domingo, 21 de octubre de 2007

Este lugar

Así comenzó. Como una excusa, la que me hacía falta, para que me espiara una amiga que estaba lejos y que ha leído casi todo lo que he escrito alguna vez. Porque a mí nunca me ha gustado que me lean. Ni cuando publicaba y me paraban por la calle. Me da vergüenza, me da pánico. Por eso, durante mucho tiempo, ella fue la única que tuvo la dirección de este lugar.


Luego la publicaron por ahí y perdí, para siempre, los pudores y el anonimato. La añadí a dos perfiles, porque siempre me ha gustado mantener el control de lo que de mí se sabe, y seguí escribiendo.

Sigo hablando de lo mismo: de mí, que es lo único que conozco, porque yo no tengo teorías sobre casi nada ni recomiendo esto o lo de más allá, ni busco documentación como cuando escribía en foros de debate. Me sigue sirviendo para lo mismo: para que me espíen los que están lejos y para que sepan lo que no me da tiempo a contarles. Lo que me resulta curioso, y me sigue resultando curioso después de un tiempo, es la proliferación de extraños.

Siempre acabo preguntándome por qué.

(También acabo preguntándome por qué no dicen nada, pero ésa es otra historia).

38 comentaron:

Random Harvest dijo...

1. A los demás nos gusta leerte. No porque escribas mejor ni peor, sino porque cuando a una persona le interesa otra, le gusta leer lo que escribe.
2. La vergüenza cuando se ocmienza algo así es lógica, pues una cosa de estas se puede leer desde cualquier punto del mundo. Ahora bien, ¿por qué sentir vergüenza de que te lea gente que ni conoces?
3. A mí no es que me escame que la gente no comente, pero sí me llama la atención la timidez de algunas personas. En mi blog hay bastantes lectores habituales (el feed suele andar entre los 18 y los 22, que son los mínimos, hay más tipos de suscripciones) y pocas entradas llegan a los 10 comentarios. Mira que yo soy cerrada y tal, e incluso yo comento. Sería una temética interesante para un estudio, el porqué de que la gente no comente. Yo tengo mi teoría: comentar en un blog demasiado personal puede parecer inmiscuirse en la vida del que lo escribe. Lo que esa gente no sabe es que quizá el que escribe está pidiendo que lo hagan.

;)

UnaExcusa dijo...

1.- Sí. A los amigos/conocidos/amigos internautas puede. ¿Y a los que llegan aquí por casualidad, o por los blogs de otros, y se quedan? Dudo mucho que a ésos yo les interese lo más mínimo.

2.- Porque siempre me ha dado vergüenza que me lean.

3.- Puedes no comentar en algunos posts. Pero ¿no comentar nunca? A mí me gusta el blog de Jotacé, que dice: "Cada vez que te vas sin dejar un comment haces enfermar a la patrulla Primate". (¿Cómo sabes cuántos son los lectores habituales de tu blog?).

Beso.

Random Harvest dijo...

1. Cuando me refería a los que te leemos me refería a los habituales y a los que, de una manera u otra, te conocemos :D No te creas lo del desinterés. Seguro que tienes muchos lectores que entraron un día y les interesaste, aunque no te conozcan. El rollo ese de llegar a conocer a alguien por lo que escribe en Internet mueve más visitas de lo que creemos, lo digo por experienca (profesional, más que nada).
2. A mí me da una vergÚenza tremenda que me lean y que me oigan, en general. Soy mala dando la cara y, como ejemplo, diré que nadie que me conoce en persona excepto Kupe sabe que tengo un blog. Lo que no me avergüenza es que me lean los de fuera de mi vida. Cuestión de caracteres, digo yo, aunque cada vez pienso más que no debería darle vergüenza a nadie que se leyera lo que siente.
3. Pues es como la gente que nunca participa en foros y se dedica sólo a mirar. No te diré que no me molesta, porque en parte sí lo hace. Yo no escribo sólo para mí, lo hago también para los demás y en muchas ocasiones me gustaría recibir ese feedback. Ahora bien, entiendo que haya gente que igual no se atreve. Digo "atrever" porque me consta, por diferentes estudios que he leídoy por, otra vez, experiencia profesional, que los blogs aparentemente serios, bien escritos y ordenados, ofrecen una imagen de respeto y de superioridad (ficticia), lo que impulsa al visitante a no comentar por no tener nada que aportar o no sentirse a la altura. Es absurdo, porque detrás de ese blog hay un ser humano, pero así pasa. Lo de los lectores del blog... si entras en el mío verás que en la parte superior de la columna del lado está el contador de feedburner. El número que marca es el número de personas que se han suscrito al blog por medio de feedburner (un servicio que aúna todos los lectores de feeds en uno solo). Además de esos estarán los que están suscritos al feed a través de Netvibes, GoogleReader o lo que sea. De ese número no tengo control. Lo que sí sé es que los que usan feedburner andan por una media de 20 y en algunas entras no tengo más que uno o dos comentarios. Escama un poco...

