas de blanco y por la iglesia. Ningún profesional de la salud mental va a decirte que sin vida en pareja eres un indeseable: si así fuera, yo hace tiempo estaría en un psiquiátrico, porque no la he tenido nunca y dudo mucho que la vaya a tener jamás. Lo de ser la nota discordante viste mucho, pero lo cierto es que la sociedad también nos marca los cauces por los que podemos rebelarnos y protestar. En lo de la red de blogs ya me pierdo. Como en el 90 por ciento de las palabras que escribes, por otra parte.

Álex Chico, me caen bien esos dos. El café fue vespertino y Barcelona me encantó. Me gusta esa sensación de sentirte en casa, comodísima, en una ciudad que no has visto nunca...

Manuel, me gusta tu frase y creo que es pertinente. Pero mi frase favorita de Wilde es otra: "Bésame en la boca, porque te quiero mucho". Se la dice el Príncipe Feliz a la golondrina.

Mira Puça, de verdad, estoy comenzando a hartarme de psiquiatras, conductistas, acusaciones varias y demás. Otra vez, repito: esto es un blog. No es un foro de debate. Es un blog personal que escribo yo porque me sale del mismísimo. Es un blog para colegas, amigos y medio-colegas-internautas-irreales-varios. Es decir, ni yo ni la gente que comenta aquí tenemos por qué "pagar nada", porque aquí no ha habido malentendidos. Y hay ciertas reglas. Están publicadas en un post que se llama así, precisamente, las reglas. Haz el favor de leerlo.

Mrs. G, te aseguro que muchas veces sí que se puede decir "nunca". No me casaré nunca: no puedo casarme, pero ésa es otra historia.

Pere, no me veo recuperando ciertos ritos. Asumo que hay cosas que no son para mí y ya está. Para el resto de la humanidad sí. El único inconveniente que tiene es que no te identificas ni con tu padre, pero bueno. Me encanta verte por aquí.

Un árbol, bienvenida, gracias, bienvenida, sonrisas varias, yo también te sigo. Un beso.

Pere dijo...

No hay muchos con quienes identificarse, es verdad, pero con el tiempo vas descubriendo unos pocos espíritus afines. Al cabo son los que hacen que esto valga la pena.

UnaExcusa dijo...

O espíritus afines con los que no te identificas, Pere, pero que permanecen.

gitana dijo...

Sí, permanecen. Y es lo único, o casi lo único, que permanece en la permanente, eterna y alocada huida.

Luc, Tupp and Cool dijo...

Lo de la seda, el tafetán y los preparativos, las amigas que se casan, las pérdidas y los encuentros, me ha llevado más lejos de lo que pensaba. Igual que algunos paseos silenciosos entre las páginas de l@s que por aquí escriben.

Y, por no sentirme okupa, he optado por alquilar un cuartito en un piso del barrio, en el que no sé cuanto estaré, ni en qué medida. Ni siquiera, si va a ser bueno para mi salud. Arriba está la tarjeta con la dirección.

Gracias por andar por aquí.

Tuppence

Suntzu dijo...

Cómo te entiendo, Unaexcusa. El post y los comentarios que has hecho luego. Ahora mismito, estoy como tú. Calcaíta, calcaíta.

Anonymous dijo...

Como explicarte que mil veces pensé en abandonarlo todo, cojer el coche (si no me lo roban claro) y salir corriendo a abrazarte. ¿Cómo se puede repartir el amor? ¿Dónde buscar el tiempo que no pasamos juntas?
Somos adultas si, pero a veces siento impulsos de ir a buscarte y besarte los labios como si fueramos dos niñas revoltosas descubriendo la ternura.
Por supuesto que el amor eterno se refiere a la amistad, yo te perdonaría todo, pero... se lo perdonaría a el? Podrá durar más, menos o quizá para siempre, pero la cafetera siempre irá conmigo independientemente de seguir o no con él.
Te quiero, no puedo decirlo de otro modo, ni más alto ni más claro, pasará, claro que pasará, centraremos nuestros temas un tiempo un poco más en vestidos, restaurantes, mesas e historias de esas pero pasará y será genial, porque yo se que tu estarás feliz, estrenando tu cámara nueva, me verás guapísima y feliz y te alegrarás por mí porque aunque exista una unión paralela, la nuestra permanecerá a pesar de los años, las distancias y las parejas.
Mi peter pan querida, no faltarán los cafés, las escapadas y sobre todo los besos y abrazos.
Si no es así dame una real hostia.

UnaExcusa dijo...

gitana, no tengo nada que añadir a eso...

Tupp, ya vi cuán lejos te llevó y me encantó. Y esto... un blog precisa de actualización más o menos constante y... ¡Me encanta el tuyo! ¡Quiero más!

Suntzu, supongo que al final somos más de las que pensamos. El problema es que las solteras estamos tan lejos...

Anónimo, creo que el amor no se reparte. Yo no reparto el que te tengo: es para ti enterito, todo, todos los días, todas las veces. Porque al final eres siempre mi cordura y mi alegría, porque sigo mirándote a los ojos y pensando en la suerte que tengo, porque te echo de menos todos los días, y miro cafeteras y guías de viajes, y cámaras de fotos. Y estarás guapísima con tu cascada de pelos y no tendrás mucho tiempo para nada, pero sí para besarme y después habrá tiempo, mucho tiempo, todo el tiempo, para todo lo demás. Yo tampoco sé decírtelo más alto ni más claro. Pero tampoco hace mucha falta que invente palabras nuevas...