miércoles, 19 de septiembre de 2007

Te quiero

No se puede desterrar el miedo, ni la angustia de la espera, ni el deseo de (buenas) noticias, ni las elucubraciones; ni podrás hacer nada para calmar el dolor, salvo estar y abrazar, ni vencerás la impotencia ni la rabia ni la pena ni sabrás contestar a las preguntas.

Sólo escribes, como si fueran posible las palabras. Y, cuando ya sabes, quieres que diez horas y media de viaje pasen pronto y abrazarla y abrazarlos y fundirte. No vamos a calmar el dolor, porque sólo podemos hacer eso. Abrazar, decir te quiero y volver a abrazar y esperar y repetir te quiero y abrazar.

No podemos hacer nada, pero queremos estar para hacer sólo eso. Estar, abrazar, decir te quiero y volver a abrazar fuerte, muy fuerte.
Ya sabes: que no puedas respirar.

10 comentaron:

Arwen dijo...

Mismo abrazo, mismo amor, aunque por ahora sólo puedan ser desde aquí. Dale uno de los de no poder respirar de mi parte...

Tamaruca dijo...

Los abrazos fuertes que no te dejan casi ni respirar es lo único que alivia un poco el dolor del amor, es cierto.
Muchos besos.

Anonymous dijo...

Por mi parte, no doy casi nunca abrazos, sólo mi prima me los daba, y me sentía rara, corte, o yo q sé, será la falta de costumbre, soy así y por mucho q me quieran cambiar, creo q no podrán.
Eso de te quiero, le diria a un portugués, aunque creo q no soy correspondida, ni una llamada.
Soy pura raza catalana, o eso creo, aunque mi padre tiene sangre de malagueña, ya q su madre lo era.

Algún consejo para cambiar y empezar a dar abrazos sin sentirse una marciana?
Recuerdos.
MARIADO

Aprendiza de risas dijo...

Me has recordado los abrazos largos y profundos ante las puertas de un quirófano, en espera de noticias halagüeñas, esos abrazos tibios, mudos pero con tantas palabras que no puedes ni escuchar en esos momentos.

Llevo mucho tiempo viéndote en comentarios de amigos comunes. Hoy he decidido entrar a visitarte. Un placer.

Besos,

UnaExcusa dijo...

Arwen, se lo di. El tuyo y el de mucha gente más. La compañía siempre se agradece. Y el amor.

Tamaruca, y el dolor de las ausencias, de quienes no volverán.

Mariado, bienvenida y prueba: son beneficiosos, relajan y reconfortan.

Aprendiza, bienvenida también, gracias. De eso era de lo que hablaba. De los abrazos y el amor en los malos momentos...

Cascorr@ dijo...

Increíble. Precioso. EXACTO. Nada más que eso te puedo decir.

Un beso grande.

UnaExcusa dijo...

Un beso grande, también, Cascorr@...

Anonymous dijo...

UNA EXCUSA,

Te comento q no soy nueva, sino q antes tenia el nombre de tigris, eso de probar, sabes q me pasa es mejor no tener amigos, ya q cuando se van al otro mundo duele demasiado, y si si has crecido con ellos desde la infancia, aun m´´as, en f´´in. Recuerdos a sv... y a todos.

UnaExcusa dijo...

Bueno, pues para no liarnos te agradezco que firmes, o te registres, o algo...

Se permiten comentarios anónimos, por pura y dura cuestión de facilitar el "trabajo" a los demás: el trabajo de hacer comentarios, se entiende. Pero eso no quiere decir que los anónimos me gusten.

César R. Lino A. dijo...

Cuando abrazamos (y apretamos) a la persona que amamos sentimos en el pecho cierto escozor, escozor que es sinonimo de amor. Chauuuuuu