:D

UnaExcusa dijo...

Ahhhhh... Yo te tengo por GoogleReader, así que quítame de tus estadísticas de FeedBurner. Que ninguno de allí soy yo.
Hay lectores y lectores. Hay blogs en los que entra menos gente, pero son más activos.
Yo tampoco diré que no me molesta, porque sí lo hace. De hecho, me molesta especialmente que dos personas muy concretas, ni siquiera dejen comentarios cuando les dedico los textos.

Antonio Ayuso dijo...

Eso va a ser entonces que (puede que a nivel inconsciente o preconsciente, aunque lo dudo) no escribes para tí o para quienes conoces, sino que has llegado a la etapa (y me río, porque a esa etapa ya habías llegado hace tiempo) de escribir para el público.

Quizá por eso te molesta que la gente no deje sus comentarios y sea, también, el hecho de haber puesto un contador de visitas o mirar cuánta gente entra o no aquí.

Es curioso, pero conozco unos cuantos blogs de gente que escribía sólo por él, sin importar, aparentemente, visitas y comentarios, y dejaron sus blogs poco tiempo después al ver que no recibían ningún comentario.

Cualquier persona que escribe con mediana asiduidad lo sabe: cuando se escribe en un sitio público, se hace para que la gente lo lea, si no, tenemos libretas que pueden quedar tranquilamente en las estanterías, personales y con la certeza de que sólo las leerán las personas que queramos.

UnaExcusa dijo...

Pues ahí está. Lo que pasa es que (¿tú crees que yo escribía para los demás? :P) no sé cuándo perdí el pudor...

Antonio Ayuso dijo...

No lo creo, lo sé (toma ya).

No creo que haya pudor en escribir para uno, más bien miedo a qué puede ocurrir si se enseña: malas críticas, que no guste, que no se comprenda, etc.
Hay gente que no soporta esa presión y prefiere no hacer públicos sus escritos, otros vencen ese miedo pero si les dan un palo se desmoronan y no vuelven a coger un bolígrafo o a pulsar una tecla.

Sea como fuere, escribir para uno mismo está bien para aprender, pero a la hora de perfeccionar, lo mejor es hacerlo público. Primero, porque la consciencia trabaja de otra forma, y segundo, porque "ningún fotógrafo enseña las malas fotos" sino que se esfuerza en pulir su trabajo.

Cagon la leche lo que repatea escuchar eso "de yo escribo pa mí". Qué sería de la cultura si Velázquez hubiera pintado para él, o si los bailarines sólo bailaran para ellos mientras están en sus casas, o si los arquitectos diseñaran sus casas para ellos (bueno..., esto lo mismo hasta estaba bien).

Random Harvest dijo...

¡Con lo bonito que es escribir para que te lean los demás, leñe!

:D

UnaExcusa dijo...

A mí siempre me ha dado vergüenza. He dicho.

elPadrino dijo...

To soy un asiduo poco cometarista, pero de vez en cuando algún comentario sí te dejo.
Comprenderás que no comente entradas que considero muy privadas, como las que dedicas a gente que quieres y esas cosas. Pero en otras entradas más dadas al debate intento dejar mi opinión siempre que puedo.

P.D: espero que pronto los escritos vengan adornados con una foto hecha por ti con tu futura nueva cámara xD

Suntzu dijo...

