sábado, 7 de mayo de 2011

Al otro lado



No voy a encontrarte.
Pero miro tus fotos. Un beso, una caricia, una voz que me gusta como me gustan tus manos.
Hago una lista con todas las cosas que no haré.
Viajaré a dos ciudades buscando rascacielos, una niebla, caminar hacia el agua, un edificio plateado que brilla como brillan los tapacubos de los coches, una cupcake de zanahoria y un parque con tableros de ajedrez.

Quiero cruzar contigo el puente de Brooklyn.

11 comentaron:

pinceladas de mi día a día dijo...

Hermosas y a la vez,tristes palabras...
A veces,la melancolía se apodera de nosotros...

Y que tal si haces una lista de cosas que si harás?

Un abrazo.

Un placer leerte.

migrante dijo...

Y si quieres cruzar el puente de Brooklyn con esa persona, ¿por qué no lo haces?. Yo crucé el atlántico para disminuir la distancia en 9700 km, y te aseguro que en estos dos años no me he arrepentido.
Un beso.

Los viajes que no hice dijo...

Pinceladas, tienes razón. Haré una lista de las cosas que sí haré.

Migrante, porque esa persona no quiere. :-(

Ana A. dijo...

Melancolía concentrada en pocas palabras que dicen todo. Complicado, dulce y triste. Genial (a pesar de ser a costa de una emoción)
Mil besos besos.

fan dijo...

me gusta tu blog , tu forma de escribir y sobre todo New York City , un sueño en blanco en negro como en la película " Manhatan ".

migrante dijo...

¿Cómo que existe alguien que no quiere cruzar el puente de Brooklyn contigo?, debe ser un extraterrestre!.
Besos y ánimo.

Los viajes que no hice dijo...

Ana, otros mil besos besos ;-)

Fan, a mí también me gusta. New York City. Me gusta mucho.

Migrante, pues existe, existe. Para que veas. :-)

Luis Carlos dijo...

Quizás debieras dejar de dudar.
A tí no te hace falta nadie. Por una vez no hablo literalmente y uso una expresión común.

Haz la lista de cosas que vas a hacer. Lo demás...

Un abrazo.

Los viajes que no hice dijo...

"A ti no te hace falta nadie".

Eso dicen.

Lo he oído tantas veces que estoy por creérmelo.

Voy a hacer la lista de cosas que sí haré. Prometido.

Luis Carlos dijo...

Ni a tí ni a nadie.
Son los que si necesitan los que intentan convencernos, por disimular su debilidad (sí, yo lo asocio con eso, en parte), que nosotros también necesitamos alguien. Como ellos. Que somos iguales todos.

A veces, nos obligan. A los que nos gusta estar solos, a secas y sin la dichosa coletilla, nos llaman raros.

A mí, insisto, me parecen débiles.
Una por otra.

Esto daría para mucho, y no es plan.

Un abrazo.

Los viajes que no hice dijo...

Eso lo sé. Me he pasado la vida oyendo que estoy buscando una pareja. Yo. Buscando. Pareja. Que cuando me enamore. Que a mí me encantaría. Etc.

Y también me parecen débiles.