martes, 13 de septiembre de 2011

Por dentro

No te voy a decir qué, pero te he permitido hacer cosas que jamás le había dejado hacer a nadie.


He aprendido un sinfín de cosas en tres noches. Que, si pido, se me da, y yo doy si me piden. Que hay canciones que puedo repetir como un mantra para que todo esté bien y todo sea posible, para ahuyentar los miedos que me vuelven el estómago de revés y de golpe; que me bastan unas horas para saber -para saber realmente- que quiero estar a tu lado cuando vengan dadas, porque van a venir dadas muchas veces. Que puedo volver a reírme como una niña chica, que mi piel se ha vuelto infinita, un ente que está fuera de mí y que no puedo controlar cuando me tocas por dentro, como tampoco controlo los sonidos, como tampoco controlo las palabras.

De momento, sé que él tiene mucha suerte. Me aprendí esa frase de Nuria de memoria, antes de llegar, entre lágrimas, para irme el lunes constatando, de nuevo, lo mal que se me dan las despedidas, porque me he pasado la vida despidiéndome de sitios, y de gente, de los que no quería irme.

Sé, también, que eres tan inteligente que no hace falta que te explique algunas cosas, porque ya las intuyes y eso me lo hace mucho más cómodo. Que, cuando me respondes, yo me abandono. Que la curiosidad y la ternura que me produce saber de ti se pueden volver tenazas cuando me doy cuenta de que nunca haré cosas contigo. Que voy a escribir para recordar, cuando lo que voy a recordar jamás podría explicárselo a nadie: un pliegue de tus labios, un par de olores, cientos de expresiones de tu cara, un rato de cosquillas, el agua cayendo; el color de tus ojos al sol, la forma en que brillan cuando adivino los nombres de personajes de cómics contigo, lo capaz que eres de terminar todas las frases y todas las historias.

De momento, sé que yo, también, tengo mucha suerte.

13 comentaron:

Arwen dijo...

Pues ya era hora. Eres muy mayor :P
Me alegro. De todo. Y sobre todo, de que vaya a haber más momentos. Disfruta cada uno. Y sí, él tiene mucha suerte.

Los viajes que no hice dijo...

"Él tiene mucha suerte".

A mí me encanta verme con vuestros ojos.

Gracias, cariño. Muchas gracias.

Random Harvest dijo...

No he entendido el texto porque es críptico, pero... ¿amor?

Los viajes que no hice dijo...

No, no es amor. Tampoco es sexo solo, creo. No sé qué es. Posiblemente sea un acierto. O sea un error. No sé qué es.

Random Harvest dijo...

Pero, me refiero, ¿hablas de haber iniciado una relación sentimental?

Los viajes que no hice dijo...

No, no hablo de haber iniciado ninguna relación sentimental. Yo no gasto de esas cosas.

Luc, Tupp and Cool dijo...

¿Gastar? Las relaciones no se gastan. Son infinitaaaaaas. :)

Venga, díle a Dood de que se trata, viajerita.

Los viajes que no hice dijo...

¡Pero si es que no he iniciado nada!
Y a veces sí, ¿no? Las relaciones sí se gastan...

Luc, Tupp and Cool dijo...

Gastar, en el sentido de que se agoten por el uso, creo que no. Otra cosa es que algunas se rompan, otras caduquen, otras se pierdan...

Random Harvest dijo...

Creo que hay mensajes que nunca llegaré a entender. Pero no todos se han de entender, ¿no? Y no siempre la gente quiere que la entiendan.

:)

Los viajes que no hice dijo...

Pues mira que es fácil de entender este mensaje...

Roy Batty dijo...

Las relaciones se gastan, claro que se gastan. Y también desgastan.

Pero es lo que hay.

Los viajes que no hice dijo...

Yo también creo que las relaciones se gastan.
Solo algunas.
Otras pueden afianzarse con el tiempo.
Otras son imposibles.
Otras se rompen porque uno lo decide y el otro no quiere.

:-)