lunes, 6 de junio de 2011

De 2007 a 2011




En 2007, escribí ocho cosas que no he hecho últimamente o nunca y que me apetecen.
He sonreído mucho al verlo.

1.- Vivir completamente sola en un espacio abierto que pueda considerar propio. Y no me refiero a comprar una casa. Yo con un piso amueblado (pero amueblado bien: nada cutre) me conformo.
Ya vivo sola, desde hace un par de años. Y desde el primer día pienso que se me tiene que ir mucho, mucho, mucho la cabeza para volver a compartir mi espacio con alguien.


2.- Viajar. Viajar sola. Que eso es un problema, porque soy mujer. Me refiero a viajar, no a desplazarme para ver a los que están lejos. Y me refiero a viajar sola porque no tengo pareja y me temo que no voy a tener a nadie con quien viajar.
Me fui a Nueva York. Y me voy a París.


3.- Ponerme a dieta. Tener la suficiente fuerza de voluntad para ponerme a dieta y perder los treinta kilos que me sobran (que todo el mundo dice que no son tantos, pero son treinta, os lo digo yo, que soy la que los peso) y estar monísima de la muerte. Bueno, monísima no. Delgada. Que es distinto. En fin: que esto no me apetece una mierda, pero tengo que hacerlo.
Estoy en ello. He perdido seis kilos. Me siguen sobrando 24.

4.- Tener un trabajo de lo más estable, con unos horarios definidos, con tiempo libre para ir al gimnasio, leer, cocinar y asumir lo que pienso que es "una vida adulta" y que algunos de mis amigos (algunos de mis amigos con casa propia, pareja y queriendo tener niños, que tiene bemoles la cosa) definirían como "una vida burguesa".
No tengo trabajo estable, pero sí horarios definidos. Mi vida tampoco es adulta. Creo.

5.- Leer. Leer sin que nadie ponga la tele, sin que nadie te moleste porque estás muy callada (¡coño, estoy leyendo!) y escribir en las mismas condiciones.
Hecho. Vivo sola.

6.- Aprender a mirar para hacer fotos (que debería ser cuando tenga un trabajo estable por fin y pueda ahorrar para comprarme una cámara digital réflex).
Tengo dos réflex. Sigo sin saber hacer fotos. Sé mirar fotos, pero no mirar a través de un visor.

7.- Ir a Suiza y tomar un café con una persona a la que no voy a ver nunca. Esto lo quiero desde hace siete años y no va a ocurrir, pero lo sigo queriendo. Antes vivía en Madrid, ahora en Suiza, así que me cae más lejos. Pero tuve la mala suerte de conocerle por internet y él no conoce a nadie en la vida real a quien haya encontrado por la red. Así que me moriré sin oírle la voz ni ir con él al cine ni mirar un atardecer extremeño lila. Y la verdad es que genera una frustración horrorosa. Se pasa con el tiempo, porque ya hace siete años y no afecta tanto. Pero desgasta que es una barbaridad. A él no, digo: te desgasta a ti. Que es peor, dónde va a parar.
Eso sigue igual. No la he visto nunca ni la voy a ver. Han pasado once años. Por el camino, me encontré con otro con el que tampoco me voy a tomar un café.

8.- Esto... No se me ocurre nada. Aprender. Ésa es la octava. Aprender muchas cosas. Más bien, aprender todas las cosas, porque desde hace no sé cuántos años -no lo quiero ni pensar- estoy completamente plana y estancada.

Se supone que aprendo, pero nunca tengo la sensación de estar aprendiendo nada.

7 comentaron:

Luis Carlos dijo...

No vas por mal camino, no.
:)

Espero que añadas más puntos con el tiempo, si no, no tendría sentido y si que te aburguesarias de verdad.

Un abrazo!

Miguel Photo dijo...

Está bien tener retos y mejor está cumplirlos.

Y tú lo estás haciendo. La semana que viene me explicas cómo. Delante de un café.

Manuel Barranco dijo...

La felicidad: andar el camino.
Y ver que los amigos andan el suyo.
Y que de cuando en cuando se crucen.

Anónimo dijo...

Punto siete: efectivamente, nada de lo que de verdad duele se olvida nunca. TE acostumbras o te resignas al dolor, pero olvidarlo, no.
Sin embargo, en algunos de los otros puntos tienes motivos para el consuelo, si no para la felicidad.

B.

aplicedu dijo...

Y que hay de dejar de fumar? Muchos tenemos objetivos de este tipo, pero al menos tú tienes la mayoría cumplidos.
Entre las cosas que a mí me gustaría conseguir ahora mismo, estaría... dejar de fumar (a no ser que al final, fumar no haga daño a la salud, por lo cual seguiría fumando como un carretero... pero como que veo que no...), adelgazar también 10 kilos que me sobran (y no son kilitos... son kilos), y conseguir vivir en una ciudad europea, tipo Bruselas o Bélgica.
Me siento muy identificado contigo en lo de tener un espacio amplio para tí sólo. Y sobre todo lo de vivir sólo.
Y mi mayor deseo... tener más tiempo libre, conservando un sueldo claro (no se trata de tener más tiempo libre estando en el paro... eso no lo quisiera).

Anónimo dijo...

Que pases un buen dia. Saludos desde Christchurch (Nueva Zelanda).

Juan Carlos

Los viajes que no hice dijo...

También dejé de fumar... :-) Pero no era un objetivo.

Tengo amigos persistentes.