Pues yo me alegro de que , por la razón que fuera, te animases a crear el blog. Te entiendo perfectamente cuando hablas del pudor a la hora de enseñar lo que escribes. A mí me pasa lo mismo. Por eso creé el "otro" blog. Cuando empezó a entrar tanta gente en el mío, empecé a sentir que ciertos escritos personales, íntimos, ya no tenían cabida allí. Empecé escribiendo para mí y la verdad, ahora escribo como a mí me da la gana (eso siempre), pero pensando en los demás.
Es curioso cómo evolucionan los blogs. Y cómo evolucionamos nosotros.
Un beso, Unaexcusa.

UnaExcusa dijo...

Si yo pensara en los demás que me pueden leer, te aseguro que la mitad de los textos del blog no estarían colgados...
Pero supongo que no podría hacerlo de otra manera. Es lo que tú decías de las bragas colgando... Pienso: ¿lo cuelgo? Y luego me digo... From lost to the river, qué carajo.

Juan Carlos dijo...

yo asumo que todo lo que pongo en el blog lo puede ver cualquiera (incluyendo los que me conocen pero no saben que tengo un blog). Y por supuesto, me alegro más si un día tengo diez visitas que si sólo tengo una (mi madre, que es fija :-)).

Eso sí, en cuanto a lo de los comentarios,yo recibo muy pocos y debo decir que estoy encantado porque tampoco tendría tiempo de responder y al final me vería obligado a hacerlo.

Un saludo

Sorrow dijo...

Yo te sigo leyendo. Aunque ahora me encuentre más cómoda en el silencio.

mami ginger dijo...

Hola! yo tampoco he dejado nunca ningun comentario,y sí que soy una imtrusa urgando en el teclado de su hija. Me gusta mucho como escribes, así que con tu permiso te visitaré siempre que pueda.

mami ginger dijo...

HALE! DOS VECES PARA QUE LUEGO TE QUEJES JA JA JA...

Juanma World dijo...

Pues yo soy de los que piensan que todo el que escribe algo, consciente o inconscientemente, lo escribe para que alguien lo lea, incluso si se trata de un diario personal privadísimo cerrado con llave; sabes que el día que faltes, tus padres, tus hermanos o tus hijos, acabarán abriéndolo de algún modo y verán lo que has escrito. Y lo sabes mientras escribes cosas ahí, sabes que algún día alguien lo verá.
Respecto al tema de los comentarios, estoy un poco como Elpadrino, que hay entradas muy dedicadas a alguien o algo y no me atrevo a entrar, por desconocimiento.
Ah! Otra cosa... yo te conocí por casualidad, por el blog de Dooddle, y te considero tan interesante que no hay semana que no pase por aquí ;)

Un besote !

Anonymous dijo...

Pues yo te leo por lo mismo que te lee esta multitud: porque me gusta.

y porque lo haces tan a "la extremeña" que no puedo por menos de reconocer a la paisana, y ver rasgos que yo tuve (quizá tenga) antes de emigrar a Cordura.

Y porque escribes bien y tus temas son interesantes. Y porque no es cierto que ya no tengas "edad y salud para esas cosas". Y porque así voy aprendiendo, si al fin me dedicido a hacer un blog yo.

Tuppence

Kupe Karras dijo...

Yo te leo porque me gusta, y a veces, cuando escribes de cosas muy personales o relatos los leo pero no se que decirte, como si al poner un comentario te quitase algo de ello (absurdo, absurdo pero no lo puedo explicar)

Aunque no deje nada en algunos post, siempre estoy ahí.

Isa dijo...

no sé cómo he entrado en tu blog, pero pasaba por aqui y me ha gustado lo que he visto, yo también tengo un blog, y sólo dos o tres personas tienen la dirección, lo cierto es que no se por qué, bueno si, por vergüenza, por pudor, y por miedo a que puedan conocerme mejor, lo cual es una tonteria, ya que es ocultar una parte de nosotros mismos.
sabes, me volveré a pasar por aquí.

Tamaruca dijo...

Qué lindo lo has expresado. Es cierto, es así. La extraña y adictiva magia del blog :)

Tamaruca dijo...

Por cierto, yo tengo muuuuchos textos sin colgar... Generalmente, cuanto menos publico, más escribo. Qué cosas...

UnaExcusa dijo...

elPadrino, ya sé que tú me lees :P, como yo a ti aunque no deje ningún comentario tampoco (por falta de tiempo: normalmente leo los blogs en un cuarto de hora, por encima y luego ya profundizo). A ver si me compro la cámara y comienzo a practicar...

