lunes, 4 de abril de 2011

Después


Después de los besos, los abrazos, las miradas. Después de que te claves dentro de mí. Después de atenazarte con mis piernas. Después de que me inundes. Después del abandono y los gemidos. Después del cansancio y las lamidas y las chanzas. Después de que disfrutes, justo después, podrías hacerme una de las cosas que más me gustan.

Cuéntame tu historia.

Imagen de remed_art.

13 comentaron:

VÓMITOS dijo...

Pero,¿debo contar mi historia ya, directamente?, ¿O hay que seguir la cronología del post?

Los viajes que no hice dijo...

Hay que hacerlo todo tal y como lo pone. :P

Random Harvest dijo...

No entiendo esta entrada. ¿Se supone que es colaborativa o algo?

Los viajes que no hice dijo...

No, cariño. Básicamente, lo que significa es que después de echar un polvo, quien sea me cuente su historia.

Random Harvest dijo...

Jo, qué lío. Entiendo que quieres que te contemos lo que pasa después de todo eso que has narrado en unas cuantas líneas y que, por supuesto, es diferente en cada pareja. Que contemos lo que nos hacen "después de" que nos gusta. A mí siempre me gusta lo de "después de", soy de fácil conformar.

Pues bien, romperé el hielo.

Mmmmmm, después de todo eso siempre tocan más caricias, normalmente en la cara o el pelo. Me recorre las orejas, las mejillas y la nariz con las yemas de los dedos, besa mis labios con solo un roce. Me pide que le abrace para sentirme recuperar el aliento. Me dice que me quiere y que siempre estará conmigo porque con nadie se siente así. Me besa el pelo y la cabeza, me vuelve a acariciar y me pregunta varias veces si es así como me gusta, si me ha gustado todo. Me hace bromas y chistes, me toma el pelo mientras intenta buscarme las cosquillas que no tengo y al rato me tapa porque él tiene frío y yo no. Después de eso pasan unas dos horas entre sueñecitos cortos y besos en la boca y el cuello. Mimos, al fin y al cabo. A mí me gusta, claro. Me gusta que cerremos los ojos y apoyar mi cabeza en su pecho para que él la acaricie y la bese mientras juega con mi ombligo.

Los viajes que no hice dijo...

:)

No. A ver: el texto se refiere a un "tú" con el que "yo" acabo de echar un polvo. Y le digo que, después de echarme un polvo, me cuente "su" historia. Que me cuente quién es. Que me cuente un cuento que no le haya contado nunca a nadie.

Pero tu "después" me parece de lo más hermoso y de lo más bonito. Y me alegro tanto de que te esté pasando todo esto...

VÓMITOS dijo...

Huummm. Muy interesante este post. Pero si se trata de contarte una historia a ti después de echar un polvo contigo...

VÓMITOS dijo...

Huuuummm, interesante y excitante post. Pero si se trata de contarte una historia a ti después de echar un polvo contigo... Me temo que me quedo sin contarte la historia.

Los viajes que no hice dijo...

¿No tienes una historia que contar?

Random Harvest dijo...

Me siento gili entre tanto comentario personal :P. Como siempre, no me he enterado de na...

Los viajes que no hice dijo...

Qué va. No es comentario personal. Tú ya sabes que, sin verte, todo el mundo se quiere acostar contigo.

¡Y no me refiero a ti, me refiero a un "tú" general!

Si no te enteras, preguntas. Si no preguntas, nunca te enteras ;)

Y además me ha gustado mucho tu respuesta.

Anónimo dijo...

Me parece el momento perfecto para que se cuente esa historia ;-)

Un blog y una entrada interesante.

Saludos, Isa R.

Los viajes que no hice dijo...

Gracias. :)