domingo, 14 de octubre de 2007

Las reglas

Que no te tiemble la mano ni al borrar ni al escribir. Me lo dijo una de las personas a las que más admiro, cuando asumí la moderación de un foro conflictivo con múltiples trolls en el que cualquier debate se hacía imposible. Desde entonces, lo he cumplido a rajatabla, y no me tiembla.


Hace menos tiempo, me dijeron: no permitas que nadie venga a insultarte a tu casa. Y ésta es mi casa, como también lo es esta otra. Sigue sin temblarme la mano. No me muevo un ápice. No me gustan ciertas provocaciones. No las tolero porque tolerar, al fin y al cabo, es aguantar lo que no te gusta y yo no tengo edad ya como para aguantar nada. Aquí, no.

Me gustan los comentarios. Es más: me gustaría que la mayoría de quienes entran escribieran algo, porque echo de menos las palabras de cierta gente lúcida a la que conozco y de los desconocidos a los que nunca me han presentado. Me encanta discutir, adoro los matices, una buena conversación, un intercambio de ideas, escuchar o leer. Y con la misma intensidad abomino de los patios de vecinas y del cacareo.

Por eso, aquí, no.

Aquí no valen los insultos, ni las condescendencias baratas, ni las descalificaciones, ni las chulerías. Ni los ataques sumarísimos contra la que suscribe ni contra quien comenta. Los desequilibrios psicológicos y las frustraciones se ventilan en otras partes. Mientras tanto, seguiré pensando que ciertas intervenciones son basura y, como tal, han de ir a la papelera. La red es muy grande. Es tan grande que uno puede iniciar, en su blog, en un foro o donde le plazca, un debate sobre algo que se diga en esta página y, posiblemente, yo no me enteraré nunca.

Es decir: se permiten todos los comentarios. Hasta los anónimos (hay quien los restringe). Se responde a todos, o se intenta (por aquello de la retroalimentación y por no ser descortés). Y eso pese a que jamás me ha gustado dirigirme a alguien a quien no pudiera identificar con un nick. No se modera antes de que se publiquen: puedo encontrarme los insultos dos días después. Es mi manera de indicar que cabe todo el mundo porque, si no cupiera, haría un blog sólo para invitados. Reservado el derecho de admisión y santas pascuas. Pero me niego a pensar que la gente que entra aquí no es lo suficientemente adulta. Adopto en la red las mismas reglas que en la vida real y, como en la vida real, desarrollo mis filias y mis fobias.

Esto es lo que hay y es muy simple: no se admite publicidad, no se admiten comentarios ofensivos ni linchamientos. Son las reglas. Son mis reglas. Si no te gustan, te jodes.

Nadie te obliga a leerme.

18 comentaron:

Random Harvest dijo...

¿?

Joe, qué reviramiento... Tía, yo permito tada clase de comentarios, me da exactamente igual lo que me digan. No me ofendo con ellos porque no puedo, se dicen tantas cosas tontas que es mejor no hacer ni caso. Supongo que todo va según caracteres.

Eso sí, me parece muy bien que establezcas tus normas y que hagas que se cumplan. Yo siempre he sido de esas que creen que las normas están para cumplirlas. Y, como dijo Gila, el que no sepa aguantar una broma que se vaya a otro pueblo ;)

(Ahh, normalmente cuando a alguien le dices que si no sabe acatar las normas ya sabe dónde está la puerta se lo suele tomar a mal. Sería un comportamiento digno de estudio...)

:D

FLaC dijo...

Ays, como se ve a Sarm/UnaExcusa/etc en esa última frase. Un comentario lleno de mesura, pero la vehemencia tenía que salir.
Y que coño, me encanta, por eso paso por aquí cada vez que entro por esos blogs del mundo.

Suntzu dijo...

Uffff... ¿Esto es a raíz del "debate" de la situación de la educación? La verdad es que hay personas que creo que tienen complejo de mosca cojonera y se dedican a ir insultando y molestando a los demás, incluso en su casa. Que eso es un blog: la casa de quien lo escribe. Y si no consientes que te insulten en tu casa, me parece perfecto que tampoco lo consientas aquí. Como bien dices, a quien no le guste, que no lea. Y que dejen porculear. Por otra parte, no creo que tengas que justificar tus decisiones. Si quieres borrar comentarios, los borras y punto, que para eso puedes. Ahora, si lo que te apetecía era desahogarte, me parece genial.
Un abrazo.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

It's my party and I cry if I want to....