Sorrow, tú eres como los fantasmillas... Están, pero no se ven :P

Juan Carlos, hay gente que no responde ni a las preguntas que les haces directamente en su blog. Yo prefiero responder a todos: al menos, que alguien vea que se le ha leído también y se le tiene en cuenta.

Mami Ginger, pues bienvenida. Por ahí hay una Ginger, que aquí no ha escrito nunca, creo, pero sí deja muchos comentarios en En Busca. No sé si Mami Ginger es tu nick o es que eres su madre de verdad...

Juanma, eso dicen: que escribir, siempre, es escribir una carta a alguien. Aunque después no la lea. Desde luego, si escribes hay más riesgo de que te lean: si piensas, menos. Salvo en alguna serie que otra.

Tupp, siempre me haces sonreír y me quedo con una cara de bobalicona delante del teclado... Sería muy interesante un blog tuyo...

Kupe, a mí también me gusta lo que escribes tú. Y entiendo perfectamente lo de los comentarios.

Isa, yo siempre he pensado que no conozco del todo a una persona hasta que no lea algo qeu haya escrito. Así que sí, supongo que el miedo a que te conozcan mejor es legítimo.

Tam, a mí me pasa lo mismo. Escribo bastante más de lo que cuelgo. Por cierto, ¿qué pasó con el tipo del teléfono, el de la llamada a las cuatro de la mañana?

Friks Vaporup dijo...

Supongo que yo ni soy exactamente uno de esos extraños a los que se refiere el post. O sí. En cualquier caso no suelo dejar comentarios en casi ninguno de los blogs que visito asiduamente (unos 25 o 30), séa por las prisas o porque no sé qué decir. Otras veces no dejo ningún comentario porque pienso que le estoy diciendo al autor del blog "eh, ahora tú pásate por el mío" o que pensará "ya está aquí el pesado este" o "vaya chorrada me ha puesto". Es curioso, ahora que lo pienso: me cuesta más dejar un comentario en un blog ajeno que escribir una nueva entrada en el mío. También me llena de dudas cuando alguien postea en mi blog: ¿le respondo o no? ¿y si me paso por el suyo y le dejo allí un comentario? Pero entonces ¿no le estoy "forzando" a que me devuelva la visita? ¿no me habrá dejado un comentario sólo por cortesía y en realidad no le interesa nada mi blog? Y si le respondo ¿no pensará que no lo he hecho también por simple cortesía? ¿Y si le molesta mi mensaje? A veces dudo durante dos días, hasta que pienso que ya no tiene sentido responder. Entonces me doy cuenta de que, tal vez, quien escribió el post se sintió menospreciado y ya no volverá. Es una lástima porque, a pesar de todas las incertidumbres, me alegra recibir comentarios.

Al principio pasaba el texto que iba a publicar por un software que cambiaba las letras hasta dejar un texto ininteligible - incluso para mi; a veces pienso que debería seguir utilizándolo para mis comentarios.

UnaExcusa dijo...

Yo no te leo: no entiendo el idioma. :(

¿Lo de los comentarios? Por aquí se ha pasado gente que ha dejado comentarios y sus blogs no me gustan. Cuando me pican los dedos, los escribo. Cuando no es así, no escribo nada... Pero supongo que es cortesía responder a todos.

Los blogs no son obligatorios para nadie: al que le guste, se pasará. Al que no, no seguirá pasando.

M dijo...

Ufff....y yo, buscando por cualquier rincón un enlace donde leerte...que por cierto, no logre encontrar...

Puedes darme una pista??

B x C

M dijo...

Ahhh...y nosé tampoco dónde esta el censo de lectores habituales, pero fijo que estopy entre ellos.

Habitual, e irredenta, te leo siempre que puedo.

B x C

Adúlter dijo...

Y más aún que los extraños dejen (de algún modo) de serlo. Para convertirse sencillamente en raros. ;

Landahlauts dijo...

Hay blogs y entradas que no dan pie a comentarlas (hablo en general). Y más, si has llegado al blog "de rebote" y casi nunca has comentado.
Siempre, creo, buscas que alguien te lea y sí que sería conveniente, aunque fuera sólo eso, saludar... para que se sepa que aquí detrás, hay alguien que te lee.
Saludos.

