lunes, 15 de septiembre de 2008

Más feliz aún


¡Mi sobrino va a nacer!
¡Mi sobrino va a nacer!
(Quién me ha visto y quién me ve, Dios).

12 comentaron:

Random Harvest dijo...

Que vaya todo bien y que salga como tiene que salir. Ánimos también a la madre, que los va a necesitar. Y mimitos para los dos.

:)

Cable Hogue dijo...

¡Cuánta felicidad en este blog!

Felicidades :)

Suntzu dijo...

¡Que sea cortito (que me parece que no)! Y que duela lo menos posible. Y que venga bien, que estén los dos bien.

Y tú que lo disfrutes, tita.
Un beso.
Felicidades.

Anónimo dijo...

¡¡FELICIDADES!!

Que todo vaya muy bien.
Un abrazo enorme, Náufraga

Luc, Tupp and Cool dijo...

¡Enhorabuena, tiísima!

Si la última línea la divides... es como un villancico:

¡Mi sobrino va a nacer!
¡Mi sobrino va a nacer!
Quién me ha visto y quién me ve

Dios.


...Es bromilla, es bromilla ;)

FLaC dijo...

Bueno, pues que vaya todo bien y mantennos informados, para que te podamos dar la enhorabuena. Un besazo, viajera.

Anónimo dijo...

Un nacimiento representa el principio de todo - es el milagro del presente y la esperanza del futuro.

Los bebés nacen con ojos dispuestos a ver todo lo precioso, abrazar todo lo alegre y querer sin condiciones con todo su corazón.

Felicidades por el nacimiento

maripol dijo...

Aqui estamos a la espera de conocer la grata noticia de que ese niño ya haya nacido.
El nacer es la aventura viajera mas emocionante del ser humano.
Felicidades y feliz viaje

Portorosa dijo...

Mucha suerte, Viajes, que salga todo muy bien.

Un beso.

Ulyanov dijo...

espero que vaya todo genial, que tu sobrino y su madre estén estupendamente, y a ti se te caigan km de baba y felicidad.
Un beso muy muy grande

glauka dijo...

¿YA?
Cuéntanos!!!!!!

(la vida da muchas vueltas, todavía te quedan un montón, asique no te preocupes ;))

Los viajes que no hice dijo...

Random, todo ha ido muy bien y la madre sí que necesitó ánimos, aunque aún me tiene que contar TODA la experiencia...

Cable, muchas gracias...

Suntzu, un día entero de partos... Lo disfrutaré. Besos.

Náufraga, gracias, gracias: ha ido bien y es guapísimo.

Tupp, ¡me voy a poner a componer canciones!

FLaC, ya me la puedes dar.

Anónimo, gracias.

Maripol, ya ha nacido. Estoy feliz.

Portorosa... me encanta verte por aquí.

Ulyanov, se me caen ya y todavía no le he visto...

Glauka, sí, sí, ahora os cuento.

Y procedo a contar, para todos:

Se desplazaban las horas lentas de un 15 de septiembre, a las que siguieron las horas más lentas aún de un 16. Y ese día nació Hugo, después de haber acabado con mis nervios. La noticia me la dio una amiga que lloraba como una magdalena y se había plantado en el hospital con su ramo de flores (ella que podía y que fue mis ojos) y luego me mandó fotillos y aquí estoy. El viernes que viene le veo. He escrito toda la historia de su nacimiento, pero no la he podido colgar en el blog. De hecho, no sé cuándo la podré colgar, porque el viernes salgo de trabajar y me voy a verlo inmediatamente. Y el fin de semana que viene tengo bodorrio. Así que esto estará sin actualizar algún tiempo más... Lo siento. El reader ya os avisará de cuándo el relato está listo. Muchas gracias a todos.