Es la letra de una canción.

Se pueden crear cuantos blogs se quieran y se puede decir lo que se quiera, así que me parece muy bien que no admitas los insultos. Yo sufrí una cadena de improperios y opté por borrar sólo aquellos posts en los que había INSULTOS (dejé todo lo que era crítica, que era poca cosa).

Así que no te derrumbes por cuatro palabras. Este es tu espacio, tu fiesta de creación/comunicación y si quieres gritas o haces lo que quieres. Ya nos ponen demasiadas normas ahí afuera como para tener que ponernos normas en nuestros espacios de libertad compartida.

UnaExcusa dijo...

Sagutxo: me encanta lo de "reviramiento" (revirar: Replicar, sublevar, volver rápidamente contra algo o alguien, según el DRAE). Pero es que tú eres mucho más paciente que yo. Lo de las reglas, la verdad, no es otra cosa que sentido común cuando se escribe en cualquier foro de internet. El problema es que esto no es un foro: es un blog. Y creo que alguno se piensa por ahí que esto es un foro de debate.

¿Se lo suelen tomar a mal? Pobres...

FLaC: tú ya sabes que la vehemencia me sale a mí en cuanto me descuido. O quizá sea por imposibilidad... Porque la verdad es que nadie obliga a nadie a leerme. Digo yo que quien entra aquí lo hace por propia voluntad. Lo que no me explico es por qué sigue entrando y por qué esa manía de, como dice un amigo mío, "tirar de las coletas" como en el patio del colegio. Una lleva ya mucho internet a cuestas y ha sido objeto de alguna que otra obsesión. No tengo la culpa de ser tan atrayente... xD.

Suntzu: no es a raíz del debate de la educación. Es a raíz de algún que otro comentario, en ese debate o en otros, en los que se me tacha de inflexible, fundamentalista y no sé qué cosas más. Es la típica historia del tío que va de culto y maravilloso, tío que se obsesiona, tío que me busca para insultarme, de forma anónima o sin el nick con el que es conocido habitualmente en la red (que estoy por decirlo, pero como es una intuición y no me gusta acusar sin pruebas...) sólo por el puro y duro placer de hacer daño. Después de tres años moderando un foro bastante conflictivo, lo del daño es algo absurdo: yo leo un mensaje, lo borro y como quien oye llover. Si consigue cansarme mucho, habilitaré la moderación de comentarios y punto.

Puntos de vista, conozco la canción. "It's my party, and I'll cry if I want to
Cry if I want to, cry if I want to
You would cry too if it happened to you"... Quien más, quien menos, todos han sufrido cadenas de improperios en sus espacios: hay personas que confunden debatir y discutir con gritar y vapulear. Pero yo no tengo la culpa de eso, así que no lo consiento. Éste es un espacio "libre de trolls". El que quiera jugar a los monstruos de jardín que busque otro espacio o se lo haga mirar. No estoy como para aguantar frustraciones de ningún loco jodedor. No se trata de un "si entras aquí, has de vestir de etiqueta", sino de un "si escribes aquí, te sujetas la lengua" (y un "y encima no seas tan gilipollas de insultarme, so lerdo").

Random Harvest dijo...

A ver, yo sí creo que eres bastante inflexible en algunos aspectos, pero no eso no es necesariamente malo, porque hay en cosas en las que hay que ser inflexible: moderar foros, moderar comentarios de blogs, situaciones de falta de respeto... En cambio, no te conozco pero por tu forma de ser en algunos casos, diría que eres muy comprensiva y muy abierta a los demás, aunque tengas tus propias ideas. En eso consiste, en respetar a los demás aunuqe no sean como tú, no en ser como los demás para no discutir :D.

A propósito, la paciencia no es una de mis virtudes, aunque sí soy la reina en hacer desprecios. Ahí queda eso. :P (espero que nunca tengas que recibir un desprecio mío porque, sin ir más lejos, creo que en toda mi brillante carrera he dejado llorando a toda mi familia excepto a una persona).

Arwen dijo...

Pero, ¿qué ha pasado? Me voy tres días y se monta la revolución... Pues, efectivamente, tolerar es aguantar y no estamos para eso. Y, efectivamente, estos espacios nuestros son públicos y abiertos, pero también nuestros y, por tanto, decidimos lo que vale y lo que no. A quien no le guste, que no mire...
Pero, por dios, cuéntame qué ha pasado...

UnaExcusa dijo...