UnaExcusa dijo...

Viuda, ¿por qué enlace preguntas? Yo también te busco, con fruición :P

Adúlter, no comment. (En extraños, en raros... ¿en cercanos?

Landah, por eso se habilitan los comentarios. Aunque lo que a mí me pasa, de verdad, creo, es que echo de menos los foros de debate...

marilour dijo...

Te leo, siempre, pero me cuesta comentar, muchas veces por que en la mayoría de las cosas que dices/escribes estoy de acuerdo, otras veces por que soy tímida, sí lo soy. Y las más por que te leo como si esto fuera un libro, me quedo a gusto con lo leído y yastá :P.
Con respecto a que se escribe sin ánimo de ser leído pero en un lugar público....también lo hago pero como escape, igual que cuando se va de paseo para descargar tensiones o para cargar emociones...
Y otra razón por la que no comento apenas es que ...me expreso fatal, ale, todo dicho..

Un saludo con mucho afecto

Arwen dijo...

La gente te lee porque escribres bien, porque dices hablar sólo de ti, pero en muchos textos estamos muchos otros reflejados, porque enganchas...
Y lo de los comentarios, a mí también me gusta saber quién me visita, aunque solo dejen un hola, y me gusta contestar a todos, porque la comunicación tiene dos sentidos y, aunque colguemos textos que solo sean para nosotros mismos (pero que sentimos la necesidad de extraer de nosotros, de dejarlos correr por el mundo), me gusta ver que provocan reacciones.
Sigue escribiendo, porque si no, ¿a quién leeríamos?

mami ginger dijo...

Sí es cierto que soy madre de ginger, pero no lo digas a nadie
(es un secreto) je je

Nacho dijo...

Venga, venga ...déjate de rollos. Te dejabas de chica tu diario en el cuarto de baño para que lo leyéramos tus hermanos. Y, encima, te enfadabas.

Ana dijo...

Buenas!
No sé si alguna vez te había dejado saludo o comentario. En cualquier caso aprovecho para hacerlo, para agradecerte tu "reciprocidad" y para decirte que me gusta lo que cuentas y cómo.
Yo empecé con el blog "en cerrado" (imagino que como casi todos), después perdí parte del pudor y lo abrí a todos publicando entradas bastante "asépticas" compartiendo simplemente gustos y ocios varios - música, cine, poesía, lecturas ... - hace dos días dí el salto a personalizar emociones y me encantó recibir respuesta y comentarios. Ayuda sentirte escuchado y las opiniones y ánimos ajenos, ayuda también verbalizar.
Un beso.

UnaExcusa dijo...

Arwen, pues obviamente, hablo de mí y de mis cosas: lo que ocurre es que vosotros formáis parte de mis cosas. Y a mí también me gustan las respuestas...

Mami Ginger, pues encantada de conocerte :P

Nacho, qué fuerte me parece... Arghhh.

Ana, la verdad es que viene bien verbalizar y dar saltos para que te lean otros. Es curioso comprobar cómo se crean grupos "bloggeros", de gente que lee más o menos los mismos blogs. Es un mundo raro, éste, y atrayente. Gracias por lo que dices del mío.

Ana dijo...

Sabes que me resulta - también - especialmente curioso? (ya pensaré más con detalle sobre el tema), las dificultades que podemos tener para dar ese "salto" de hablar de las emociones con la gente más cercana (puede ser que esté relacionado con el miedo a ser juzgado? por la necesidad de mantener un rol? por prejuicios?... (mañana lo pienso, mañana será otro día). Lo que sí encuentro en esos "grupos bloggeros" es identidad de pensamiento, preocupaciones y disfrutes. Eso es más complicado (por lo menos en número) en la vida real (que no virtual) no te parece?.
Un saludo.

UnaExcusa dijo...

Pues supongo que será por el miedo a ser juzgados, por el miedo a ser incomprendidos, por el miedo a que los demás se alejen si saben cómo es nuestro yo oculto... Por el miedo, en definitiva.
Yo, al final, he acabado pensando: "coño, no soy tan terrible". Claro que antes, mucho antes, una buena, una buenísima amiga mía me dijo: "No juzgarías a otra persona tan duramente de estar en tu lugar". Y es que soy experta en machacarme. Será por eso por lo que me gusta el boxeo.