jueves, 13 de octubre de 2011

Muffins, dos recetas

No, este no es un blog de cocina. Más que nada porque yo como solo carne a la plancha y pescado al vapor y estoy todavía intentando averiguar qué cosas me sientan bien y qué cosas me sientan mal. Sí: como tantos otros yo también tomo "mesalazina". Antes no conocía esa palabra y ahora no puedo vivir sin ella. En esas dietas que pululan por internet dicen que a los enfermos de colitis ulcerosa (oui, c'est moi) les sienta mal todo. El marisco, el jamón, el chocolate, el vino tinto. Vamos, lo hermoso de la vida. Porque yo, he descubierto, sin Coca-Cola puedo vivir. Pero sin jamón no. Y sin chocolate, en su justa medida, tampoco...

Muffins de chocolate.


La receta de los muffins de chocolate no tiene ninguna complicación. No la voy a copiar porque es exactamente la misma que la que nos cuenta Bea Roque en El Rincón de Bea, blog de repostería que recomiendo encarecidamente. Gracias a ella, o por su culpa, me he enamorado de la KitchenAid, los moldes NordicWare y las galletas decoradas. Rezo todos los días porque no le entre una temporada cupcake. O sí. Lo estoy deseando.

Lo único que hice fue añadir a los ingredientes líquidos un chorrito de extracto de vainilla. Riquísimos. Doy fe. Acabo de desayunarlos.

Muffins de chocolate blanco y almendras.

Esta es una adaptación de una receta de Muffins de chocolate blanco y nueces de Macadamia que, sin embargo, yo he adaptado porque la otra vez la masa quedó pastosa. Así que sí la pongo. No sé de quién es: pensé que la había cogido de Trotamundos, o de Uno de Dos, pero ahora creo que es de Auro...

La cantidad de muffins que se obtienen y el tiempo de horneado, digo yo que dependen de los moldes de muffins. Yo compré uno maravilloso de Dr Oetker, que muestro aquí:


La receta:

Ingredientes.

300 grs. harina
80 grs. azúcar
80 grs. mantequilla (derretida)
200 grs. chocolate blanco. Usé uno fantástico, marca Valrhona, que me ha reconciliado con el chocolate blanco. Qué cosa más rica.
150 grs. almendras picadas ecológicas (la receta original es con nueces de Macadamia, pero no había en el supermercado al que fui y encontré estas almendras que ya estaban picadas). Son de Bioterra y extremeñas. Haciendo patria.
250 ml. leche entera
1 huevo
2 cucharitas y ½ de postre de polvo de hornear (los que no somos cocinillas lo conocemos como "levadura Royal", pero en realidad, la levadura Royal no es levadura. En otras recetas también lo encontraréis como "impulsor". Ay, cuánto tiempo pasó sin que yo supiera qué era aquello de "impulsor")
1 pizca de sal
2 cucharaditas (de las de café: no tengo cucharaditas americanas -aún- para medir) de extracto de vainilla, comprado en Taste of America... una tienda que es una especie de paraíso anti-culpabilidad...



Preparación:
Precalentar el horno a 180ª, preparar las bandejas de muffins. Yo las engrasé con mantequilla derretida en el microondas y un pincel de silicona, bien engrasaditas. No les puse papel a estas. A las de chocolate negro sí.

Picar el chocolate blanco. A temperatura ambiente, con un buen cuchillo y una tabla de madera, se hace muy bien.

Tamizar la harina, la levadura y la sal. Yo uso un colador de estos grandes de rejilla, como los de colar la leche, pero tamaño grande. Reservar.

Con una batidora de varillas, mezclar el azúcar y la mantequilla. Luego, añadir el huevo y batir bien.

Añadir la harina poco a poco integrando. Yo fui añadiendo un poco de harina y un poco de leche, un poco de harina y un poco de leche. Y así hasta que está la masa.

Luego se echa el chocolate blanco cortadito y la almendra picada. Se integra con una cuchara.

Llenamos los moldes. No hay que llenarlos enteros, sino a tres cuartas partes de su capacidad. Se hornea durante 30 o 35 minutos. Esto depende de los hornos, por lo visto, porque cada horno, dicen los entendidos, es un mundo. En el mío fueron 30 minutos. Pero vais a saber si están porque se pinchan con una aguja y, si sale limpia, es que están listos. Luego se saca el molde del horno. Se espera un poco, unos tres o cuatro minutos. Se vuelcan los muffins en una rejilla y se dejan enfriar.

Yo, para conservarlos bien, uso unas latas de galletas de La Cure Gourmande que tienen carbón activado y absorben toda la humedad.

Ea, que disfrutéis.

8 comentaron:

megacampiona dijo...

Pues no es un blog de cocina porque no quieres, que bien podrías hacer uno. Yo quiero probar todos tus muffins :)

chocolate fanatic dijo...

Que buena pinta las muffins de chocolate, para chuparse los dedos..

Lisa Fedo dijo...

yo quieroooo
yo quieroooooo
yo quierooooooooooooo

Manuel Barranco dijo...

Y el cafelito ese que tenemos pendiente... Digo yo que ahora podría ser un buen momento...

Carlos dijo...

¡Hey! , trae de esos "pa" Madrid

Los viajes que no hice dijo...

Megacampiona, es que yo sé hacer pocas cosas. Pero creo que hay por ahí una foto de mi primer pan... Tengo que volver a hacer pan...

Chocolate fanatic, las dos son de chocolate... aunque creo que el chocolate blanco NO es chocolate, sino otra cosa. Yo prefiero el chocolate de verdad. Están riquísimas, sí.

Lisa, son facilísimas de hacer... Y se tarda poquísimo...

Manolo, tengo que hacer muchas más que me han encargado. Ahora estoy de vacaciones, pero cuando vuelva a Badajoz llevaré un cargamento...

Carlos, de aquí al jueves que nos veamos, están duras como una piedra :P

Arwen dijo...

Jajaja, está claro que cualquier cosa del aparato digestivo te hace dejar de comer más o menos lo mismo... Yo descubrí que no puedo vivir sin chocolate. Me pasé casi dos años sin probarlo, pero no puedo. Ahora me doy algún que otro capricho, siempre intentando que no coincida con alguna de mis crisis de acidez por culpa de la hernia de hiato, que me deja afónica.
Y los muffins, ¿qué quieres que te diga? Me los comería todos.

Los viajes que no hice dijo...

Arwen, yo también me los comería todos... Ay, como dice la Pupe: Veinte años a dieta y cada día estoy más gorda...