Sagutxo, sí que soy inflexible en eso. A veces, porque por ahí hay pruebas de mensajes con insultos en el que ha primado más el debate que el insulto (y que me pilló de buenas: en otras circunstancias, lo hubiera borrado). En lo de los insultos, quiero decir, soy inflexible. En aguantar desequilibrios, también: yo, a estas alturas de mi vida, ni en el ocio ni en el trabajo, aguanto nada. La experiencia me ha demostrado que luego se estalla, porque yo soy de efecto retardado, y es peor el remedio que la enfermedad. Tampoco me voy a describir aquí, pero llevo mucho tiempo conmigo misma, analizándome, sabiendo quién soy, y sé que no soy lo que cierta gente que pulula por aquí y que no tiene puta idea de cómo soy quiere hacer ver al resto.

Arwen, ha pasado lo de siempre, niña: el típico que escribe y te llama fundamentalista, inflexible, intolerante y no sé cuántas cosas más, que cree que eres la reencarnación de Satanás y que él tiene que venir aquí a tu casa a decirte que eres una mala pécora y una víbora y no mereces vivir porque eres una mala persona y el mundo caminaría mejor sin gente de la misma ralea que tú dando vueltas por él. Pero que, a pesar de tener todas esas opiniones maravillosas sobre mí, mis circunstancias y mi carácter, resulta que sigue entrando aquí todos los días sin faltar ni uno, me lee con fruición y hasta te podría asegurar que me tiene en su selección de Favoritos porque le pongo y que lo que más lamenta en este mundo es no haberse metido conmigo en una cama. A lo mejor es uno de esos gilipollas que se creen que a las tías nos gustan los tíos que nos dan caña y que nos maltraten, vete tú a saber.

Anonymous dijo...

O sea que... "me pones"(?) Vaya.

"Cuando más difícil es comprender, el sabio se afana, y finalmente encuentra las fuentes. Después, sólo tiene que observar, y toda la verdad se revela ante él"

UnaExcusa dijo...

Sí, lo afirmo. Que ejerzo una atracción sobre ti. Lo digo alto. Si no, no se entiende la obsesión por venir aquí a insultar a quien no conoces.

En lo que a comportamientos se refiere, estoy curada de espantos.

Antonio Ayuso dijo...

"Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo". (Ahí queda eso, toma ya).

Anonymous dijo...

Soy hombre (y eso que camino por la vida como una persona, pero parece que hay para quienes todo es cuestión de bandos; y claro, si son de sexo, encima es que está de moda. Por cierto, otras no tardan ni dos segundos en tirar de eso de "maltrato, acoso,..." No seas tímida mujer, la mentira femenina está patrocinada por la ley), porlo tanto, algo debe de tener con la polla todo esto... Mi cura de espanto ensancha sus umbrales sin cesar, por suerte.

Me temo, confundes atracción con observación.Pero claro, un hombre, no tiene inquietudes intelectuales, porque ahí donde suele haber un cerebro, hay una polla, y la cosa no funciona.
¿Te molesta? No publiques en lugares de libre acceso.

Pere dijo...

La libertad de acceso a un sitio no implica que puedan ignorarse mínimas normas de respeto hacia el creador y el resto de los participantes.
Los insultos y las descalificaciones son la señal más acabada de la falta de argumentos y rebajan a quien los profiere mucho más que a quien los recibe.

UnaExcusa dijo...

Anónimo: Hace mucho tiempo que dejé de confundir términos: nadie entra a un blog repetidamente si no le gusta lo que lee. Nadie tira de las coletas en el recreo si la niña no le atrae. No sucede sólo porque la observes. "Soy hombre". Permíteme: a algunos ciertas palabras les quedan grandes...

Pere: me alegra verte de nuevo por aquí. (Que, por cierto, me pregunto si eres Pere-Ubu o eres otro Pere).

Pere dijo...

Síp, soy Pere Ubu en los foros de cine. También me alegra pasarme por aquí aunque no escriba demasiado.

Anonymous dijo...

"Soy hombre". Permíteme: a algunos ciertas palabras les quedan grandes...

Es sólo una pregunta retórica: ¿Te falta algún elemento para ser una activa maltratadora psicológica?

Anonymous dijo...

Disculpa, lo olvidaba. No te preocupes, no volveré a entrar.

UnaExcusa dijo...

Pere, lo intuía, pero queda mejor preguntar.

Anónimo, menos mal. Ni yo gasto pólvora en salvas, ni volveré a dar margaritas a los cerdos. Olé.